• Regístrate
Estás leyendo: Fraude con fondo de Malasia, gran prueba para la justicia de EU
Comparte esta noticia
Viernes , 20.07.2018 / 15:48 Hoy

Fraude con fondo de Malasia, gran prueba para la justicia de EU

La unidad especial estadunidense contra la cleptocracia hace esfuerzos para que el dinero sea devuelto a los contribuyentes, pero es un proceso largo.

Publicidad
Publicidad

David J Lynch

Cuando Malasia creó un fondo de inversión propiedad del gobierno en 2009, la idea era recaudar dinero para proyectos de energía, bienes raíces y turismo que generaran puestos de trabajo para la población. En vez de eso, las personas con información privilegiada desviaron miles de millones de dólares y se otorgaron apartamentos en Nueva York, un hotel de lujo en Beverly Hills y pinturas de Monet y Van Gogh.

Las esperanzas de los contribuyentes de Malasia de recuperar su dinero recaen en una unidad del Departamento de Justicia de Estados Unidos que se dedica a luchar contra la corrupción oficial. El mes pasado, en una serie de medidas legales, los fiscales federales actuaron para confiscar más de mil millones de dólares en activos que se compraron con los fondos que robaron al fondo soberano de Malasia conocido como 1MDB.

La batalla legal por esos activos es una prueba para la iniciativa contra la cleptocracia del Departamento de Justicia de EU con seis años de antigüedad, y que se enfoca en ganancias ilícitas que se mueven a través de los canales financieros de EU. Desde su creación en 2010, el programa ya congeló 2 mil 800 millones de dólares (mdd) que robaron funcionarios extranjeros en Corea del Sur, Guinea Ecuatorial, Taiwán y Honduras, entre otros países.

El caso de 1MDB representa los bienes confiscados por la unidad contra la cleptocracia con mayor valor y, si bien los fiscales detallaron múltiples transacciones financieras en el mundo en una demanda de 136 páginas, el camino legal por recorrer está lleno de obstáculos. “Puedo decirles por experiencia personal que los casos de corrupción de cualquier índole son difíciles”, dice Kendall Day, de 39 años, quien dirige la sección del Departamento de Justicia de EU de decomiso de bienes y lavado de dinero.

A la fecha, el Departamento de Justicia regresó a los legítimos propietarios solo 5 por ciento de los fondos que interceptó. Por lo general pasan varios años antes de que los fondos regresen a su país. Por ejemplo, en junio, EU regresó un millón 800 mil dólares a Taiwán, con lo que coronó una lucha legal que comenzó seis años atrás. “Todavía tenemos mucho por hacer en ese lado”, dice Day, quien procesó a Jack Abramoff, el cabildero, en un caso de corrupción en Washington en 2006.

Los desafíos legales que implican pueden ser apabullantes. Los fiscales sufren para convencer a los testigos extranjeros para que declaren contra funcionarios poderosos. Obtener documentos del extranjero también representa invocar tratados de asistencia legal mutua, un proceso que consume tiempo.

En muchos casos, incluido el asunto de 1MDB, los fiscales tienen dificultades para desenmarañar la red de empresas fantasmas y otros trucos legales que sirven para ocultar la propiedad. Algunos jueces estadunidenses se muestran renuentes a escuchar los casos de cleptocracia, creen que pertenecen a tribunales extranjeros, dijo Jack Blum, abogado de Washington que fue consultor anticorrupción para las Naciones Unidas.

Raymond Baker, presidente de Global Financial Integrity, un grupo de investigación sin fines de lucro, dice que el programa del Departamento de Justicia ayudó a que la vida sea más difícil para los cleptócratas. Pero dice que algunas veces métodos menos formales tienen éxito más rápidamente. Por ejemplo, en 2013, con una llamada telefónica Túnez recuperó 28 mdd que robó la esposa de Zein al Abidine Ben Ali, el dictador, quien fue depuesto dos años antes.

“El gobernador del banco central de Túnez llamó a su homólogo de Líbano. Lo hicieron sobre una base de relaciones personales”, dice Baker. “Líbano pasó por una serie de piruetas legales menores, obtuvo el dinero y lo regresó”.

Puede parecer extraño que los fiscales de EU se enfoquen en funcionarios extranjeros cuyos actos de corrupción se realizan a miles de kilómetros de tierra estadunidense. Pero el volumen de dinero sucio que fluye en todo el mundo amenaza la estabilidad de los mercados de EU, dicen los funcionarios. Más de un billón de dólares de fondos ilícitos salen de países en desarrollo cada año, de acuerdo con Global Financial Integrity.

La estabilidad y la liquidez de los mercados financieros de EU son un imán para el dinero corrupto. “Hay una razón por la que a los cleptócratas les gusta colocar sus activos en EU”, dice Day. “Pero el dinero especulativo realmente puede distorsionar nuestros mercados y crear riesgos para nuestras instituciones financieras”.

La lucha contra la corrupción también encaja con los intereses de seguridad nacional de EU. La corrupción florece bajo las mismas condiciones que ofrecen comodidad al crimen organizado o a los terroristas. “La actividad criminal literalmente es un destructor de los Estados naciones”, dijo John Kerry, secretario de Estado de EU, en mayo en la cumbre anticorrupción que se realizó en Londres.

Muchos casos de la unidad contra la cleptocracia implican impresionantes traiciones de la confianza pública. Sani Abacha, el fallecido gobernante de Nigeria, acumuló al menos 630 mdd en activos ilícitos con vínculos con EU. Los fiscales del Departamento de Justicia ganaron una sentencia en rebeldía de 480 mdd hace dos años, pero el caso aún está en apelación.

El asunto de 1MDB, que los fiscales de EU dicen que involucra 3 mil 500 mdd en fondos mal habidos, hace que los casos anteriores se vean pequeños. La oficina de Day supervisa la unidad contra la cleptocracia y un equipo independiente indaga a Goldman Sachs. Se investiga al banco por posibles violaciones a la Ley de Secreto Bancario en su manejo de dinero que se recaudó en tres acuerdos de bonos de 1MDB.

El fiscal dice que el enorme tamaño del caso de 1MDB no será algo único. En breve “habrá importantes acciones contra la cleptocracia en el extranjero”, dice. “La gente no debe suponer que esto es algo atípico”.

3,500 mdd

Valor de los bienes comprados con los recursos mal habidos del fondo soberano de Malasia, según EU

6

Años de operación que lleva la unidad contra la cleptocracia del Departamento de justicia de Estados Unidos

5%

Parte de los fondos interceptados por EU que ha regresado a sus dueños



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.