Cayó 26% el gasto de familias en el Buen Fin

El año pasado 24% de los hogares mexicanos compró algo durante ese periodo; en 2014 la cifra es de 22%, revela estudio.
Los supermercados incrementaron 8% sus ventas.
Los supermercados incrementaron 8% sus ventas. (Omar Franco)

México

Las familias gastaron cerca de 26 por ciento menos en la edición 2014 del Buen Fin, indicó la firma mexicana de investigación de mercados De la Riva Group.

En la campaña de promociones y descuentos realizada del 14 al 17 de noviembre pasado, los hogares destinaron en promedio 3 mil 856 pesos, mientras que en 2013 fueron 5 mil 202 pesos, lo que da mil 346 menos de gasto.

Es de subrayar que el año pasado, 24 por ciento de los hogares mexicanos realizó compras en ese fin de semana largo, mientras que en 2103 fue de 22 por ciento.

La encuesta realizada en el país evaluó 800 casos entre hombres y mujeres mayores de 18 años, cuyo resultado mostró una percepción por parte de los consumidores de que en la edición 2014 hubo menos descuentos.

Los encuestados señalaron que mientras en 2011 los precios bajaron 26 por ciento en promedio, en 2014 percibieron 14 por ciento de descuento, casi la mitad.

Datos de Grupo Financiero Monex indican que la cuarta edición del Buen Fin reportó crecimientos en ventas de tiendas iguales y en establecimientos participantes de 13.7 por ciento y 20.4 por ciento, respectivamente, aunque éstos reportaron 6.7 por ciento menos en comparación con 2013.

De la Riva Group encontró que la compra a meses sin intereses se mantuvo en una proporción similar de 8 por ciento de los participantes a la edición anterior, en tanto que solo 1 por ciento realizó compras por internet.

Nueve de cada 10 se enteraron del Buen Fin, mientras que uno de cada cuatro compró algún artículo en esa fecha, con una respuesta afirmativa de 24 por ciento, frente a 76 por ciento que no realizó algún desembolso en esa campaña.

Ropa, calzado y electrónicos (audio y video) fueron los artículos más comprados en dicha edición, con 11, 8 y 7 por ciento, respectivamente.

Por su parte, los electrodomésticos (licuadoras, batidoras, planchas), juguetes y telefonía registraron preferencia en 3 por ciento cada uno, mientras que en muebles fue de 2 por ciento.

Por su parte, los videojuegos —discos, cartuchos, no consolas— tuvieron una participación de 1 por ciento, mientras que otros artículos acumularon 2 por ciento.

Respecto al año pasado, creció la compra de ropa, al pasar de 7 a 11 por ciento, mientras que el calzado duplicó la cifra, al aumentar de 4 a 8 por ciento.

Liverpool, El Palacio de Hierro y Sears fueron las tiendas departamentales más frecuentadas, en tanto que Walmart, Soriana y Chedraui, entre otros supermercados, tuvieron un aumento en la afluencia de 8 por ciento.

Las tiendas de artículos Elektra y Hermanos Vázquez, por mencionar algunas, tuvieron una preferencia de 3 por ciento.

Las compras a meses sin intereses fueron similares a las de otros años, pues mientras que en 2012 fue de 8 por ciento, en 2013 bajó a 6 por ciento, para recuperarse en 2014, con 8 por ciento.