Bancos pierden 93 mdd por fraude en línea en México: IMEF

Se estima que la economía de internet genera anualmente entre dos mil y tres mil billones de dólares por lo que el cibercrimen extrae entre 15 y 20 por ciento del valor creado por internet.
80% de las empresas fueron víctimas de algún fraude en 2016.
El robo de información confidencial de los negocios es la tercera afectación más importante del cibercrimen. (Reuters)

Cancún, Quintana Roo

En México los bancos pierden hasta 93 millones de dólares anualmente, sólo a través del fraude en línea, de acuerdo con una investigación del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).

El documento titulado “Hacia una nueva economía: un enfoque disruptivo en los negocios”, expone que un estudio realizado por McAfee80 revela que el costo anual para la economía global del cibercrimen es de más de 400 mil millones de dólares.

En 2013 en Estados Unidos el gobierno notificó a tres mil compañías que habían sido “hackeadas”, pero la mayoría de los incidentes del cibercrimen no son reportados.

Se estima que la economía de internet genera anualmente entre dos mil y tres mil billones de dólares por lo que el cibercrimen extrae entre 15 y 20 por ciento del valor creado por internet, agrega.

Indica que la afectación más importante del cibercrimen es por el robo de propiedad intelectual e información confidencial de los negocios, ya que éstas tienen las implicaciones económicas más significativas.

El Departamento de Comercio de Estados Unidos reportó que el robo de propiedad intelectual (de todas las clases, incluido el cibercrimen) cuesta a las compañías estadounidenses entre 200 mil millones y 300 mil millones de dólares anualmente.

La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) estima que los costos de la piratería y falsificación de mercancías para las compañías es de 638 mil millones de dólares al año, retoma el IMEF en su publicación.

Expone que el cibercrimen financiero, el robo de activos financieros a través de ciberataques, es la segunda fuente de pérdidas directas; cuando hackers roban los datos de tarjetas de crédito de millones de personas llaman inmediatamente la atención.

Subraya que las leyes de protección de datos personales requieren que se reporte cuando la información personal ha sido comprometida.

Estos ataques pueden costar a las compañías atacadas más de 100 millones de dólares en costos de recuperación en grandes incidentes, aun cuando la cantidad obtenida por los cibercriminales es mucho menor, menciona.

Señala que el robo de información confidencial de los negocios es la tercera afectación más importante del cibercrimen y el ciberespionaje, ya que puede convertirse rápidamente en una ganancia.

La Ponencia IMEF 2015 “Hacia una nueva economía: un enfoque disruptivo en los negocios”, es un análisis integrado por siete capítulos, en respuesta a los progresos tecnológicos del entorno global, propios de la nueva economía.

En esta prevalece un fuerte enfoque hacia la economía del conocimiento y cómo esta va a impactar los procesos de producción, la productividad y la competitividad cuyo nuevo orden carece de fronteras y la conectividad digital es fuente de organización.