Facturación electrónica registra 40% de avance

En todo el país, incluyendo Nuevo León, se están realizando eventos con empresarios y personas físicas para resolver dudas que puedan tener sobre las nuevas disposiciones fiscales.
Adrián Guarneros Tapia, administrador general de Servicios al Contribuyente del Sistema de Administración Tributaria (SAT).
Adrián Guarneros Tapia, administrador general de Servicios al Contribuyente del Sistema de Administración Tributaria (SAT). (Leonel Rocha)

Monterrey

La migración a las nuevas modalidades de facturación electrónica impuestas por las autoridades tributarias en México registra un avance del 40 por ciento de los contribuyentes, de acuerdo a Adrián Guarneros Tapia, administrador general de Servicios al Contribuyente del Sistema de Administración Tributaria (SAT).

Al participar en un taller organizado por la Caintra de Nuevo León, Guarneros Tapia explicó que los cuatro meses de "prórroga" que se dieron –para que sea el 31 de noviembre la fecha límite para la migración a esta modalidad- han funcionado para que más contribuyentes empiecen a utilizar la facturación electrónica y se registre un importante avance.

"Cerca del 40 por ciento de los contribuyentes ya migraron a la nueva versión 3.3... Ya tenemos un avance importante, eso nos alienta y creemos que va muy bien. Y lo que estamos haciendo ahorita es mucho acercamiento con los contribuyentes para poderlos orientar, ayudarlos en sus dudas", manifestó.

TE RECOMENDAMOS: Arranca coreana Hyundai producción de sedán en NL

De acuerdo a Guarneros Tapia, en todo el país, incluyendo Nuevo León, se están realizando eventos con empresarios y personas físicas para resolver dudas que puedan tener sobre las nuevas disposiciones fiscales.

Por su parte, José Antonio Furber Cano, presidente de la Comisión Fiscal de Caintra NL, aseguró que para las empresas en general, no sólo para los industriales, estas modificaciones significan un cambio importante en su operación y se traduce en costos de inversión que deben realizar para cumplir con las mismas.

"Todo cambio, y más de esta relevancia, implica costos. Y lo que se busca en el diálogo con la autoridad es reducirlo, y minimizar lo más posible que podamos. Los gastos son en consultorías en sistema, en asesorías en el tema. No lo tengo cuantificado, pero depende del nivel de la compañía", indicó.

Además, Furber Cano argumentó en que los empresarios locales tienen diferentes preocupaciones por estas modificaciones, no sólo por los gastos que deben de realizar, sino por las modificaciones que se realizarán en la operación de la empresa, que incluye el llenado de las nuevas facturas, entre otros.