Río de Janeiro 2016: las Olimpiadas que Slim cambió

Mientras la TV abierta pierde audiencia, América Móvil apuesta a la transmisión digital para hacer de Río de Janeiro 2016 los juegos más vistos de la historia.
América Móvil adquirió en marzo de 2013 la licencia exclusiva del Comité Olímpico Internacional (COI) por los derechos de transmisión de la justa deportiva para todas las plataformas en América Latina, con excepción de Brasil.
América Móvil adquirió en marzo de 2013 la licencia exclusiva del Comité Olímpico Internacional (COI) por los derechos de transmisión de la justa deportiva para todas las plataformas en América Latina, con excepción de Brasil. (Foto: Shutterstock)

Ciudad de México

Televisa y TV Azteca enfrentan un panorama complicado en 2016, año olímpico. En el primer trimestre, las dos cadenas na­cionales de televisión abierta tuvieron una caída conjunta en los ingresos de publicidad por 206 millones de pesos respecto al mismo periodo del año pasado (145 millones de Televisa y 61 de TV Azteca). Para ambos representó una caída de alrededor de 3%.

Además, en enero pasado el Instituto Federal de Telecomunicaciones presentó el Informe Estadístico del Tercer Trimestre de 2015, en el que destacó la caída de 6% en el consumo de televisión abierta entre 2013 y 2015.

La puntilla a este difícil arranque de año la dio su rival América Móvil, de Carlos Slim, en voz de Arturo Elías Ayub. El director de UnoTV y Claro Sports, anunció el 27 de abril que no había aún un acuerdo —“y se ve difícil faltando ya menos de cien días llegar a algo”— para que las dos cadenas nacionales de televisión abierta transmitan los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

América Móvil adquirió en marzo de 2013 la licencia exclusiva del Comité Olímpico Inter­nacional (COI) por los derechos de transmisión de la justa deportiva para todas las plataformas en América Latina, con excepción de Brasil. El acuerdo incluyó los Juegos Invernales de Sochi 2014 en Rusia, y que ya transmitió la firma a través de sus plataformas digitales, pero no se reveló el monto.

Elías Ayub, también director de Claro Sports, explicó que en México los televidentes podrán disfrutar la justa olímpica (que se realiza­rá del 5 al 21 de agosto) de manera gratuita a través de Claro Sports y Claro Video, así como por los canales de televisión pública 11 y 22.

En televisión de paga, las cadenas deportivas estadounidenses ESPN, de The Walt Disney Company, y Fox Sports, de Fox & News Cor­poration, adquirieron los derechos.

Ambas cadenas llegaron a un acuerdo con América Móvil en enero de 2014 para la re­transmisión en América Latina (excepto Brasil) a través de sus canales de televisión restringida y sus plataformas digitales. La negociación con Televisa y TV Azteca desde entonces no rindió frutos. “Hubo pláticas y muy interesantes, pero en el estira y afloja no se pudo”, explicó Elías Ayub.

Para Gabriel Sosa Plata, especialista en tele­comunicaciones, la oferta a través de televisión de paga, canales públicos de tv abierta y los medios digitales no garantiza la misma cobertura para los mexicanos que tendrían los Juegos Olímpicos si se transmitieran a través de Te­levisa y TV Azteca.

“Va a tener una cobertura importante, pero no alcanzan la que tendrían las cadenas nacio­nales, así que no van a ser unos juegos que puedan ser vistos por toda la población mexicana. Los medios digitales siguen siendo, si no de pocos, no para la mayoría. Hablamos de 50% de la po­blación que tiene acceso a internet, pero por hogares, no pasamos de 35%”, señaló.

Apuesta por los millennials

La edición de Londres 2012 fue vista por cerca de 4,000 millones de espectadores a nivel mundial, y Timo Lumme, director de Televisión y Marketing del COI, reconoció que fueron los primeros Juegos Olímpicos de la historia más seguidos por retransmisiones de internet que por la televisión tradicional.

De acuerdo con Fuse, firma de análisis de contenido de OMD, especialista en soluciones de comunicaciones, hasta 71% de los televi­dentes de entre 16 y 34 años sintonizaron la competencia londinense, la mayoría a través de internet. Del total de audiencia, 59% vio el evento al menos en alguna ocasión a través de plataformas multimedia.

Elías Ayub aseguró que Río de Janeiro 2012 serán los juegos más vistos de la historia gracias a los medios digitales. “Ahora vamos a tener, todos los mexicanos, la forma de ver los Juegos Olímpicos cuando queramos, donde queramos y ver lo que queramos”, afirmó.

Héctor Quispe, director de CID Consulto­ría, firma especializada en estudios de merca­do aplicados al deporte, aseguró que Grupo Carso, a través de América Móvil, toma un alto protagonismo en el marketing deportivo con una propuesta totalmente digital.

“Es una apuesta no solo por los millennials, sino por las generaciones que vienen. Es un golpe muy fuerte contra la televisión abierta. Claro Sports sabe que la televisión abierta tiene mucha experiencia; sin embargo, su apuesta es por contenidos digitales y dispositivos móviles y han capacitado a su personal para dar una oferta de calidad”, comentó.

Crecimiento digital

Mientras los reportes trimestrales de Televisa y TV Azteca muestran una baja en la venta de publici­dad, su principal fuente de ingresos. El Estudio de Inversión en Comunicación en Internet, de IAB México y PwC señala que la inversión publici­taria en Internet en México creció 32% en 2014, alcanzando 11,000 millones de pesos.

Asimismo, en su Entertainment and Media Outlook México 2015-2019, PwC prevé un cre­cimiento promedio anual de 16.4% en publicidad online entre 2014 y 2019, contra solo 7.6% de la inversión en TV.

De acuerdo con el estudio El Consumo de Video Mobile, una perspectiva de México y global 2015, de IAB, 58% de los usuarios mexicanos ven videos en su smartphone mientras ven televisión, por lo que la coexistencia de ambas platafor­mas es una realidad.

El análisis Futuro Digital México 2015 de comScore, publicado en julio pasado, señala que el consumo de video online en México creció 68%, y 77% de la población digital ac­cedió a estos contenidos.

Ingresos del COI

Ya en Londres 2012, y a pesar de los despliegues informativos, la audiencia no respondió como lo esperaban las televisoras mexicanas y no ratings de doble dígito salvo en la apertura y clausura, en el caso de Televisa, y ambas durante la final del torneo de futbol, en la que México venció 2-1 a Brasil para llevarse el oro.

En el tercer trimestre de 2012 TV Azteca reportó 14% en costos de producción, progra­mación y transmisión por los Juegos Olímpicos. Televisa también reportó un aumento en los costos de producción, pero no señaló porcentaje.

Ante este escenario, Gabriel Sosa Plata considera que la inversión de América Móvil es más en imagen y posicionamiento que una apuesta redituable económicamente, y el impacto para los ingresos de las televisoras será mínimo.

“Al parecer no habrá una participación muy relevante de deportistas mexicanos que se pu­dieran aprovechar en el ámbito de los negocios como para que afecte demasiado a las televiso­ras. Sí es un tema de imagen, porque los Juegos Olímpicos son muy importantes para los medios de comunicación, pero el entorno competitivo en telecomunicaciones se está transformando y hay otro tipo de prioridades”, afirmó.

Pero los medios tradicionales siguen apos­tando a grandes coberturas. ESPN México es el ejemplo. A partir del 26 de abril, a falta de 100 días para la inauguración olímpica, inició su despliegue informativo con enviados y pro­gramas especiales. Está previsto que el 30 de julio esté instalado ya el equipo de más de 300 personas, incluyendo talento, técnicos y pro­ductores, entre los que se cuentan cerca de medio centenar que se enviará desde México.

La firma desplegará cuatro estudios de transmisión para abastecer a sus tres canales que llevarán el evento a toda América Latina, y sumará a la transmisión analistas y comen­taristas de la región y de tres sedes en Estados Unidos: Miami, Los Ángeles y Bristol. La pau­ta publicitaria para el evento está práctica­mente vendida, aunque la firma no ha hecho públicos los detalles.

Por su parte, Fox Sports realizará también su despliegue informativo para cubrir el even­to para sus 55 millones de suscriptores en 19 países de la región.

La danza de los millones

Si algo distingue a la familia olímpica, aún por encima del espíritu deportivo, son las finanzas sanas. De acuerdo con Jacques Rogge, presi­dente del COI, en el periodo 2010-2012 el or­ganismo obtuvo ingresos por 3,900 millones de dólares por derechos de TV, y para 2014- 2016 se espera superar los 4,000 mdd.

Para los Juegos Olímpicos de Invierno Van­couver 2010, y de Verano Londres 2012, los ingresos totales fueron de 7,000 mdd. Los socios comerciales, entre los que destacan Coca-Cola, McDonalds, Samsung y Visa, dejaron una derrama de 957 mdd. Para el periodo que comprende Sochi 2014 y Río de Janeiro 2016 se espera que los sponsors, entre los que se cuenta Claro, superen los 1,000 mdd. Así que al menos en esta ocasión, Carlos Slim se llevará la principal tajada del negocio olímpico en México.