Cierran food truck parks en Guadalajara

Pierden empresarios entre 300 mil y hasta más de 500 mil pesos en camión.

Guadalajara

Hace dos años fue el boom de los food truck parks en Guadalajara, ahora la mayoría cerró sus puertas y los pocos que sobreviven están agonizando.

Se trata de parques donde se estacionan camiones que venden diferentes tipos de comida y que se convirtieron en una alternativa a la comida callejera.

Estos parques contaban con servicios de estacionamiento, baños y seguridad, Internet y hasta pantallas de televisión.

Sin embargo el alto precio de algunos platillos y los altos costos de las rentas provocaron que 20 lugares cerraran en los últimos meses.

Belén Ortega, inició hace dos años un food truck en uno de estos parques y actualmente tiene a la venta su camión.

"Lo trajimos hace dos años de Estados Unidos para operarlo en Guadalajara, pero como todo buen negocio en Guadalajara que prende después pasa de moda", explicó la emprendedora que operó el negocio Black Gold Angus

En dos años estuvo en el food truck parks de el Palomar y en el de Niños Héroes.

"Yo creo que sí fue por la saturación, los abrieron como si fueran Oxxos por donde quiera y en lo personal yo pienso que también hubo quienes abusaban de precios y dejaban mucho que desear su comida y la calidad", afirmó.

Adicionalmente los propietarios de los terrenos no buscaron promocionar el lugar o apoyos para sus inquilinos.

"Ellos mientras recibieran su renta estaba padre y no eran nada baratas, creo que debieron haber hecho más para mantener cierto nivel, promociones y publicidad, encuestas algo para acercar a la gente", dijo Belén Ortega.

El primer parque de la ciudad era el que se ubicaba sobre avenida Niños Héroes casi Chapultepec.

Este parque conocido como Food Truck Park Guadalajara fue considerado el primero en América Latina pero ya cerró.

Humberto Arath González, expresidente de la Food Truck Guadalajara Asociación, dijo que llegaron a operar 22 parques y había otros 10 en proyecto.

"En aquel momento muchos de esos proyectos no llegaron a operar, algunos estaban construidos, pero nunca abrieron sus puertas sobre todo en López Mateos", explicó.

Explicó que estos conceptos fracasaron porque no debieron haber estado en parques.

"A muchos locatarios no les permitían salir los camiones a eventos porque si salían los dueños de los terrenos decían que la gente no iba a asistir y los dueños controlaban las barras", sostuvo.

"Eso fue lo que hicieron, los acabaron con las rentas, los ahogaron con no darles movilidad es decir permitirles que salieron a eventos y les mataron el sueño y la ilusión de ir por las calles porque la idea del camión es ofrecer servicios por las calle", dijo.

Además dijo que hizo falta apoyo de parte de los ayuntamientos para promover estos espacios que son muy populares en otros países.

Señaló que los dueños de los parques también limitaron la venta de cerveza, refresco y otras bebidas a los camioneros.

"Se aprovecharon de esto y mataron a la gallina de los huevos de oro, acabaron con un modelo de negocio muy necesario para la ciudad", aseguró.

En enero de este año también cerró Punto Picnic, un food truck park ubicado en la Avenida del Servidores en Zapopan.

"Cerró porque a mí consideración se quemó el concepto, nosotros tuvimos un arranque mucho mejor que otros y de estar en la cima fue bajando y bajando", explicó Ramón Palos, socio de este proyecto.

SRN