En dos años Pemex debe tener permisos para importación

Con la apertura del mercado de las gasolinas Pemex, al igual que cualquier otra empresa interesada en importar el combustible para venderlo en el país deberá contar con premisos de importación.
Pemex
Pemex (Milenio Digital - Archivo)

Ciudad de México

Petróleos Mexicanos y sus empresas subsidiarias tienen hasta el 31 de diciembre de 2016 para obtener los permisos de importación de gasolina y diesel.

Los dueños de estaciones de servicio que quieran importar gasolina para venderla al público en general, a partir del 1 de enero de 2017, podrán obtener los permisos de importación para este combustible, de acuerdo con información del convenio “Unidos en la transformación energética de México” que firmaron Pemex y la Organización Nacional de Expendedores de Petróleos (Onexpo).

Para que los dueños de estaciones de servicio, obtengan el permiso de importación  deberán cumplir con las disposiciones jurídicas aplicables y tener los permisos para operar el expendio. Estos últimos permisos serán otorgados a  partir del 1 de enero de 2016.

Para las estaciones de servicio

Antes de esta fecha, a más tardar el 31 de diciembre de 2015, se establecerán las disposiciones administrativas para regular el diseño, construcción, operación y mantenimiento de las instalaciones destinadas al expendio de petrolíferos, además del diseño, construcción, operación y mantenimiento de equipos e infraestructura para las actividades de transporte, almacenamiento y distribución de petrolíferos.

Esta etapa de transición hacia la importación de gasolina, también implica nuevas disposiciones para fijar el precio por litro de gasolina.

Respecto a la regulación de precios, en la Ley de Hidrocarburos se dispuso que a partir del 1 de enero de 2015 y, como máximo, hasta el 31 de diciembre de 2017 el pecio al público de gasolinas y diesel será determinado por el ejecutivo federal.

Precio de la gasolina y diesel

A partir del 1 de enero de 2018, los precios se determinarán bajo condiciones de mercado, es decir se liberará el precio de los combustibles tomando como referencia los mercados internacionales.

Según el acuerdo que firmaron Pemex y los afiliados a la Onexpo los contratos de suministro que suscriban Petróleos Mexicanos, sus empresas productivas subsidiarias o sus empresas filiales no estarán condicionados a la celebración de contratos de franquicia, ni limitar a las partes del contrato de suministro a darlo por terminado de manera unilateral, en tanto se presenten condiciones de competencia efectiva.

A través del convenio que firmaron Pemex y los gasolineros, los dueños de las franquicias reconocen que tendrán “que realizar esfuerzos y acciones para adaptarse  conforme la apertura del nuevo mercado”.