• Regístrate
Estás leyendo: Trump, amenaza para renacer de armadoras
Comparte esta noticia
Domingo , 16.12.2018 / 07:44 Hoy

Trump, amenaza para renacer de armadoras

Plantas de Ohio, Indiana, Wisconsin, Michigan, Illinois y Iowa ven parálisis por la incipiente guerra comercial entre Washington y Pekín.
Publicidad
Publicidad

Cuando SF Motors, el rival de Tesla, eligió un lugar para fabricar sus automóviles eléctricos de lujo para el mercado estadunidense, pasó por alto la costa oeste de EU y la zona sur del Sun Belt (Cinturón del Sol), favorable al sector de fabricación, para dirigirse directamente al cruce de caminos del Cinturón del Óxido.

El área alrededor de South Bend, Indiana, que incluye la ciudad de Mishawaka, donde la compañía con respaldo chino comenzará a fabricar autos eléctricos para su venta el próximo año, tiene décadas de práctica en el armado de vehículos y una fuerza laboral calificada que puede capacitarse rápidamente para producir los autos más verdes del futuro.

Los trabajadores en South Bend producían coches eléctricos sin caballos para el legendario fabricante estadunidense de automóviles Studebaker en 1902. Ese legado de habilidades de fabricación, y la presencia de infraestructura física como la antigua fábrica de Humvee, le dieron al pequeño pueblo de Indiana la ventaja con SF Motors, un empresa privada cuyo mayor inversionista es Sokon, una compañía china de vehículos utilitarios deportivos y comerciales con sede en Chongqing.

SF Motors prometió invertir al menos 160 millones de dólares para equipar una fábrica avanzada en el sitio y crear 467 empleos en 2020.

Eso es menos de la mitad de los aproximadamente mil empleados que trabajaron en el sitio en su apogeo a comienzos del siglo 21 cuando fabricaba Humvees. Pero es casi 50 por ciento más de los que trabajaron allí en los últimos años, cuando fabricaba camionetas Mercedes.

El renacimiento de la planta es parte de una tendencia que ubicó a varios estados del Medio Oeste de Estados Unidos en el primer nivel de incremento de sueldos desde la elección de Donald Trump, un campeón declarado de la fabricación estadunidense.

La fortaleza de las remuneraciones en los trabajos de fabricación en los estados que incluyen los campos de batalla claves para las elecciones legislativas de noviembre es una buena noticia para el Partido Republicano, de Trump. Sin embargo, la mayor amenaza para ese renacimiento en el Medio Oeste es la política comercial de Trump.

Los trabajos de fabricación en Mishawaka se desplomaron después de la crisis financiera, pero desde entonces el crecimiento del empleo fabril superó por mucho el promedio de EU.

“Ellos saben cómo construir vehículos de calidad, queremos que esas personas trabajen para nosotros”, dijo Jason Wallace, director de mercadotecnia e imagen de marca de SF Motors. “Muchas habilidades que necesitas para hacer un vehículo de calidad y los socios que necesitas todavía están en el Medio Oeste”.

“Indiana: un estado que funciona”, dijo el fundador y director ejecutivo de SF John Zhang, haciendo eco del lema del estado, en una ceremonia para celebrar la inversión. “Para nosotros construir una planta desde cero no es fácil, toma tiempo. Todos los trabajadores aquí están altamente capacitados, y contamos con un buen apoyo del sindicato United Auto Workers, por lo que podemos desarrollar esta planta a toda su capacidad en un tiempo mucho más corto”, dijo al Financial Times en una entrevista en el sitio.

Cecilia Coleman y Denise Davis, dos de los trabajadores que perdieron sus empleos cuando los anteriores dueños de la fábrica detuvieron la producción el año pasado, dijeron que estaban encantadas de comenzar en una nueva y flamante fábrica de automóviles eléctricos. “Este lugar está destinado al éxito”, dijo Coleman, vestida como todos los trabajadores con una sudadera con capucha azul real de SF Motors que parece más de Silicon Valley que del Rust Belt.

Ni ella ni Davis habrían estado desempleadas por mucho tiempo, incluso sin SF Motors, dicen. Varios trabajadores confirman que muchos empleadores locales contratan en el área, incluida una fábrica de Humvees para el ejército justo al lado y varios fabricantes de casas rodantes en la cercana ciudad de Elkhart, Indiana, hogar de la industria de vehículos recreativos de EU.

Por décadas se consideró que el medio oeste industrial se encontraba en un declive inexorable, pero la realidad es diferente.

Lugares como Mishawaka son un ejemplo del pequeño renacimiento en el empleo de fabricación que ocurre en Indiana, Illinois, Wisconsin, Ohio, Iowa y Michigan, que tienen un orgulloso legado industrial superior a 100 años.

En los últimos años han sido esos estados del Medio Oeste los que mostraron algunos aumentos de empleos de fabricación más fuertes en Estados Unidos, al sumar trabajos de plantas a un ritmo más rápido que los estados del Sun Belt en el sur.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.