Al final se gastó todo el presupuesto: Videgaray

El atraso en el gasto, la caída en el sector de la construcción y la desaceleración mundial fueron los factores que mermaron la economía nacional, reveló el titular de Hacienda.
Luis Videgaray, Agustín Carstens y José Ángel Gurría, en el ITAM.
Luis Videgaray, Agustín Carstens y José Ángel Gurría, en el ITAM. (Octavio Hoyos)

México

Pese a que en ciertos periodos de 2013 se registró un atraso en el gasto público autorizado, a final de cuentas se ejerció en su totalidad, aseguró Luis Videgaray, titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

"Al cierre de diciembre no tendremos subejercicios relevantes en el gasto público", dijo al clausurar el seminario "Perspectivas Macroeconómicas 2014", organizado por el ITAM.

El encargado de las finanzas públicas del país aceptó que el atraso en la aplicación del presupuesto fue uno de los tres factores que mermaron el desempeño de la economía en 2013.

Videgaray Caso atribuyó el retraso observado en la primera mitad de 2013 a un efecto calendario, el cual está relacionado al cambio de gobierno y suele suceder en cada inicio de administración.

Explicó que cuando un gobierno se encuentra en su último año, enfoca la mayor parte del gasto en la primera mitad y, por el contrario, la administración entrante lo ejerce concentrándose en el segundo semestre del año, esto debido a que el presupuesto se aprueba más tarde.

El titular de Hacienda recalcó que en cada inicio de administración se ha registrado una disminución en el crecimiento derivado de tal circunstancia del gasto, de ahí la importancia del contenido de la reforma política, la cual establece adelantar la fecha de la toma de gobierno, lo que mejorará la calendarización del ejercicio fiscal.

Para este 2014, Luis Videgaray aseguró que no habrá retrasos en el gasto, sino todo lo contrario, será un ejercicio oportuno, esto gracias a que el presupuesto de egresos se aprobó a tiempo, lo que permitió tramitar los oficios para los procesos licitatorios desde el año pasado.

Los otros dos factores que dieron como resultado el débil crecimiento de la economía fueron la desaceleración mundial que se agudizó desde mediados de 2012 y no mostró signos de mejora hasta finales de 2013; así como la caída del sector de la construcción, particularmente el de la vivienda.

Respecto al primer punto, el secretario señaló que la buena noticia para 2014 es que el dinamismo de la economía de Estados Unidos ha mejorado, lo que se refleja en un mejor desempeño de las exportaciones manufactureras mexicanas.

Reforma hacendaria

Como consecuencia de la implementación de la reforma hacendaria, durante los primeros meses del año la inflación del país alcanzará niveles superiores al 4 por ciento, dijo Agustín Carstens, gobernador del Banco de México.

No obstante, aclaró durante su participación en el foro anual organizado por el ITAM, en el transcurso del año la situación se corregirá y cerrará por debajo de dicho nivel, aunque difícilmente llegará a 3 por ciento.

"Me gustaría que hubiera una convergencia de las expectativas de inflación a 3 por ciento, pero difícilmente se va a lograr este año por el impacto de las medidas fiscales", indicó el encargado de la política monetaria de la nación.

Explicó que las adecuaciones fiscales significarán un impacto a la inflación de 40 puntos base, o bien, 0.40 puntos porcentuales, que llevarán al índice a cifras por arriba de 4 por ciento, pero eventualmente se disipará porque hay factores temporales que se irán desvaneciendo.

El banquero central recordó que de noviembre a diciembre pasados la inflación tuvo un incremento considerable al pasar de 3.62 a 3.92 por ciento como consecuencia de factores como el alza del Metro de la Ciudad de México, incrementos en el transporte aéreo, impacto del clima en productos agropecuarios e incrementos en la telefonía.

Agustín Carstens explicó que otro factor importante para el alza en la inflación son los deslices en el precio de las gasolinas, los cuales han sido de casi tres veces el objetivo de inflación trazado por el banco central.

Detalles

En el evento organizado por el ITAM, Luis Videgaray aceptó que el paquete de reformas que se aprobaron a lo largo de 2013 generarán un impacto en la inflación; sin embargo, aseguró que aun así, México sigue siendo un país con baja inflación.

Además coincidió con el gobernador del Banco de México en que no todo es cuestión de la reforma en materia fiscal, sino que hubo otros factores adicionales, como el alza en el boleto del metro.

El titular de Hacienda reiteró su optimismo por la recuperación de la economía del país en 2014, con lo cual reiteró su estimado de crecimiento para este año de 3.9 por ciento, cifra acorde con el 3.8 que prevé la OCDE.