El gasto, mayor en lujos que en la canasta básica

El consumo en tiendas departamentales y restaurantes creció cuatro veces más que las compras en autoservicio, revelan reportes.

México

Pese a la desaceleración económica de 2013, a los mexicanos no les importó gastar su dinero en tiendas departamentales y restaurantes del país, pues este tipo de consumo creció cuatro veces más que lo que se incrementaron las ventas en las tiendas de autoservicio, también conocidas como de consumo básico.

De acuerdo con la información de las compañías de consumo que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores, en promedio, las ventas de las tiendas de autoservicio se incrementaron 2.8 por ciento, mientras que los ingresos de las de consumo discrecional, como departamentales y restaurantes, crecieron 11.1 por ciento.

A mitad de año el Banco de México (Banxico) señaló que en el segundo trimestre de 2013 se intensificó la desaceleración  de la economía mexicana que se había presentado desde la segunda mitad de 2012, afectada por la debilidad de la demanda externa e interna.

En este contexto, en 2013 los ingresos totales de Walmart aumentaron 3.2 por ciento, con respecto a 2012; mientras que los de Soriana subieron 0.4 por ciento, los de Comercial Mexicana 3.1 por ciento y los de Chedraui 3.8 por ciento.

Sin embargo, tomando en cuenta las ventas mismas tiendas (las de unidades con más de un año de operación), las de Walmart  cayeron 1.3 por ciento y las de Soriana 2.2 por ciento, mientras que las de Comercial Mexicana se elevaron escasamente 1.1 por ciento, con relación a 2012.

Al respecto, Soriana indicó que el año 2013 estuvo marcado por una clara tendencia de la desaceleración del consumo familiar, mientras que Chedraui explicó que sus ingresos se beneficiaron por las nuevas aperturas y  por el desempeño de las ventas en Estados Unidos, lo que contrarrestó el incremento marginal de las ventas mismas tiendas en México; Comercial Mexicana, por su parte, señaló que en la última parte del año se continuó percibiendo debilidad en el consumo.

En contraste, Alsea, empresa que opera establecimientos como Starbucks, Domino’s Pizza y California Pizza Kitchen,  entre otros, registró un incremento en ventas de 16.3 por ciento, en tanto que CMR, empresa controladora de cafeterías, restaurantes y bares cuyo giro es el relacionado con la llamada “comida casual” registró un crecimiento de 10.5 por ciento en ingresos.

Alsea explicó que sus ventas estuvieron favorecidas por la expansión en el número de unidades y el crecimiento de las ventas mismas tiendas, impulsadas a su vez por el incremento en el ticket promedio, como consecuencia de las diferentes estrategias comerciales y de precios implementados, mientras que CMR se benefició de un mayor cheque promedio.

Por su parte, los ingresos de Liverpool crecieron 11.9 por ciento y los de Palacio de Hierro 5.4 por ciento. Los primeros favorecidos por incrementos en ventas de mercancías, ingresos de la división de crédito, así como por un crecimiento de doble dígito en el arrendamiento.

Por su parte, Palacio de Hierro señaló que sus ventas estuvieron beneficiadas de estrategias comerciales implementadas en cada una de las áreas de negocio, a pesar de la desaceleración generalizada de la economía mexicana observada durante el año.  




[Dé clic sobre la imagen para ampliar]