• Regístrate
Estás leyendo: S&P degrada la nota crediticia de Deutsche
Comparte esta noticia

S&P degrada la nota crediticia de Deutsche

La calificadora cuestiona plan de reestructura.
Publicidad
Publicidad

Deutsche Bank sufrió un nuevo golpe el viernes, después de que Standard & Poor’s rebajó su visión del banco, responsabilizando a una reestructuración más grande y arriesgada de lo esperado en el grupo alemán. 

La reducción de la calificación se produce un día después de que Financial Times informó que los reguladores bancarios de Estados Unidos pusieron en una lista federal de vigilancia a la división estadunidense del banco, ya que algunas debilidades de esa área podrían ser lo suficientemente graves como para amenazar su supervivencia. La semana pasada, Deutsche dio a conocer planes para recortar más de 7 mil empleos como parte de una importante reestructuración, enfocada principalmente en su banca corporativa y de inversión.

La agencia redujo sus calificaciones crediticias de emisor a largo plazo en Deutsche y sus subsidiarias centrales de A- a BBB +.

S&P dijo que la degradación refleja las preocupaciones sobre los planes de reestructuración de Deutsche, que son más profundos de lo que se esperaba anteriormente, y tienen “riesgos de ejecución nada despreciables”.

“Si bien consideramos que la administración está tomando medidas duras, aunque probablemente inevitables, y propone una estrategia lógica para restaurar exitosamente al banco a una rentabilidad más sólida y sustentable a mediano y largo plazos, el banco parece estar listo para un periodo de bajo rendimiento sostenido en comparación con sus pares, muchos de los cuales ya terminaron la reestructuración”, dijo la agencia de calificación.

Los analistas de Barclays asumieron una visión sombría sobre el movimiento “inútil” de S&P, señalando que es “otra fuente de pérdida de participación de mercado”. Creemos que la degradación podría hacer que sea más difícil para algunos clientes hacer negocios con el grupo, y deja un margen limitado para la reducción de ganancias”.

Los analistas de DZ Bank, el segundo mayor banco de Alemania, consideran que Deutsche está atrapado en una “espiral descendente” que consiste en malas noticias y un débil desempeño operativo de la cual es difícil escapar.

Christian Sewing, director ejecutivo de Deutsche, admitió el viernes que “el flujo de noticias no es bueno”. Pero en un mensaje para el personal, insistió en que había “buenas noticias en lo malo”.

“No hay razón para estar desanimados”. Sí, el precio de nuestras acciones está en un mínimo histórico. Pero vamos a demostrar que obtuvimos una mejor valoración en los mercados.


E. White, K. Martin y O. Storbeck



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.