Christina Alfonso: “La inversión de impacto debe dar utilidades”

Madeira Global es una empresa de análisis e inversión de impacto en medio ambiente, social y gobernanza. La clave es combinar el rigor de los análisis tradicionales de datos con la especialización.
Christina Alfonso, CEO de Madeira Global
Christina Alfonso, CEO de Madeira Global (Foto: Cortesía)

¿Cómo inició la idea de Madeira Global?

El ímpetu de Madeira Global fue empezar una firma confiable e independiente para sus clientes. Vimos una necesidad en el espacio de inversión de impacto tradicional para cambiarla forma como se cumplen las necesidades del mercado y crear un cambio en la industria que se oriente más hacia los datos, un proceso más enfocado al análisis.

Ayudamos a los inversores y a quienes asignan activos a comprender el impacto de sus inversiones, tanto a nivel de activos como de carteras. Creemos que los factores no financieros, como la diversidad de los empleados y la eficiencia de recursos desempeñan un papel en el rendimiento financiero y tomamos seriamente nuestra responsabilidad para cuantificar los datos cualitativos más relevantes, para permitir que los clientes tomen decisiones de inversión informadas y logren sus objetivos de impacto.

Algunos ejemplos de estas inversiones son...

Dentro del sector de energía nos complace ver que hay un número creciente de empresas que enfocan sus esfuerzos en el desarrollo de tecnologías de recursos renovables, como la energía solar o eólica. En el sector inmobiliario vemos un aumento en el número de viviendas asequibles y asistencia para proyectos de vida enfocados en personas y familias de bajos recursos. En el de salud vemos innovaciones interesantes en áreas como la bioinformática y las herramientas de diagnóstico para la detección temprana de enfermedades. La lista es interminable, y los resultados de las perspectivas sociales y ambientales son alentadoras.

¿Cómo es diferente esta alternativa a la filantropía?

A diferencia de los modelos tradicionales de filantropía, que se apoyan en donadores para propósitos exclusivamente de caridad, la inversión de impacto se estructura como un modelo para tener utilidades, que, en teoría, tienen el objetivo de ser autosuficientes a través de sus ingresos. Como todas las formas de inversión, las de impacto y las tradicionales, el objetivo es lograr un rendimiento financiero que le permita a los negocios crecer.

¿Trabajan con empresas mexicanas?

Trabajamos con clientes que tienen inversiones mexicanas en sus carteras y realizamos una cantidad importante de investigación y análisis en esos activos, así como en sus cadenas locales de suministro y competidores locales en su sector. Esas inversiones varían en tamaño, van desde una primera etapa, o en crecimiento. Actualmente se concentran en los sectores agrícolas y de energía. Aunque en el pasado, también vimos inversiones en el sector financiero, en especial los pequeños negocios y préstamos peer-to-peer. Para muchos inversores en EU, México es un mercado muy atractivo por su gran tamaño y perfil demográfico.

Como una CEO mujer, ¿qué puede llevar a más mujeres a puestos de liderazgo?

Siempre he sido defensora de que haya mujeres talentosas en los puestos de liderazgo, en especial en campos que dominan los hombres, como las finanzas y la tecnología. Hay una datos duros que apoyan los beneficios para las empresas que ofrecen esas oportunidades. Siempre quiero alentar a más mujeres a que tomen papeles destacados, aunque creo que el verdadero diferenciador en el liderazgo no es el género, sino el impacto positivo que se crea para nuestras industrias, comunidades y sociedad a través de nuestras contribuciones combinadas.

Christina Alfonso es una de las participantes de Women’s Forum México este 27 y 28 de abril.

Más información en www.womens-forum.com