• Regístrate
Estás leyendo: Rolls-Royce, ante más problemas de costos
Comparte esta noticia
Jueves , 21.06.2018 / 18:53 Hoy

Rolls-Royce, ante más problemas de costos

Publicidad
Publicidad

Peggy Hollinger

La urgencia del plan de Rolls-Royce para hacer frente a los costos, con el sacrificio de miles de puestos administrativos y de gerencias medias a finales de esta semana, quedó totalmente visible con la noticia de que el fabricante de motores para aviones enfrenta costosos nuevos problemas para su motor Trent 1000.

El grupo de ingeniería de Reino Unido reveló ayer que se descubrieron problemas de durabilidad en un nuevo lote de los motores que alimentan al 787 Dreamliner de Boeing. Los problemas actuales ya le costarán al grupo alrededor de 750 millones de libras hasta 2019 y potencialmente 200 millones de libras después de eso.

Se van a tener que inspeccionar aproximadamente 166 de sus motores llamados Paquete B después de que se descubrió el agrietamiento de las palas del compresor de presión intermedia, un problema que se identificó en un lote conocido como el paquete C.

Eso eleva a 549 el número de motores que tendrán que inspeccionar, en un movimiento que hará enojar a las aerolíneas que ya están frustradas por los retrasos y las restricciones impuestas por el régimen de inspección.

Los reguladores impusieron limitaciones a los motores con esos problemas de durabilidad, lo que obligó a algunas aerolíneas a volar rutas diferentes. La escasez de turbinas de repuesto también desaceleró el proceso de inspección, lo que dejó en tierra a decenas de aviones. Las líneas aéreas tiene que alquilar naves de pasajeros para seguir volando.

No se puede descartar la amenaza de que se emprenda una acción legal, aunque hasta el momento Rolls-Royce se negó a comentar sobre el asunto.

El anuncio se produce unos días antes del Día del Inversionista, en el que de manera generalizada se espera que Rolls-Royce haga el anuncio de los recortes de los puestos de trabajo y los nuevos objetivos de rendimientos en su operación de motores de aviones civiles.

Si bien el grupo admitió que con los nuevos problemas se incurriría en costos adicionales, insistió en que no afectarán su objetivo de flujo libre de efectivo de entre 350 millones y 550 millones de libras este año. Rolls-Royce también se comprometió a entregar alrededor de un millón de libras de flujo libre de caja en 2020.

“Las acciones de mitigación que seguimos realizando en todo el grupo nos permiten tener confianza en que nuestra directriz para 2018... se mantiene sin cambios”, dijo Rolls-Royce en un comunicado.

El viernes, el grupo de ingeniería de primera línea de Reino Unido detallará el último plan para simplificar los procesos, con profundos recortes en puestos administrativos y de gerencia de nivel medio en toda la empresa, ya que se consolida de cinco a tres divisiones. Los analistas esperan que se recorten más de 4 mil puestos de trabajo.

Warren East, director ejecutivo de Rolls-Royce, anunció el plan en marzo después de la decisión en enero de crear tres divisiones: aeroespacial civil, defensa y energía. Sin embargo, no llegó a dar los detalles que dependen de una revisión por parte de los especialistas en estrategias de cambios de rumbo Alvarez & Marsal.



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.