Nueve factores a considerar para adquirir un crédito hipotecario.

El especialista en administración de riesgo Edgar Castillo, del Tecnológico de Monterrey recomienda poner atender nueve puntos a la hora de contratar un crédito hipotecario.

Distrito Federal

Todos queremos tener una casa o departamento para poder vivir felices y olvidarnos de rentar, es claro que adquirir una vivienda es una decisión importante en la vida.

Si el inmueble se adquiere a través de un crédito hipotecario, seguramente este será a largo plazo, por ello, lo más recomendable es comparar las distintas opciones y buscar las mejores condiciones.

Para la elección del crédito, Edgar Castillo Huerta, consultor de Estrategia Financiera y Administración de Riesgos del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, recomienda revisar nueve puntos: :

1.- CAT (Costo Anual Total) es un resumen del costo del crédito, por lo tanto e es mejor buscar el más bajo del mercado.

2.- Pago, este gasto normalmente es mensual y debe ser menor al 40 por ciento del ingreso mensual, en caso de que no lo sea entonces busca contratar un plazo más largo.

3.- El plazo, está relacionado con la capacidad de pago, si es necesario extenderlo el pago será más cómodo.

4.- La tasa de interés que puede ser fija o variable. Una tasa fija te permite conocer cuanto pagarás durante la vida del crédito, lo mejor sería buscar una tasa baja.

5.- El monto del crédito, esto no incluye el enganche por tanto debes considerar los montos mínimo y máximo que cada institución puede otorgarte.

6.- El desembolso inicial, este rubro incluye enganche, gastos notariales, avalúo y estudio socioeconómico, este rubro podría considerarse una restricción importante para hacerte de tu patrimonio.

7.- La comisión por apertura, muchas veces te la financian, sin embargo busca que sea baja.

8.- Los seguros, muchas instituciones incorporan seguros de daños o de desempleo. Estos y otros accesorios podrían encarecer el crédito sólo hay que comparar los costos y las condiciones.

9.- Cuando se tenga el crédito, es recomendable hacer pagos anticipados. Esta opción permite disminuir el plazo o el pago. La disminución del plazo es más atractiva.

Si tienes posibilidad de apoyar esta gran inversión con tu ahorro como trabajador o con apoyo de otro crédito (Infonavit o Fovisste) sería muy recomendable que lo hicieras.