• Regístrate
Estás leyendo: Ceden aerolíneas: hacen a Taiwán ‘parte de China’
Comparte esta noticia
Miércoles , 21.11.2018 / 02:07 Hoy

Ceden aerolíneas: hacen a Taiwán ‘parte de China’

FINANCIAL TIMES

Anuncian empresas que mañana estarán listos los cambios en la redacción de sus web y pantallas en terminales para referirse a la isla independiente en los términos que les demandó Pekín.
Publicidad
Publicidad

Las líneas aéreas de Estados Unidos que tienen vuelos a China cedieron ante la presión del gobierno del país asiático sobre la forma como se refieren a Taiwán, en una decisión que soslaya los llamados de la Casa Blanca a no cumplir con la exigencia de Pekín.

Se espera que United Airlines, American Airlines, Delta Air Lines y Hawaiian Airlines hagan cambios durante las próximas 48 horas, de acuerdo con una persona familiarizada con la decisión que tomaron las empresas de transporte. No está claro exactamente qué redacción van a utilizar las líneas aéreas.

Financial Times informó el mes pasado que funcionarios de Estados Unidos pidieron a las aerolíneas no ceder a la solicitud del gobierno chino de escribir “Taiwán, China” en lugar de Taiwán en sus páginas web. Pekín amenazó a 36 aerolíneas extranjeras con cortar el acceso al mercado a menos de que cambiaran la redacción que daba a entender que Taiwán, una isla independiente gobernada democráticamente y que reclama Pekín, no era parte de China.

Los expertos de aviación dijeron que las líneas quedaron en apuros por partida doble porque si bien no querían contrariar a la Casa Blanca —y posiblemente provocar un tuit de críticas de Donald Trump— les preocupaba perder la capacidad de atender al que es uno de los mercados de aviación de mayor crecimiento en el mundo.

“La industria estadunidense de las aerolíneas es un negocio global que debe enfrentarse a una serie de regulaciones y requisitos”, dijo Airlines for America (A4A), un grupo de cabildeo de la industria, y agregó que tanto ellos como las líneas aéreas “apreciamos el compromiso y la asesoría que recibieron de la administración Trump”.

United y Delta no quisieron hacer comentarios.

Taiwán “aprecia los esfuerzos de países y personas con ideas afines que hicieron un llamado al mundo para que se alce contra el acoso del gobierno chino”, dijo el miércoles un portavoz de la Oficina Presidencial de Taiwán, y agregó que los funcionarios en Taipéi exploran un posible litigio sobre este tema.

Después de que China emitió en mayo su exigencia a las líneas aéreas extranjeras, la Casa Blanca describió la solicitud como “una tontería orwelliana” e instó a las aerolíneas estadunidenses a dejar las negociaciones al gobierno de Estados Unidos. Pero un experto de la industria dijo que China se negó a participar en las conversaciones con la administración Trump.

La decisión de ceder a la presión china se produce cuando Washington y Pekín se encuentran atrapados en una creciente guerra comercial desatada por la decisión de Trump de imponer aranceles a las importaciones de productos chinos. Algunos expertos de China argumentan que la decisión de iniciar una guerra comercial redujo la influencia de Estados Unidos con China, sobre cualquier cosa, desde el altercado respecto a Taiwán hasta el tratamiento a Corea del Norte.

Si bien la Casa Blanca trató de convencer a las aerolíneas de que puede ayudar a protegerlas, a las líneas aéreas les preocupa que Pekín responda a su falta de cumplimiento con una negativa para tener lugares de aterrizaje en China. La noche del martes la Casa Blanca no respondió a una solicitud de comentarios.

Las aerolíneas de Estados Unidos seguirán los pasos de otros grandes líneas aéreas extranjeras que realizaron los cambios para satisfacer a Pekín. En el sitio web de Air Canada ahora se puede leer “Taipéi, Taiwán, CN” para los vuelos a Taiwán, mientras que Qantas utiliza “Taipéi, Taiwán, China”. British Airways utiliza “Taipéi, Taiwán-China”.

La presión china llegó cuando Washington —desde el Congreso hasta la administración Trump— adoptó una posición más dura hacia Pekín por el tema de Taiwán. En marzo, Trump firmó la Ley de Viaje a Taiwán, que insta a los intercambios entre los funcionarios estadunidenses y sus contrapartes en la isla autónoma, a pesar de las protestas oficiales de Pekín.

China considera a Taiwán como una parte inalienable de su territorio soberano y espera asumir el control de la isla en el futuro. Estados Unidos hace negociaciones con Taiwán bajo su “política de Una sola China”, una fórmula diplomática de cuatro décadas de antigüedad bajo la cual Washington reconoce a Pekín como la capital de China mientras mantiene relaciones no oficiales con la isla de 23 millones de personas, principalmente a través de una oficina de enlace en Taipéi.

Información adicional de Edward White en Taipéi.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.