• Regístrate
Estás leyendo: Pfizer sube precios del Viagra y otros fármacos
Comparte esta noticia

Pfizer sube precios del Viagra y otros fármacos

El alza ocurre pocos días después de que Trump afirmara que farmacéuticas alistaban “enormes reducciones voluntarias” en costos de sus medicamentos.
Publicidad
Publicidad

Pfizer elevó los precios de cien productos unas semanas después de que el presidente estadunidense Donald Trump afirmara que la industria farmacéutica estaba a punto de implementar “enormes” reducciones voluntarias.

En un movimiento que amenaza con alimentar una reacción negativa contra el creciente costo de las medicinas en Estados Unidos, Pfizer aumentó el precio de algunos de sus medicamentos más conocidos, entre ellos el Viagra, el tratamiento para la disfunción eréctil, de acuerdo con las cifras que vio el Financial Times.

Los incrementos entraron en efecto a partir del 1 de julio y en la mayoría de los casos fue de más de 9 por ciento, muy por encima de la tasa de inflación de Estados Unidos, que se encuentra en alrededor de 2 por ciento.

En declaraciones del 30 de mayo, Trump dijo que “algunas de las grandes cadenas farmacéuticas en dos semanas van a anunciar... enormes reducciones de precios de forma voluntaria”. Desde entonces ningún anuncio de ese tipo ocurrió, y sigue sin quedar claro por qué Trump —quien hizo campaña para reducir el precio de los medicamentos— predijo las inminentes reducciones de precios.

Pfizer, la mayor farmacéutica independiente en EU, redujo los precios de cinco productos entre 16 y 44 por ciento, de acuerdo con las cifras.

“Los últimos incrementos señalan que todo se encuentra en ‘una situación normal’ en lugar de las concesiones voluntarias que Trump dijo que vendrían”, señaló Michael Rea, director ejecutivo de Rx Saving Solutions, que produce software que ayuda a los empleadores y a las aseguradoras de salud a disminuir la cantidad que gastan en medicamentos de receta.

Los altos costos de los medicamentos en Estados Unidos en los últimos años desataron la indignación pública y se convirtieron en un gran problema para Trump, quien el año pasado acusó a la industria farmacéutica de “salirse con la suya”.

Es la segunda vez este año que Pfizer eleva los precios de muchos de sus medicamentos. Cuando se toman en cuenta una serie de aumentos que implementó en enero, el precio de algunos medicamentos subió casi 20 por ciento en 2018.

El precio promedio al mayoreo de una píldora de Viagra de 100 miligramos pasó de 73.85 dólares al comenzar este año a 88.45 dólares a partir del primero de julio, un aumento de 19.8 por ciento.

Aunque a partir de diciembre el tratamiento para la disfunción eréctil se enfrentó a la competencia de alternativas genéricas más baratas, algunos pacientes y médicos todavía prefieren la versión de Pfizer. El sitio web de la compañía aconseja a las personas que “pidan la marca original, la pequeña píldora azul” cuando visiten a su médico.

Chantix, un medicamento que ayuda a las personas a dejar de fumar, subió 17 por ciento este año, mientras que un frasco de gotas para los ojos Xalatan, contra el glaucoma, pasó de 89.38 a 107.05 dólares.

Pfizer dijo que los precios de lista no reflejaban lo que paga la mayoría de los pacientes y las empresas de seguros, e insistió en que el incremento neto de los precios —que representa descuentos y reembolsos— se espera que se encuentre entre “uno y cinco por ciento”.

“El precio de lista se mantiene sin cambio para la mayoría de nuestros medicamentos”, dijo la compañía en un comunicado; “cambiamos los precios de 10 por ciento de nuestras medicinas, que incluyen algunos casos en los que redujimos el precio”.

Pfizer dijo que reconoce que el aumento de los gastos “directamente del bolsillo” de los pacientes afecta la asequibilidad de las medicinas, y dijo que trata de asegurar que los descuentos que negocien las aseguradoras se transfieran a los pacientes. Dijo que tenía un conjunto de programas de asistencia financiera para los pacientes que batallan para poder pagar sus medicamentos.

La práctica en Estados Unidos de aumentar los precios dos veces al año —10 por ciento en enero y una vez más en el verano— solía ser algo habitual en la industria farmacéutica.

Sin embargo, en respuesta a un mayor escrutinio político de la industria, muchas grandes compañías ahora aumentan los precios solamente una vez al año, en enero, normalmente en un rango de entre 6 y 9 por ciento, lo que significa que la inflación anual se mantiene por debajo de 10 por ciento.

Varias farmacéuticas más también aumentaron los precios de sus medicamentos el primero de julio, de acuerdo con las cifras que vio el FT, entre ellas Acella Pharmaceuticals, que aplicó alzas en 20 de sus productos.

Acorda Therapeutics aumentó 9.5 por ciento el precio de su medicamento contra la esclerosis múltiple Ampyra, para ubicarse en 53.85 dólares por tableta, lo que hace que el frasco de 60 tabletas o más alcance un precio de más de 3 mil dólares. Intercept aumentó 7 por ciento el precio de Ocaliva, para ubicarlo en 263.48 dólares por píldora o casi 8 mil dólares por un paquete de 30 pastillas.

Acella, Acorda e Intercept no respondieron a las solicitudes de comentarios.



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.