México necesita más MBAs

Más profesionistas con una maestría en negocios ayudarían a las empresas grandes a encontrar sus futuros líderes y a las Pymes a crecer.
Del aula a la “Corner Office”. Claudia Amezcua y Ernesto Bolio, directores del IPADE, afirman que los reclutadores los llaman buscando candidatos para convertirlos en futuros directivos.
Del aula a la “Corner Office”. Claudia Amezcua y Ernesto Bolio, directores del IPADE, afirman que los reclutadores los llaman buscando candidatos para convertirlos en futuros directivos. (Foto: Octavio Hoyos)

Gerardo Herrera tiene un MBA y dice que en el país debería haber más profe­sionistas con esta maestría. No solo lo dice como gra­duado de un posgrado en administración de negocios, sino como director de Comunicación de RiskMathics, una sociedad establecida en México que ofrece capacitación y training de alto nivel desde 2005.

Hay una fórmula que vale la pena conocer. En México hay 1.5 estudiantes de MBA por cada 1,000 millones de dólares de PIB, mientras que el promedio en países con los que compite Méxi­co es de 7 estudiantes y naciones como Corea llega hasta a 30, según datos de Funed, una orga­nización enfocada en apoyos económicos para áreas económico administrativas.

“Actualmente hay muchas personas que tie­nen un MBA, pero el mercado los demanda constantemente, además, yo diría que el prin­cipal problema está en aquellos que estén capa­citados para apoyar a las Pymes, dice Herrera.

De acuerdo con María Elisa Rojas, directora ejecutiva de Funed, el área económico admi­nistrativa presenta un rezago en cuanto a per­sonas con este perfil, aún cuando el MBA es una de las maestrías con más demanda para obtener financiamiento e irse a estudiar, por ejemplo, a las principales universidades a nivel global. “Es un área en la que se requieren muchos es­tudiantes, hay un rezago importante”, afirma.

Un Master of Business Administration (MBA) o maestría en administración de negocios, es un programa dirigido a profesio­nales que ya cuentan con al menos tres años de experiencia laboral.

Estudiando en México

En nuestro país la oferta de escuelas que ofre­cen una maestría en administración de ne­gocios es amplia, tanto a nivel público como privado.

“Hay muy buenas opciones, pero hay carac­terísticas en los rankings que no todos cumplen como el que sean de tiempo completo, por ejemplo”, agrega la ejecutiva del Funed.

De acuerdo con datos de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), en el país cerca de 80 organizaciones educativas ofrecen la maestría en administración de negocios. Si se consideran maestrías en administración o en alta dirección y otras similares, la cifra sube a cerca de 300 instituciones.

Asimismo, la matrícula en 2015 de MBA fue de más de 10,000 estudiantes y los graduados ascienden a entre 2,500 y 3,000 cada año.

En México, según el ranking elaborado por la revista Expansión, en 2015 la mejor universi­dad para estudiar un MBA es, igual que deter­minó el FT, el IPADE Business School.

La formación y el sueldo

Durante la formación del MBA, a los estudiantes se les dan herramientas para realizar un cambio en su carrera o impulsarlos a alcanzar puestos de mayor responsabilidad dentro de una empresa, coinciden algunas de las definiciones dadas a conocer por las instituciones que los ofrecen.

Pese a que en México entre 2,500 y 3,000 personas se gradúan al año en esta especialidad los requerimientos son mayores, pues ahora es óptimo que tengan la especialización en un área específica como finanzas, recursos humanos, ope­raciones o alta dirección, explica Federico de Vi­cente, director de Michael Page, empresa en­cargada de contratar talentos para las compañías.

“Cuando una empresa reclutadora busca a las personas que contratará para un puesto directivo en las diversas áreas no pide como requisito un MBA. En realidad la característica más importan­te es la experiencia, pero si hay mayor nivel de especialización tienen más oportunidades de pasar a la siguiente etapa”, comenta de Vicente.

Los especialistas coinciden que aunque estudiar un MBA aún no es indispensable para subir en el organigrama laboral, sí cotiza mejor a quienes quieren aspirar a un puesto directivo.

“El número de personas en México con este máster es reducido lo cual te destaca al buscar trabajo”, agrega el ejecutivo de Michael Page.

Esto puede verse reflejado en el salario. “El sueldo promedio de un recién egresado de MBA en México es de 50,000 pesos. Esto pue­de variar de acuerdo con la experiencia de cada uno, pues las organizaciones los contratan por el talento y la experiencia previa que tienen. A veces, a personas de la misma generación les ofrecen una posición distinta dentro de la em­presa”, comenta Claudia Amezcua Peña Alfaro, directora de admisiones del MBA en el IPADE.

El salto salarial llega unos años después. Un graduado del INSEAD, por ejemplo, a los tres años de graduarse del MBA aumentan su ingreso es 96%.

En México, dice Amezcua, a los tres o cinco años de la graduación el ingreso también da un brinco. “Hay organizaciones que nos llaman en busca de candidatos o talentos y nos dicen que serán los futuros directores. Reclutan por un perfil de competencia, más que de conocimientos o experiencia previa”.

Un MBA que ayude a la empresa

Los CEOs en México invierten constantemen­te en capacitación de sus empleados. Pero es una estrategia costosa para que una empresa alcance su estrategia de crecimiento.

“Debemos formar a los nuevos líderes que van a encabezar organizaciones comple­tamente diferentes con nuevos modelos de empresa de los que hoy estamos acostumbra­dos”, dice Mónica Flores, directora de Man­power en México y graduada del IPADE.

Los especialistas en recursos humanos re­comiendan generar nuevos talentos pero tam­bién consideran que es importante que cuen­ten con las herramientas que el mercado necesita.

“Cuando alguien decide estudiar un MBA debe pensar global, no es una cuestión local, en un mundo donde los negocios ya no son locales sino con operaciones globales, tanto en ventas como en proveeduría es necesario pensar global”, explica Flores.

Organizaciones que se dedican a impulsar es­tos estudios, como Funed, toman en cuenta este ranking de Financial Times, por ejemplo, pues consideran que es uno de los más completos.

“Priorizamos las que están en los 20 prime­ros lugares que cada año son más o menos los mismos e incluso en México solo damos apoyos para estudiar en el IPADE que es la única insti­tución mexicana que aparece en el ranking y lo hacemos porque es el programa que mejor coin­cide con lo que buscamos impulsar”, comenta María Elisa Rojas, de Funed.

Con información de Ana Estrada