Ignacio Caride: “Estoy feliz que Amazon haya llegado a México”

MercadoLibre tiene 3 millones de visitas al día, 800 mil transacciones al mes y 18 millones de usuarios registrados. Además 85% de los productos que venden son nuevos, y 95% se venden a precio fijo. 
Ignacio Caride, CEO de MercadoLibre México
Ignacio Caride, CEO de MercadoLibre México (Foto: Cortesía)

En 16 años, ¿cuál ha sido la evolución de Mercado Libre?

Somos una compañía de tecnología, un ecosistema de comercio electrónico. MercadoLibre tiene varias unidades de negocios: la página para comprar y vender -MercadoLibre-; la plataforma de pago -MercadoPago-; y la plataforma de logística -MercadoEnvíos- que hacemos con DHL. Tenemos también la unidad de clasificados donde hemos comprado: AutoPlaza, un sitio de vehículos, después Guía de Inmuebles y este año Metros Cúbicos. Hoy somos el jugador más importante en clasificados. Además tenemos MercadoShops, una plataforma para que las Pymes tengan su página y vendan con nuestras facilidades. Así tenemos control absoluto sobre la experiencia.

¿Ahora incursionan también en el depósito?

Sí, lo abrimos este mes para almacenamiento. Un vendedor ahora solo debe conseguir el producto y publicarlo, luego puede enviar su inventario al depósito en el Estado de México, cerca del almacén logístico de DHL, y despreocuparse.

Hace cinco años abrieron su tecnología, ¿por qué?

Somos creyentes de los ecosistemas abiertos. La gran diferencia es Apple y Google, la última es Android y lo da gratis a las empresas, Apple solo está en Apple. Nuestra lista de lo que queremos hacer en la empresa es interminable y no tenemos la capacidad con nuestros 400 desarrolladores. Al abrir podemos subcontratar y permitir que pendientes de nuestra lista sean desarrollados por alguien más que pueda hacer un negocio, de algo que nosotros no íbamos a hacer porque no era tan prioritario. Mercado Libre trabaja sobre sus propias APis y nos permite crecer a estos volúmenes y velocidades.

Lo monetizamos teniendo tiendas oficiales que antes no podíamos, como Elektra con su inventario, lo mismo con Phillips, Disney y Famsa.

¿Cuál ha sido su crecimiento?

No los revelamos, pero crecemos a doble dígito desde hace varios años. Todavía hay mucho por crecer.

eBay y Amazon llegaron a México, ¿fue un apretón de tuercas para ustedes?

No, el pastel del e-commerce en México es tan chico que hay espacio para que entren todos los que quieran y hagamos crecer el pastel sin quitarle mercado a nadie. Yo estoy feliz de que haya llegado Amazon a México, porque van a sumar a más gente que compre en internet y eso es lo que debemos hacer: crecer. Un día comprará con Amazon, otro conmigo. Nosotros estamos tranquilos de que brindamos una excelente estrategia, los que recién llegan deben darse a conocer.

¿Cuál es el reto?

Que todos nos preocupemos por vender una excelente experiencia. Porque cada comprador que tenga una mala experiencia lo perdimos todos, no solo quien haya dado la mala experiencia.

Otro es innovar. En esta industria si no estás innovando constantemente corres el riesgo de que venga alguien y muy rápido te haga desaparecer. Hay muchos casos: Blackberry, Nokia, Motorola, MySpace. Es una industria hostil en ese sentido, pero que está todo por inventarse. ¿Quién iba a imaginar que más de 60% de nuestro tráfico iba a pasar por móviles?

¿Más compras en el futuro?

Creemos en el país y hemos invertido con muchas compras. Siempre estamos mirando qué hay en el mercado, en toda la región, y si creemos que aporte a nuestro ecosistema o que podamos darle más impulso, seguramente lo compraremos. Dinero no nos falta. Lo que medimos siempre es: ¿podemos competirle o conviene comprarle y traernos el know-how?