FMI espera que TLCAN pueda mejorar y fortalecer relación de Norteamérica

El organismo consideró que imponer barreras a la integración en Norteamérica tendría un efecto muy negativo sobre la economía mexicana.

Washington DC

El Fondo Monetario Internacional (FMI) espera que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) se pueda mejorar y siga facilitando la relación comercial de los países que lo conforman; en tanto, las proyecciones para el país son favorables, gracias al impulso esperado de las medidas fiscales en Estados Unidos.

TE RECOMENDAMOS: FMI mantiene previsión de crecimiento para México

"Nosotros esperamos que el tratado de libre comercio con Estados Unidos siga mejorando y facilitando la integración económica en Norteamérica, que es ya muy fuerte, unas barreras a esa integración tendrían un efecto muy negativo sobre la economía mexicana, así que esperemos que se pueda mejorar el tratado y no cancelarlo", señaló el director adjunto del Departamento de Investigación del FMI.

En conferencia para dar a conocer las Perspectivas de la Economía Mundial, destacó que una parte importante de las exportaciones de México va hacia su vecino del norte y añadió que a la incertidumbre por el TLCAN se suman las tensiones por las próximas elecciones y los retos que la nueva administración va a tener que enfrentar.

Sin embargo, "México tiene en nuestras previsiones un efecto positivo que viene del hecho de que una reforma fiscal en Estados Unidos viene con una tasa de crecimiento más alta y eso se refleja positivamente en México", puntualizó el directivo del FMI.

Con respecto al desempeño de la economía mundial, el consejero económico y director de investigación del FMI, Maurice Obstfeld, indicó que ésta sigue mostrando un ímpetu generalizado, pero hacia adelante existen riesgos, tales como problemas de comercio entre países.

Explicó que parecer ser que las economías avanzadas tienen la percepción de que los beneficios de la integración comercial han sido erosionados y la desilusión de los electores eleva la posibilidad de acontecimientos políticos que puedan afectar la política comercial.

"En un entorno de conflicto comercial generalizado es probable que todos pierdan", expresó Maurice Obstfeld.

GGA