• Regístrate
Estás leyendo: "Digiceutical", la tendencia de cambio en tratamientos
Comparte esta noticia

"Digiceutical", la tendencia de cambio en tratamientos

Los avances tecnológicos han supuesto una opción para mejorar el desarrollo de tratamientos y sustento a pacientes; han ayudado a reducir los costos del sector.
Publicidad
Publicidad

En la conferencia anual más importante sobre el cáncer a principios de este verano, las empresas farmacéuticas se alinearon como de costumbre para dar a conocer los avances en el tema ante una audiencia de médicos e inversionistas.

Una de las compañías que mostró los resultados de sus ensayos clínicos en la reunión de la Sociedad Estadunidense de Oncología Clínica, en Chicago, tuvo una historia diferente que contar: algoritmos en lugar de anticuerpos.

MoovCare, desarrollada por la israelí Sivan Innovation, se describe como “una solución de seguimiento de informes del paciente basada en la red”, es parte de una nueva generación de medicamentos digitales que dependen del software como un componente clave en la gestión o el tratamiento para curar una enfermedad.

Distinto del tipo de aplicaciones que ayudan a las personas a mantener un estilo de vida saludable, las digiceuticals, como suelen denominarlas, se validan mediante ensayos clínicos de la misma manera que los medicamentos convencionales y atraen cada vez más la atención de los sistemas de salud que cuidan los costos y buscan hacer frente a un número creciente de pacientes.

Pero a medida que este tipo de productos aumenta en cantidad, ¿las farmacéuticas deberían preocuparse o por el contrario, buscar asociarse con esta nueva clase de innovadores digitales?

La salud digital en general es un área que está cada vez más de moda para la inversión. En el primer semestre de este año, cerca de 200 empresas digitales de salud cerraron acuerdos en Estados Unidos por un monto total de 3 mil 400 mdd de inversión. Rock Health, que recopiló los datos, dijo que si el financiamiento sigue a este ritmo, “2018 superará a 2017 tanto en dólares recaudados como en el número de inversiones”.

En el caso de MoovCare, los pacientes que sufren de cáncer de pulmón que aceptan el programa ingresan información cada semana,tales como su peso y medidas más subjetivas de bienestar, como dolor, niveles de energía y apetito.

Los algoritmos miden la importancia de las conclusiones y el objetivo es permitir una detección mucho más temprana de las recaídas. En su último ensayo se mostró que los pacientes con cáncer de pulmón avanzado, grupo que generalmente tiene un mal pronóstico, experimentaron un aumento de 7.6 meses de supervivencia general, tras dos años de usar el sistema.

Una de las grandes compañías farmacéuticas que apostó por el potencial de la terapia digital es Novartis, en asociación con Pear Therapeutics lograron una innovación en 2015 para el tratamiento de adictos a modificar su comportamiento exclusivamente en software, reSET, y recibió la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EU (FED, por sus siglas en inglés), en enero con lo que Pear aseguró un financiamiento de 50 mdd de Serie B.

Narasimhan dijo que lo que distingue el trabajo de Pear de otros tipos de terapia digital, como los dispositivos que ayudan a los pacientes a controlar la diabetes, es que “en realidad realizaron ensayos clínicos para demostrar que la metodología reSET pudo sumar nuevos beneficios para los pacientes, más allá del medicamento solo”.

Novartis se prepara para lanzar en Estados Unidos la aplicación reSET en los próximos seis meses y Narasimhan dijo que “trabaja con Pear para desarrollar terapias digitales adicionales que respaldarían los proyectos de medicamentos en etapa intermedia en una gama de diferentes condiciones neurológicas, como la esclerosis múltiple y esquizofrenia”.

El doctor Fabrice Denis, oncólogo que ideó MoovCare, no tiene ninguna duda de que lejos de competir con los tratamientos farmacéuticos tradicionales, su tecnología ofrece un medio por el cual los medicamentos de las compañías farmacéuticas se pueden implementar de manera más rápida y efectiva.

El fundador de la compañía privada y (hasta ahora) único inversionista, Daniel Israel, invirtió millones de dólares en los últimos cuatro años para financiar los ensayos clínicos y llevar el producto al mercado, que actualmente se introduce a los hospitales públicos y privados de Francia.

Stefan Biesdorf, socio de la consultora McKinsey, dijo que aún es difícil estimar el tamaño potencial del mercado para las intervenciones digitales, pero que él y su equipo evaluaron el valor de usar soluciones digitales en cuatro diferentes áreas de tratamiento en Alemania, calculando que se podrían tener ahorros de 2 mil millones de euros al año para el sistema de salud alemán solo en términos de autocuidado del paciente.

“La digiceutical es algo que funciona completamente por cuenta propia”, dijo, no solamente ayuda a controlar sino a curar una enfermedad.

Biesdorf habló de Tinnitracks, una aplicación que desarrolló Sonormed, startup con sede en Hamburgo, que puede aliviar el tinnitus de quienes lo padecen. Se encarga de entrenar el oído para reducir el volumen del ruido permanente que caracteriza al tinnitus.

“La pregunta es, ¿la industria farmacéutica es un socio potencial o una amenaza?”, dijo. “Creo que un socio, pero tenemos que ser una amenaza como proveedor, porque entonces la historia comienza. Podemos trabajar con ellos y tal vez pueden cambiar”.

Alza

El negocio de la salud digital va en crecimiento, el año pasado 200 empresas en Estados Unidos cerraron acuerdos por 3 mil 400 mdd.

Oferta

Entre los tratamientos optimizados con tecnología se encuentran los de enfermedades como cáncer y tinnitus.

Monto

Cifras de la consultora McMcKinsey estiman que los informes digitales pueden ahorrar hasta 2 mil millones de euros.



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.