Gabriel Arrillaga: “Vincular universidades y empresas es el reto”

Con la reforma energética se abrieron oportunidades laborales en México. Sin embargo, no existe oferta suficiente de gente capacitada para los puestos técnicos, clave en el desarrollo de la industria
Gabriel Arrillaga. Director regional de recursos humanos para Siemens
Director regional de recursos humanos para Siemens (Foto: Mónica González)

La demanda y oferta de técnicos en el país es desigual, desde el sector privado, ¿qué se requiere para hacer frente al desequilibrio?

El tema es la vinculación. El mundo vive un tema delicado, hay crecimiento en industrias que ofrecen vacantes, pero también un gran número de graduados desempleados.

Se necesita proyectar lo que requiere el país y cómo se motiva a la fuerza laboral que va a graduarse. El tema es cómo te vinculas y de qué forma aseguras, como país, industria y sociedad, proyectar las vacantes o necesidades. Seguro habrá errores porque el mundo cambia, pero los ajustes serán menores a cuando no se proyecta. Desde mi punto de vista así es como las compañías podemos apoyar.

Ya llegaron las empresas que requieren mano de obra calificada. ¿Cuál es la estrategia a corto plazo para equilibrar la falta de técnicos?

La vinculación rápida. En Siemens estamos a punto de firmar un acuerdo con el Conalep, donde aparte del área técnica, los jó- venes desarrollan sus conocimientos y habilidades de liderazgo. Cuando un joven tiene la oportunidad de entrar a una compañía, vivir y experimentar metodologías de trabajo, se fortalece.

¿Con cuáles instituciones, además del Conalep, tiene contacto Siemens?

Trabajamos con la UNAM en una materia que se va a llamar “Siemens”. Con el Politécnico Nacional tenemos “Días Siemens”, donde ejecutivos exponen temas de interés a nivel técnico de liderazgo y recogemos currícula. Tenemos una vinculación con algunas universidades privadas. Además somos una de las compañías que tiene inversiones en entrenamiento más fuertes per cápita a nivel global.

Se percibe a los técnicos como si algo les “faltara”, pero se les remunera más que a los especializados, ¿cómo se puede mostrar lo necesarios que son?

Es una responsabilidad compartida entre institutos, gobierno y compañías. La carrera técnica en México debe ser mercadeada de forma distinta. La obligación de las compa- ñías es crear programas de compensación. Estas posiciones técnicas en muchos países, y ya se tienen buenos ejercicios en México en Siemens o Pemex, es donde el conocimiento técnico da el rango salarial de una dirección ejecutiva. Eso muchos de los jóvenes no lo saben. La carrera técnica en Mé- xico se percibe como “no pude tener una licenciatura”, cuando en realidad son valoradas y premiadas en el mundo profesional.

¿El sector energético en México es el más importante para Siemens?

Todas las carreras tienen la misma importancia, el tema es prioritización. Con la reforma energética estamos haciendo una mayor inversión de tiempo y expertise, y de mayor vinculación, para ver cómo vamos a lograr lo mejor que el mercado pueda ofrecer en la próxima apertura.

¿Cuál es el reto de la educación en México y el gran paso que se ha dado?

El gran reto es la vinculación preventiva y efectiva entre instituciones académicas, gobierno y sector privado para alinear el talento y el requerimiento. Las tres claves del avance son la reforma en educación, ese es el gran paso, y es muy bien vista por el sector privado. Otra clave son los programas que administra Conalep. Y la tercera es la mayor consciencia en el sector privado de que esto se trata de una responsabilidad compartida.