7 gasolineras del Valle de Toluca reportan desabasto de combustible

De acuerdo con los despachadores de dichas estaciones de servicio, Pemex les ha retrasado el suministro de combustiblespor lo que han tenido que cerrar la venta por alrededor de tres horas.
El regidor panista de Durango, Carlos Segovia, aseguró que el "desabasto de gasolina podría ser inducido".
No surten el combustible. (Gilberto Lastra Guerrero)

Toluca

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) en el Valle de Toluca realizó visitas de verificación en diversas gasolineras de Metepec, Toluca y Zinacantepec para detectar si reportan desabasto de gasolina y diésel, tal y como ha ocurrido en otros estados de la república. De las 7 de las 12 gasolineras que visitaron los inspectores reportaron desabasto.

"Las cinco restantes están trabajando sin problemas y surtiendo a los consumidores como habitualmente lo hacen", informa la dependencia a través de un comunicado.

De acuerdo con los despachadores de dichas estaciones de servicio, Pemex les ha retrasado el suministro de combustibles (diésel y gasolina) por lo que han tenido que cerrar la venta al público por alrededor de tres horas. Cuatro negocios que tienen problemas están ubicados en Toluca, dos en Zinacantepec y uno en Metepec.

Personal de Profeco colocó carteles informativos en las gasolineras que tienen problemas para advertir a los consumidores, a quien solicitó reportar cualquier irregularidad en el servicio.

De acuerdo con Pemex el abasto de gasolinas en el país se regularizará en los siguientes dos a tres días, pues cuentan con seis días de inventario y tienen barcos esperando a ser descargados, lo único que tienen que hace es moverlo hacia la región del Bajío.

El abasto óptimo dependerá de que no hayan más tomas clandestinas. El suministro de combustible dejó de ser problema en Aguascalientes, pero los cuatro estados en que la empresa está concentrada son San Luis Potosí, Guanajuato, Michoacán y Zacatecas.

La paraestatal pidió a la población considerar que además de severas afectaciones a la salud, las compras de pánico y la acumulación de combustible en bidones y garrafones provoca sobredemanda, lo que dificulta la recuperación del equilibrio entre el surtimiento y el consumo. "La idea es que la gente adquiera únicamente la gasolina que habitualmente requiere, y hacerlo directo en la bocatoma de sus vehículos".

RAM