• Regístrate
Estás leyendo: Gaseros van por mercado de los vehículos "limpios"
Comparte esta noticia
Lunes , 20.08.2018 / 04:39 Hoy

Gaseros van por mercado de los vehículos "limpios"

Asociaciones aseguran que el LP emite 50% menos monóxido de carbono que la gasolina.

Publicidad
Publicidad

Por diferentes frentes trabajan para ganar terreno en ese mercado. Octavio Pérez, presidente de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Gas LP y Empresas Conexas (Amexgas), ha dicho que en los siguientes cinco años se puede triplicar el número de vehículos que usan ese hidrocarburo, para alcanzar el millón de unidades.

Mientras que el presidente del Comité de Gas Natural Vehicular y director comercial de Gazel, Luis Felipe Echavarría, apunta que de

8 mil unidades que se tienen con este combustible, se puede incrementar hasta 700 mil; de hecho se cuenta con un plan maestro para la apertura de mil estaciones de carga en cinco años.

El mayor jugador de gas natural de México —Fenosa— pretende desarrollar 10 nuevas estaciones e integrar el servicio en gasolineras de Pemex.

Sin embargo, el panorama de demanda de combustibles pone a esos hidrocarburos con una participación mínima, según las prospectivas de la Secretaría de Energía.

Entre 2014 y 2029 se estima que el autotransporte aumente 58 por ciento la demanda de combustibles, al pasar de mil 82 millones de barriles de petróleo crudo equivalente (mbdpce) en 2014 a mil 709 en 2029.

Del volumen total previsto para 2029, las gasolinas seguirán siendo las de mayor demanda, al representar 55.6 por ciento, mientras que el diésel será de 36 por ciento, resultado de su uso intensivo en el autotransporte. El consumo de ambos combustibles significa 91.5 por ciento de la demanda, el resto se distribuye entre turbosina, con 7 por ciento; el gas LP, con solo 1.4, y el gas natural, con una participación marginal de menos de 1 por ciento.

El parque vehicular aumentará 29.6 por ciento en esos 15 años, lo que significa 9.2 millones de unidades más, principalmente de motor a gasolina y diésel, y en menor medida a gas LP y gas natural comprimido.

Pero al parecer estos dos últimos segmentos encontraron su puerta de entrada con la contingencia ambiental que aqueja a la CdMx, pues respecto al gas LP, diferentes asociaciones aseguran que emite 50 por ciento menos monóxido de carbono que la gasolina y tiene una capacidad de carburación superior a la del gas natural.

Este último hidrocarburo tiene menos emisiones que los combustibles tradicionales; 80 por ciento menos hidróxidos de carbono, 95 menos óxidos de carbono y 35 por ciento menos óxidos de nitrógeno.

El gas LP no es una tesis ni una propuesta que estamos lanzando a ver si pega, es una solución que ha sido probada en numerosas ciudades, entre ellas Seúl, Tokio y Estambul, es la elección en cuanto a transporte público y combustibles alternos, aunque no pretende desplazar a la gasolina, indicó la Amexgas.

Echavarría dijo que si bien se apunta al futuro por vehículos eléctricos, el presente es el gas natural. Los ahorros que pueden generar para el consumidor los dos hidrocarburos respecto a la gasolina y el diésel son de 30 por ciento con gas natural y de 20 por ciento con el LP.

Ambas organizaciones se han acercado a los gobiernos de la CdMx y del Estado de México para convertir flotillas de taxis y transporte público, pero también hacen un llamado nacional “para disminuir la contaminación”.

Hace apenas unas semanas la Asociación de Distribuidores de Gas LP del Interior (Adigas), la Asociación de Distribuidores de Gas LP (ADG), la Asociación de Distribuidores de Gas LP del Noreste (Asocinor) y la Cámara Regional del Gas (Camgas) entregaron una propuesta a los gobiernos de la Ciudad y del Estado de México para la transformación y adaptación del sistema de carburación de casi 400 mil vehículos de uso intensivo de gasolina, entre ellos taxis, flotillas de reparto y unidades de transporte público.

Infraestructura

La presidenta de la Asociación Mexicana de Gas Natural, Tania Ortiz, reconoció la necesidad de construir más infraestructura para que ese hidrocarburo llegue a los usuarios, por lo que destaca las licitaciones de gasoductos del gobierno federal para duplicar la red actual.

Ángel Larraga, presidente de Fenosa, indicó que la actividad de la distribución no ha progresado de manera importante, pues el rezago de construcción de gasoductos ha dejado fuera zonas como el sur y este del país.

Y es que para abastecer las estaciones hace falta esa infraestructura, por lo que dijo que los empresarios realizan inversiones de entre 150 y 200 millones de dólares anuales.

El presidente de la Adigas, Víctor Figueroa, destacó en ese sentido las ventajas competitivas que tiene el gas LP frente al natural, pues se puede almacenar y transportar de una manera más fácil y se requiere menos capital.

Lo mismo pasa con el número de estaciones en el territorio nacional, pues existen mil 200 para gas LP y solo 19 para gas natural, toda vez que la inversión requerida tiene una diferencia importante entre ambas, pues la primera puede demandar alrededor de 400 mil pesos y la segunda necesita hasta 40 millones de pesos.

[Dé clic sobre la imagen para ampliar]

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.