• Regístrate
Estás leyendo: La tensión comercial preocupa a bancos
Comparte esta noticia
Martes , 11.12.2018 / 05:39 Hoy

La tensión comercial preocupa a bancos

El nerviosismo por los aranceles comienza a minar la confianza de clientes corporativos.
Publicidad
Publicidad

Banqueros estadunidenses desde Texas hasta Wisconsin advirtieron que el nerviosismo sobre el comercio mundial comienza a minar la confianza de sus clientes corporativos, en la más reciente señal de la reacción empresarial contra el proteccionismo.

Si bien minimizaron el impacto en los volúmenes de préstamos hasta el momento, los bancos regionales y comunitarios de todo el país dijeron que la ansiedad por los aranceles de ojo por ojo amenaza la actividad de inversión a menos de que se suavicen las tensiones.

“Están preocupados”, dijo Bruce van Saun, presidente y director ejecutivo de Citizens Financial Group, con 155 mil millones de dólares en activos, sobre los clientes empresariales del banco con sede en Rhode Island.

Los gerentes tratan de establecer si la administración Trump simplemente adopta una “pose” para asegurar mejores acuerdos comerciales o si hay un “lado oscuro de estas negociaciones que puede volverse desagradable”.

En respuesta, algunas empresas ya tratan de ajustar sus cadenas de suministro, agregó. “Si hay una pausa en la actividad debido a la incertidumbre, o porque las líneas de suministro se tienen que volver a ajustar, eso puede perjudicar la actividad económica”.

Durante la presentación de resultados de M&T se le preguntó si las fricciones comerciales y las tensiones geopolíticas perjudicaban la confianza entre los clientes comerciales, y Darren King, director financiero del banco que cotiza en el S&P 500, dijo: “En pocas palabras, sí”.

“Solo provoca un poco de inactividad y parálisis. Pero no es algo generalizado. Depende de quién realmente resulte afectado con esos cambios”.

Los bancos que se concentran en regiones o sectores que dependen de las exportaciones se muestran particularmente cautelosos.

Curtis Farmer, presidente de Comerica, un banco con una capitalización de mercado de 16 mil millones de dólares con sede en Dallas, dijo a los analistas que las preocupaciones comerciales “probablemente sean la fuente más grande de cautela” para sus clientes corporativos. El banco tiene una gran exposición a la industria automotriz, y una considerable presencia en Michigan y California, así como en Texas.


En el este de Massachusetts, Rob Cozzone, director financiero de Rockland Trust, dijo que las preocupaciones comerciales incluso se extienden al mercado de propiedades comerciales. A los desarrolladores preocupados por el aumento de los costos de los materiales y de los productos cambian los contratos, para fijarlos.

“O lo arreglen con sus proveedores o lo trasladan a sus compradores”, dijo. “Es una nueva dinámica”.

En la zona rural de Ohio, Paul Siebenmorgen, director ejecutivo de Farmers & Merchants Bancorp, dijo que la caída en la fijación de precio de la soya ocasionada por los aranceles provocó que los clientes “retrasen las compras de equipo y tierras”.

Sin embargo, agregó que los resultados financieros de los clientes agrícolas del banco se mantienen fuertes y que no hay una “caída importante” en las tasas de préstamos dudosos. 



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.