ENTREVISTA | POR GUILLERMINA AYALA

Giovanni Onate Director de Relación con Clientes Institucionales de BlackRock México

En tan solo cinco años crecieron alrededor de 18% en el país y se espera que sigan avanzando.

Los ETF en México

Giovanni Onate, director de Relación con Clientes Institucionales de BlackRock México.
Giovanni Onate, director de Relación con Clientes Institucionales de BlackRock México. (Cortesía)

Los ETF son un vehículo que da acceso a diferentes activos en cualquier parte del mundo, de acuerdo con Giovanni Onate, director de Relación con Clientes Institucionales de BlackRock México.


¿Cómo funcionan los ETF en México?

Los ETF son una canasta que, como subyacente, pueden tener acciones o bonos y funcionan de forma muy similar a un fondo mutuo o un fondo de inversión, como se conocen en México. La única diferencia es que los ETF cotizan como una acción que se puede comprar y vender en cualquier momento, mientras el mercado bursátil esté abierto.


¿Qué diferencia hay en México y el mercado internacional?

"En un momento de volatilidad, los inversionistas voltean a los ETF por su liquidez y transparencia, ya que sirven como una válvula de descompresión durante periodos de estrés".

No hay mucha diferencia. En México tenemos un estatus de adaptación y sofisticación de altos niveles. Nuestros clientes tienen acceso ya sea a nuestros ETF locales, como el iShares NAFTRAC, el cual busca resultados de inversión que correspondan al índice S&P/BMV IPC, o al ETF domiciliario, ya sea en las bolsas de Estados Unidos o en Europa, a través del Sistema Internacional de Cotizaciones (SIC). Hasta la fecha tenemos cerca de 300 ETF en México, que ofrecen exposición a diferentes partes del mundo y a distintas clases de activos.


¿Cómo ha crecido el mercado en México?

En los últimos cinco años el mercado ha crecido alrededor de 18% en promedio anual. Simplemente en 2017 tuvimos un récord en el negocio de iShares, con 36% de crecimiento orgánico; este fue el más alto en América Latina y muy por encima del comportamiento global, donde hubo un incremento de 20%.


TE RECOMENDAMOS: México requiere educación financiera y bursátil: expertos


¿A qué se debe esta popularidad?

México es un mercado muy interesante, debido a los variados segmentos de clientes que se han ido permeando. Los ETF empezaron como un vehículo que se usaba a través de clientes institucionales en México y se han expandido a través de los diferentes segmentos como las Afores, operadoras de fondos, aseguradoras y fondos de pensiones privadas.


¿Cómo se ve a futuro esta tendencia en México?

Los inversionistas de México siguen desarrollando y utilizando los ETF de forma muy dinámica. En particular las Afores continúan utilizándolos para administrar sus estrategias activas a través de vehículos pasivos dada la liquidez, la eficiencia y los bajos costos que ofrecen, por lo cual esta tendencia seguirá creciendo en un futuro.


¿La volatilidad no los afecta?

En un momento de volatilidad, los inversionistas voltean a los ETF por su liquidez y su transparencia, ya que sirven como una válvula de descompresión durante periodos de estrés al dar una estructura única y balance en la oferta y la demanda.


¿Y temas como las elecciones o la renegociación del TLC AN meten ruido a estas inversiones?

En realidad no. Los ETF ofrecen un abanico muy extenso de oportunidades de inversión en cualquier parte del mundo, sin importar lo que esté ocurriendo en el país donde se decida invertir.