Proliferan los fondos de inversión "patito"

Convencen de celebrar un contrato en el cual les confíen su dinero para constituir un grupo de inversión, mismo que puede generar intereses.
Constituyen fondos con el dinero de varios clientes.
Constituyen fondos con el dinero de varios clientes. (Juan Carlos Bautista)

México

Ante la previsión del banco suizo Credit Suisse de que en México crecerá de manera importante el número de millonarios, las casas de bolsa ya preparan su oferta de fondos de inversión, aunque el pastel ya no es solo de ellos, pues en los últimos años surgió la figura del asesor independiente, que recluta clientes y opera su propio fondo patito.

MILENIO contactó a uno de esos asesores, quien explicó que su forma de trabajar es básicamente conseguir clientes que tengan el suficiente capital para invertir; una vez que los detecta el objetivo es convencerlos de celebrar un contrato en el cual le confíen su dinero para constituir un fondo de inversión, mismo que eventualmente les generará intereses.

Precisó que la clave para convencerlos es mostrar los resultados obtenidos, los cuales, en su caso, son mejores a los que genera un asesor ligado a una institución financiera; una vez que constituye un fondo de inversión con los recursos de varios clientes, acude a la casa de bolsa que le cobre la menor comisión y opera en el mercado de forma directa, por lo que su propia comisión depende de la ganancia que dé a sus clientes.

Ricardo Gómez, director de inversión patrimonial de Finamex Casa de Bolsa, confirmó la existencia en el mercado de valores de esos asesores catalogados como independientes, debido a que no están respaldados por una institución bursátil; asimismo, añadió que en la mayoría de los casos forman parte de despachos de asesoría financiera, mejor conocidos en el mundo como family office.

Aunque no hay cifras exactas de cuántos despachos de este tipo hay establecidos en el país, debido a que no hay un registro oficial o alguien que se encargue de regularlos, una simple búsqueda por internet arroja cientos de despachos de asesoría financiera que ofrecen el servicio de consultoría en inversiones bursátiles.

Explicó que los despachos generalmente están conformados por agentes con experiencia, quienes reúnen a un grupo de personas y les brindan asesoría sobre cómo invertir en instrumentos bursátiles; otra forma paralela a la de constituir un fondo, según indicó el directivo, es que sea el mismo cliente quien celebre un contrato de inversión con una casa de bolsa y siga las recomendaciones del despacho.

Un asesor bursátil no necesita una carrera profesional, pero sí una licencia que lo avale, para ello debe aprobar un examen hecho por la Asociación Mexicana de Intermediarios Bursátiles (AMIB) que contiene temas de matemáticas, marcos legales y mercado bursátil, esto aunado a no tener antecedentes penales ni deudas. Posteriormente, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) otorga el certificado correspondiente.

No obstante esos requisitos para operar en el mercado de valores, los despachos pueden contar con asesores no certificados ante la autoridad, toda vez que solo dan sugerencias a los clientes, pero no participan directamente en la operación ni forman parte de una institución financiera.

La CNBV solo reconoce como intermediarios del mercado de valores a las casas de bolsa, instituciones de crédito, sociedades operadoras de sociedades de inversión, administradoras de fondos para el retiro, sociedades distribuidoras de acciones de sociedades de inversión y a entidades financieras autorizadas para distribuir.

“Es como si fueras con tu compadre y le preguntas qué hacer con tu dinero, te estás dejando asesorar y si le quieres pagar por ese servicio ya es cuestión personal, pero si quieres comprar instrumentos bursátiles ordenados, el dinero debe pasar por una institución financiera que sea socia de la BMV”, dijo el directivo.