• Regístrate
Estás leyendo: Se avecina reconfiguración del sistema bancario de EU
Comparte esta noticia

Se avecina reconfiguración del sistema bancario de EU

Tras la crisis económica mundial de 2008, los bancos de ese país se mantuvieron al margen de todas las fusiones y adquisiciones.
Publicidad
Publicidad

Los bancos de Estados Unidos, en gran medida, no han participado en la ola de fusiones y adquisiciones de los últimos años. Si bien se rompieron los récords de acuerdos en casi todos los demás sectores, las grandes instituciones financieras casi no han hecho nada; de hecho se hacen más pequeños en lugar de expandirse. Además, la actividad de fusiones entre los bancos pequeños y medianos ha sido tenue.

Sin embargo, cuando la semana pasada Fifth Third Bancorp, de Cincinnati, reveló su golpe de 4 mil 700 millones de dólares (mdd) por MB Financial de Chicago, las acciones de otros bancos del área de Chicago también comenzaron a moverse.

Wintrust, un banco de tamaño similar con sede en Rosemont, Illinois, terminó el día con un alza de casi 4 por ciento, mientras que First Midwest de Itasca cerró con un incremento de 3 por ciento.

Las implicaciones fueron evidentes: después de años de poca actividad en fusiones y adquisiciones bancarias, este acuerdo podría marcar un cambio.

Las condiciones para los acuerdos se ven mejor que en cualquier otro momento desde la crisis financiera. Las tasas de interés más altas y los impuestos más bajos aumentaron las utilidades de los bancos, dando a los equipos de administración plataformas más sólidas desde las cuales pueden contemplar la posibilidad de hacer algo radical.

Los datos que publicó el martes pasado la Corporación Federal de Seguro de Depósitos (FDIC, por sus siglas en inglés) mostraron que en el primer trimestre los ingresos netos en toda la industria bancaria aumentaron 27 por ciento con respecto al año anterior, para llegar a un récord de 56 mil mdd.

Los accionistas activistas también comenzaron a mostrar sus músculos, pidiendo nuevas formas de aumentar los rendimientos en Ally Financial, Comerica, Citigroup, Morgan Stanley y Regions Financial, entre otros.

Panorama regulatorio

Durante gran parte del periodo posterior a la crisis, las agencias generalmente reprobaban cualquier transacción que pudiera hacer que un banco fuera más grande, más complejo y más difícil de controlar. Se abandonaron varias combinaciones propuestas porque los reguladores tardaron demasiado en aprobarlas, entre ellas la oferta de New York Community Bancorp por Astoria Financial y el movimiento de Investors Bancorp por The Bank of Princeton. Un acuerdo de 5 mil 300 millones de dólares entre M&T Bank de Nueva York y Hudson City Bancorp de Nueva Jersey que tardó más de tres años para llegar a la meta.

Ahora, bajo la administración de Donald Trump, hay señales claras de que la actitud comienza a cambiar. El año pasado, la Reserva Federal de EU facilitó la fusión de los bancos al levantar el umbral de tamaño combinado que activaría una investigación de los reguladores mucho más profunda, de 25 mil mdd en activos a 100 mil millones de dólares.

Además de eso, la Reserva Federal de Estados Unidos considera un cambio en la forma en que califica a los equipos de dirección de los bancos, pasando de una escala de cinco puntos a una de cuatro. En la práctica, dice Rodgin Cohen, presidente senior de Sullivan & Cromwell, eso puede significar que muchas administraciones pasarán de un grado 3 (“menos que satisfactorio”) a 2 (“satisfactorio”). En el pasado, una calificación de tres era el nivel efectivo para hacer negocios, con lo que se mantuvo al margen a muchos de los posibles compradores.

Otro estímulo para la consolidación llega con el nuevo proyecto de ley de emergencia bancaria que el Congreso aprobó y que liberará a los bancos pequeños y medianos de muchas de las restricciones que se aplican a los bancos de un billón de dólares como JPMorgan Chase y Bank of America.

¿Qué cambia la nueva ley?

La regulación de estabilidad financiera aumenta el umbral de tamaño en el que se inicia una supervisión más estricta, de 50 mil mdd en activos hasta 250 mil millones de dólares.

En tanto, la regla Volcker y los requisitos de capital bancario exime a los bancos pequeños con activos de menos de 10 mil mdd de la prohibición de la regla Volcker sobre las operaciones por cuenta propia.

Asmismo, las reglas de préstamos hipotecarios facilita que los bancos pequeños ofrezcan hipotecas al aumentar la protección legal y reducir los requisitos de datos.

Los “ganadores” más evidentes son los bancos regionales que se encuentran en el rango de 50 mil a 100 mil mdd en activos, dijo Quyen Truong, socio de Stroock & Stroock & Lavan que se encuentra en Washington.

Señaló que ese tipo de bancos ahora se encuentran liberados de todas las “normas prudenciales aumentadas” de la Fed, requisitos más estrictos de capital y liquidez, límites de apalancamiento y préstamos, comités de riesgo obligatorios y planes de resolución, así como la prueba anual de estrés.

Los bancos que tengan entre 100 mil y 250 mil mdd en activos todavía se enfrentarán a esas pruebas periódicas de estrés, pero estarán exentos de otros estándares más estrictos 18 meses después de la fecha de promulgación del proyecto de ley.

Golpe

La semana pasada Fifth Third Bancorp desembolsó alrededor de 4 mil 700 mdd por MB Financial, de Chicago.

Hito

Dicho acuerdo podría marcar un cambio en un sector bancario donde durante años las fusiones y adquisiciones han sido pocas.

Mercado

A diferencia de México, en Estados Unidos la cantidad de bancos es enorme; operan más de 5 mil en todo el país.



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.