• Regístrate
Estás leyendo: Aranceles de Trump pegan al bourbon de Kentucky
Comparte esta noticia

Aranceles de Trump pegan al bourbon de Kentucky

La Unión Europea y México pusieron tasas de 25% al whiskey de Estados Unidos, mientras que Canadá las colocó en 10%.
Publicidad
Publicidad

De pie, al lado de su motocicleta Harley-Davidson en la destilería Wild Turkey en Kentucky, Larry Sewell está en el cielo después de unos vasos de whiskey bourbon, su bebida favorita desde hace 40 años.

“Este es el néctar de los dioses y debería saberlo porque he bebido suficiente”, dijo Sewell, quien junto con su hermano viajó desde Alabama para visitar las destilerías en el Kentucky Bourbon Trail (El camino del bourbon en Kentucky).

Mientras que el ánimo en la destilería Wild Turkey es alto, en la emblemática industria del estado es menos optimista. En Kentucky, a los destiladores les preocupa el impacto de los aranceles que Europa, México y Canadá impusieron sobre el whiskey estadunidense —desde Wild Turkey hasta Jack Daniel’s— en represalia por los aranceles sobre el acero y aluminio de la administración Trump.

“Sin duda existe una preocupación en la industria del bourbon”, dijo Andy Barr, congresista republicano por Kentucky cuyo distrito cuenta con varias destilerías grandes. “Es muy importante porque es una fuente de empleos... es una forma de exportar Kentucky al mundo”.

La Unión Europea y México impusieron aranceles de 25 por ciento al whiskey estadunidense, mientras que el de Canadá es de 10 por ciento. Si bien las tarifas se aplican a todo el whiskey de EU, se diseñaron para perjudicar a Kentucky, el hogar del líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell.

El objetivo de los aranceles es una industria que crece rápidamente. En las últimas dos décadas las exportaciones de whiskey estadunidense aumentaron de 290 millones de dólares (mdd) a mil 130 millones, de acuerdo con el Distilled Spirits Council (Consejo de Licores Destilados). Eric Gregory, director de la Kentucky Distillers Association (Asociación de Destiladores de Kentucky), dijo que los aranceles realmente afectarán a la industria del bourbon, que disfruta de un renacimiento, impulsada en parte porque más mujeres estadunidenses beben el alcohol a base de maíz, además de la creciente demanda en toda Europa.

“Estamos en la cresta de una ola ámbar... y luego ocurre algo como esto. Es una especie de sedante”, dijo Gregory, y agregó que la industria proporciona 17 mil 500 empleos, en comparación con los 4 mil de hace una década. “Las destilerías se sienten frustradas porque nos sentimos algo impotentes. Esta es una pelea que no buscamos”.

El valor de las exportaciones de whiskey estadunidense es de mil 130 millones de dólares.

Amir Peay siente esa frustración. En 2008, relanzó la marca James E. Pepper, que se produjo desde la revolución estadunidense hasta que quebró en la década de 1950. Durante la década pasada desarrolló un negocio vendiendo su bourbon y whisky de centeno “1776”, y planeaba dar un gran empuje en Italia y Gran Bretaña este año para impulsar las ventas en Europa, donde Alemania es su principal mercado.

“Nuestro negocio ahora es esencialmente daño colateral”, dijo Peay, quien estima que tendrá que aumentar sus precios en Europa de 35 a 45 euros por una botella de 700 ml.

Algunas de las grandes destiladoras mundialestambién advirtieron sobre los precios más altos. Campari, propietaria de Wild Turkey, dijo que los aranceles no van a perjudicar los planes de crecimiento, sino que “el resultado serán aumentos de precios”. Brown-Forman, que fabrica Jack Daniel’s, dijo que los consumidores europeos pagarán 10 por ciento más.

Sin embargo, las grandes destiladoras minimizan el impacto de los aranceles. Pero Gregory dijo que el daño a largo plazo para el negocio podría ser significativo, sobre todo al tener en cuenta que en los últimos años muchos realizaron grandes inversiones para atender la creciente demanda en Europa y los países asiáticos como Japón.

“Acabamos de arañar la superficie para convencer a los bebedores escoceses y de otros lugares sobre el bourbon en el extranjero”, dijo Gregory, a quien le preocupa que algunos conversos se regresen al whisky Scotch a medida que el bourbon se vuelva más caro.

Al tener en cuenta lo que está en juego, Peay se sorprende de que los grandes productores no fueran más vocales al criticar a Trump. “Probablemente tiene que ver con personas que no quieren que se les perciba como que escogen un bando político durante un momento muy polémico en la política en Estados Unidos”, dijo.

Al Cross, columnista político y profesor de periodismo de la Universidad de Kentucky, dijo que su cautela llega de producir en un estado con una gran población evangélica donde solía haber muchos condados “secos” que prohibían la venta de alcohol. “La mayoría de los lugares ahora son ‘húmedos’, pero todavía tienen mucha precaución de no hacer enojar a la gente. Entonces lo más inteligente para ellos es esperar y ver”.

El alcalde de Lexington, Jim Gray, dijo que los destiladores también esperaban “que tal vez el ímpetu de Trump se manifieste aquí y que de un giro”, algo que él considera que es demasiado optimista.

Tanto Gray como Barr subrayan que si bien la amenaza para el bourbon es inmediata, también les preocupa que Trump considere introducir aranceles relacionados con la industria automotriz, particularmente al tener en cuenta que el área de Lexington cuenta con la planta Toyota más grande del mundo. Pero hasta que eso surja, la principal preocupación en el área se centra en el whiskey.

(Lawrenceburg)


Golpe
Si bien las tarifas se aplican a todo el whiskey de EU, se diseñaron para perjudicar directamente Kentucky..

Objetivo
Ese estado es el hogar del líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell.

Mercado
El valor de las exportaciones del whiskey de Estados Unidos es de mil 130 mdd.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.