• Regístrate
Estás leyendo: Chevron, bajo fuego por emisiones en Australia
Comparte esta noticia

Chevron, bajo fuego por emisiones en Australia

El gobierno emprende acciones para obligar a la petrolera a iniciar la compensación por el dióxido de carbono de sus plantas en Gorgon y Wheatstone.
Publicidad
Publicidad

La enorme petrolera estadunidense Chevron dijo el viernes que este año espera comenzar en Australia uno de los proyectos de captura y almacenamiento de dióxido de carbono (CO2) más grandes del mundo, después de años de retrasos debido a problemas técnicos.

Se produce después de las acciones del gobierno de Australia Occidental para obligar a Chevron a empezar a compensar las emisiones de dióxido de carbono de su gigantescas instalaciones de gas natural licuado de Gorgon y Wheatstone, una decisión que podría costarle a la compañía decenas de millones de dólares al año.

El gobierno estatal ordenó que la Autoridad de Protección Ambiental de Australia Occidental reevalúe las obligaciones de Chevron para limitar las emisiones de gases de efecto invernadero y lleve a cabo dos investigaciones por separado.

“Tenemos compromisos en virtud de esos desarrollos durante una larga extensión de tiempo y hasta el día de hoy todavía confiamos en que vamos a cumplir con los compromisos que asumimos”, dijo Steve Green, presidente de exploración y producción Asia-Pacífico de Chevron, al Financial Times en una entrevista. “Nuestra visión es que esperamos comenzar la operación de la instalación a fines de este año”.

Chevron es uno de los mayores inversionistas en Australia y encabeza la construcción de Gorgon y Wheatstone a un costo de 88 mil millones de dólares. También es uno de los mayores contaminantes, ya que emitió casi 8 millones de toneladas equivalentes de CO2 en su año fiscal 2016-17, de acuerdo con las cifras del gobierno.

La compañía incorporó en Gorgon un proyecto de captura y almacenamiento de carbono con un valor de 2 mil 500 millones de dólares, que es capaz de reducir 40 por ciento las emisiones de gases de efecto invernadero. Funciona mediante la inyección hasta de 4 millones de toneladas de CO2 en un depósito dos kilómetros por debajo de Barrow Island, una reserva natural ubicada a unos 50 kilómetros de la costa occidental de Australia. Pero dos años después de que Gorgon comenzó a producir gas, el proyecto de almacenamiento sigue sin actividad.

Los expertos de la industria pronosticaron que compensar 4 millones de toneladas de CO2 costaría al menos 40 millones de dólares australianos anuales, en virtud del mecanismo de salvaguardia de emisiones de Australia, un sistema mediante el cual las empresas compran créditos para financiar la plantación de árboles y otras iniciativas.

Chevron culpó de los retrasos técnicos al exceso de agua que ingresa a la tubería y las instalaciones del sitio de los pozos de inyección, lo que causa un riesgo de corrosión. “Se requerirán modificaciones para algunos equipos y cambios en los procedimientos operativos para evitar la condensación del agua en la corriente de gas”, dijo en diciembre en un informe al gobierno.

La demora en el almacenamiento alarmó a las autoridades estatales, a quienes les preocupa que Chevron no esté sujeta a las condiciones originales de desarrollo sobre las emisiones de Gorgon o Wheatstone.

En esas condiciones, Chevron se comprometió a almacenar 80 por ciento del CO2 que se elimina durante el procesamiento de gas en Gorgon en un plazo de cinco años. Pero el gobierno admitió que esto no se puede obligar porque todavía no se define claramente una “fecha de inicio” para el proyecto de captura de carbono.

“Chevron produce gas desde sus instalaciones de Gorgon desde marzo de 2016. Debido a problemas técnicos, el sistema de inyección de dióxido de carbono de la compañía todavía no inyecta ningún CO2 subterráneo.



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.