• Regístrate
Estás leyendo: BMW eleva sus precios por guerra de aranceles
Comparte esta noticia
Martes , 25.09.2018 / 08:41 Hoy

BMW eleva sus precios por guerra de aranceles

La automotriz alemana aplicará los aumentos en los vehículos que produce en Estados Unidos y exporta hacia China.
1 / 2
Publicidad
Publicidad

BMW se convertirá en la primera gran automotriz en aumentar los precios de sus vehículos de producción estadunidense que exporta a China, ya que la guerra comercial comienza a afectar a los consumidores.

El fabricante alemán de automóviles de lujo responde a las tarifas más altas que impuso Pekín en represalia contra los aranceles del presidente Donald Trump sobre los productos chinos de importación.

BMW es el mayor exportador de vehículos de Estados Unidos a China por valor, gracias a sus populares vehículos utilitarios deportivos (SUV) que produce en Spartanburg, Carolina del Sur, su planta más grande del mundo. La fábrica exportó más de 70 por ciento de los 371 mil 316 vehículos que produjo el año pasado.

A partir de hoy lunes, BMW aumentará los precios de sus modelos SUV X5 y X6 en China en 4 y 7 por ciento, respectivamente, dijo la compañía el domingo, ya que trasladará a sus clientes parte de los costos de los nuevos aranceles.

La única otra automotriz que aumentó los precios en China hasta el momento es Tesla. El pionero de los vehículos eléctricos dijo este mes que subirá 20 por ciento —entre 22 mil 600 y 37 mil 600 dólares por coche— los precios de sus automóviles Model S y X a causa de los aranceles.

Desde el 1 de julio Pekín redujo los impuestos globales de importación para vehículos de 25 a 15 por ciento, pero unos días después elevó los aranceles —únicamente sobre los vehículos de fabricación estadunidense— de 15 a 40 por ciento, como reacción el mismo día al incremento de impuestos de importación de Trump sobre productos de fabricación china con valor de 50 mil millones de dólares.

BMW dijo que los precios del X4, otro SUV popular fabricado principalmente en Estados Unidos, “no se verán muy afectados” porque de todas formas el vehículo pronto se producirá localmente en China.

“BMW representa el libre comercio pero no puede quedarse quieto sin tomar medidas para responder a los cambios del mercado”, dijo el grupo en un comunicado.

Irónicamente, BMW, y su principal rival Daimler, ahora se encuentran en desventaja para vender coches en el mercado más grande del mundo porque invirtieron demasiado en la producción en EU en las últimas décadas.

Grupos como Audi, Porsche y Maserati, que no cuentan con plantas en EU y en su lugar producen sus SUV en Europa, pueden exportar a China con aranceles de solo 15 por ciento.

Los analistas de Jefferies calificaron los aranceles de importación como “la principal amenaza para las ganancias del sector” y advirtieron que los costos para BMW y Daimler pueden llegar a ser de entre 4 y 5 por ciento de sus ganancias de 2019.

Daimler citó la disputa comercial cuando emitió una advertencia de utilidades a finales de junio. El jueves pasado el grupo dijo que las ganancias netas del segundo trimestre cayeron 27 por ciento, al llegar a mil 800 millones de euros, una caída significativa atribuida a “una condición de precios más desfavorable, incluidos aranceles”.



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.