• Regístrate
Estás leyendo: Presión doblega a Seattle y tira el ‘impuesto Amazon’
Comparte esta noticia

Presión doblega a Seattle y tira el ‘impuesto Amazon’

El cobro de 275 dólares por empleado, solo para empresas locales con ingresos por más de 20 mdd.
Publicidad
Publicidad

Seattle dio marcha atrás en su batalla con Amazon, ya que el ayuntamiento derogó un impuesto a los grandes empleadores debido a la presión del grupo de tecnología y otras grandes empresas.

El cambio de 180 grados de la ciudad se produce menos de un mes después de que se aprobó por unanimidad lo que llaman un impuesto individual de 275 dólares por empleado en empresas locales con más de 20 millones de dólares de ingresos para ayudar a hacer frente a la población de personas sin hogar, la tercera más grande del país.

El auge económico de Seattle, que se impulsó en parte por el éxito de Amazon, la convirtió en una de las ciudades de mayor crecimiento en Estados Unidos, pero también elevó los costo de la vivienda y la tasa de personas sin hogar.

El impuesto, que tomó desprevenido a Amazon, cristalizó un debate sobre quién debe ser responsable del impacto del rápido crecimiento de las empresas de tecnología.

“Está claro que el decreto llevará a una lucha política prolongada y costosa... que no hará nada para abordar nuestra crisis urgente de vivienda y personas sin hogar”, dijo Jenny Durkan, alcalde de Seattle, en un comunicado donde anunció los planes para derogar la ley. “Los escuchamos”.

El impuesto provocó una feroz oposición de Amazon, Starbucks y otras grandes empresas de Seattle. Amazon suspendió un gran proyecto de construcción en la ciudad, donde emplea a más de 40 mil personas. Incluso después de que la metrópoli redujo el impuesto de la propuesta inicial de 500 dólares por cabeza, la concesión dejó a todas las partes infelices.

El giro de 180 grados se ratificó en una caótica reunión del consejo el martes, donde los activistas callaron en repetidas ocasiones a los miembros del consejo con cánticos de “impuesto Amazon” y “no acuerdos tras bambalinas”.

Financiada por más de 200 mil dólares que recaudaron de Amazon, Starbucks y otras compañías, una coalición recolecta firmas para derogar el impuesto individual a los votantes en las elecciones de noviembre.

Después de su presentación, Amazon dijo que se sentía “decepcionada” con el impuesto y “sigue muy preocupada por el futuro creado por el enfoque hostil y la retórica del ayuntamiento hacia las empresas más grandes, lo que nos obliga a poner en duda nuestro crecimiento aquí”.

Los defensores de las personas sin hogar dijeron que los 45 millones de dólares que se esperaba que aportara el impuesto no serían suficientes para abordar los problemas en una ciudad que enfrenta límites severos en la forma como puede recaudar ingresos, debido a la prohibición estatal del impuesto a los ingresos.

A pesar de la disputa en Seattle, otras ciudades que albergan grandes compañías de tecnología consideran tomar medidas similares.

Mountain View, en el norte de California, donde Alphabet tiene su sede, y Cupertino, hogar de Apple, se encuentran entre las ciudades que consideran aplicar impuestos a los grandes empleadores. También se propuso un gravamen individual en San Francisco, hogar de Twitter, Uber y Salesforce, entre otras.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.