• Regístrate
Estás leyendo: Fitch pone a México en perspectiva “negativa”
Comparte esta noticia
Viernes , 25.05.2018 / 10:36 Hoy

Fitch pone a México en perspectiva “negativa”

La subsecretaria Vanessa Rubio descarta que este cambio afecte el flujo de inversión al país.

Publicidad
Publicidad

Silvia Rodríguez

La agencia Fitch Ratings pasó de estable a negativa la perspectiva de deuda soberana de México, debido a un aumento en riesgo para el crecimiento y los desafíos que esto representa para estabilizar la deuda pública.

De acuerdo con un comunicado de la agencia, las calificaciones de largo plazo en moneda extranjera quedan en “BBB+”, al igual que las de emisiones de bonos no garantizados en moneda extranjera y local .

La Secretaría de Hacienda (SHCP) señaló que este cambio se debe a un escenario distinto al que había hace dos meses, producto de la incertidumbre que genera el resultado del proceso electoral en Estados Unidos.

En entrevista con MILENIO, la subsecretaria Vanessa Rubio descartó que este cambio de perspectiva en la calificación afecte el flujo de inversión al país.

Destacó que Standard and Poor’s y Moody’s ya la cambiaron también a negativa, pero empresas como Walmart y Santander han anunciado inversiones en el país, mientras que las licitaciones petroleras también hablan de la confianza en México.

Señaló que la relación con Estados Unidos tendrá un buen diálogo y se logrará una agenda de acuerdo con intereses nacionales, que no tienen que ser contradictoria con el país vecino.

En un comunicado, Hacienda explicó que para el año siguiente se plantea un superávit primario de 0.4 por ciento del PIB y una trayectoria descendiente de deuda.

Pese al cambio en la perspectiva, destacó la ratificación de la calificación mexicana por parte de Fitch, que obedece a que el país cuenta con un historial de políticas económicas disciplinadas a favor de la estabilidad macroeconómica, que le permiten enfrentar el entorno externo adverso, además de que ha avanzado en la instrumentación de las reformas estructurales.

Fitch señaló que tras el resultado de los comicios en EU se ha incrementado la incertidumbre económica y la volatilidad de los precios de los activos en México, ya que el presidente electo, Donald Trump, ha hecho alusión a renegociar o terminar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Tlcan) y se ha pronunciado por endurecer los controles migratorios.

A lo anterior, agregó la calificadora, se suma la volatilidad del peso, la continua caída de la producción de petróleo y el endurecimiento de las políticas económicas, así como una inflación más alta que también podría obstaculizar el consumo. Debido a eso las perspectivas de crecimiento para México en 2017 son inferiores a 2 por ciento y los riesgos de que sea menor persisten.

Los intentos de renegociar el Tlcan podrían ser perjudiciales para el sector de exportación manufacturero mexicano, el empleo, la inversión (incluida la inversión extranjera directa) y el crecimiento del país.

Fitch agregó que el déficit en cuenta corriente de México ha empeorado, ya que de representa poco más de 1 por ciento del producto interno bruto (PIB) en 2011-2012 a cerca de 3 por ciento en 2015, y cualquier impacto en los flujos comerciales y de remesas podría conducir a un deterioro continuo.

Con respecto a las finanzas públicas, dijo que han estado presionadas por la baja de los ingresos petroleros, pero el aumento de los no petroleros y los ajustes de gastos han ayudado a absorber este choque y el gobierno federal ha estado consolidando las cuentas del sector público.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.