• Regístrate
Estás leyendo: Anuncia Deutsche Bank recorte de 7 mil empleos
Comparte esta noticia

Anuncia Deutsche Bank recorte de 7 mil empleos

El banco más grande de Alemania advierte a sus accionistas sobre un segundo trimestre difícil debido al plan de reestructuración.
Publicidad
Publicidad

El valor de las acciones de Deutsche Bank cayó ayer después de que el banco anunció sus planes para recortar más de 7 mil puestos de trabajo y advirtió a los inversionistas sobre un segundo trimestre difícil.

El banco más grande de Alemania dijo el jueves que la fuerza laboral se mantendrá “muy por debajo” de 90 mil empleados después de la reestructuración, en comparación con los más de 97 mil de la actualidad.

El peso de la reestructuración caerá en la banca corporativa y de inversión de Deutsche, cuya base de costos se reducirá en mil millones de euros para finales del próximo año. Uno de cada cuatro trabajos en sus operaciones de ventas de capitales y negociación bursátil se van a recortar.

Las acciones de Deutsche cayeron 4.6 por ciento para llegar a 10.40 euros en las operaciones de la tarde, su nivel más bajo desde octubre de 2016.

Al hablar con los accionistas en la reunión anual de la compañía, Christian Sewing, el nuevo director ejecutivo, dijo que los ingresos de banca corporativa y de inversión, que cayeron 13 por ciento en el primer trimestre, todavía se encuentran bajo presión. También dijo que los costos de reestructuración de 800 millones de euros afectarán los resultados del banco en 2018.

Deutsche no dio detalles sobre qué oficinas del banco enfrentarán los mayores recortes. Pero una persona familiarizada con las discusiones internas dijo que la mayor parte de la reestructuración ocurrirá en Estados Unidos y que las operaciones con sede en Londres también se verán afectadas.

“Debemos concentrarnos en lo que realmente hacemos bien”, dijo Sewing. Agregó que el banco mantiene su compromiso con la banca corporativa y de inversión y su presencia internacional.

Sewing ocupa el cargo desde el mes pasado, cuando despidieron a John Cryan después de dos semanas con una crisis de liderazgo.

Paul Achleitner, presidente de Deutsche, dijo a los inversionistas que la razón clave del cambio en el liderazgo fue que “los planes bien formulados y las medidas prometidas no se ejecutaron con suficiente disciplina o rigor”.

También reconoció que el cambio no se manejó bien, una crítica clave de los inversionistas. “Se hizo un gran daño a nuestro banco y el prestigio de las personas involucradas, no menos importante la de John Cryan y la mía”, dijo.

Achleitner dijo que el banco buscaría una investigación criminal sobre las filtraciones de la sucesión del director ejecutivo. “La ley corporativa alemana acertadamente considera la divulgación no autorizada de ese tipo información como una negligencia penal en el cumplimiento del deber”, dijo, y agregó que Deutsche presentaría una acusación contra personas desconocidas.

Achleitner se enfrenta a una moción de los accionistas para retirarlo del consejo de administración. Hermes Investment Management, que tiene aproximadamente 0.5 por ciento de los derechos de voto en Deutsche, instó el martes a la dirección del banco a comenzar a observar los “planes para la sucesión” del presidente.

Es poco probable que la moción tenga éxito. En una victoria simbólica para Achleitner, más de 99 por ciento del capital social representa la AGM que votó en contra de una moción para destituirlo como presidente de la reunión.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.