• Regístrate
Estás leyendo: Experiencia de pago en Río se extenderá a otros países
Comparte esta noticia
Martes , 17.07.2018 / 01:15 Hoy

Experiencia de pago en Río se extenderá a otros países

Gemalto realizó con buenos resultados una prueba piloto con una pulsera en la red de transporte público de la sede olímpica.

1 / 2
Publicidad
Publicidad

Daniel Callejas

Tras el periodo experimental durante los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro con el uso de un wearable (dispositivo que puede ponerse en el cuerpo) que permite el pago de transporte público con una pulsera inteligente, Gemalto podría llevar este dispositivo a México y Latinoamérica.

En entrevista con Milenio, Diego Schpilberg, vocero de la empresa en Brasil, dijo que en la sede olímpica se trabajó en alianza con la firma de transporte RioCard, operador de venta de boletos de transporte público de Río, con el objetivo de mejorar la infraestructura para los aproximadamente 500 mil visitantes extranjeros que asistieron al evento. Fue la prueba para simplificar la logística del viaje y construir una base para pagos sin contacto, simples y seguros.

“Dependiendo de los operadores su llegada al país está próxima; además de buscar alianzas para crear los materiales aptos para la pulsera. En Río el piloto dio buenos dividendos. Uno de los aspectos es que el enfoque no afecta la experiencia de los pasajeros existentes, ya que es una forma adicional de pagar, sumada a la de las tarjetas habituales”, explicó.

Gemalto suministró a RioCard la pulsera Celego Contactless MiniTag resistente al agua y el Contactless MiniTag Sticker, integrados con un chip sin contacto provisto por ellos, además de certificados por Visa y MasterCard. De esta forma se habilitaron todas las funcionalidades seguras de las tarjetas sin contacto tradicionales. La expectativa de ambas compañías es conectar 126 millones de dispositivos para 2019.

Para que este wearable ingrese a México “se necesita de los operadores y analizar la tecnología para trasladar los pagos de tarjetas de plástico en una pulsera para que el usuario final obtenga comodidad y así evitar un mecanismo de sacar la cartera y colocar plástico”, señaló.

Schpilberg recordó que “en los últimos años, los pagos sin contacto han sido una innovación que ha simplificado la experiencia del pasajero; puesto que los boletos sin contacto acumulan más de una década, conviertiéndolos en un instrumento obsoleto. Ante esto, la reciente incorporación de la funcionalidad de tarjeta bancaria y de crédito sin contacto ha llevado esto al siguiente nivel”.

Ejemplificó que desde que estas tarjetas se añadieron a la red de transporte de Londres hace 18 meses, se han realizado más de 350 millones de viajes, lo que representa 28 por ciento de todos los viajes bajo la modalidad de pago pay as you go (págalo tu mismo) en subterráneo y tren.

Alrededor de 25 mil nuevas tarjetas se utilizan en la red todos los días, y en marzo se anunció que la autoridad de transporte público de esa ciudad, TFL, había llegado a los diez millones de tarjetas únicas sin contacto en el sistema. De tal manera que los autobuses en Londres ya no aceptan dinero en efectivo ni emiten boletos.

Incluso este artículo del llamado internet de las cosas (IoT) contribuirá al cuidado del medio ambiente, al desechar los millones plásticos que se utilizan, ya que en Brasil se redujo en casi 10 por ciento su uso solo con este prototipo de Gemalto. Schpilberg comentó que analizan la posibilidad de ampliar su uso no solo al transporte, sino que sea una forma de pago casi universal, siempre y cuando se amplíen las negociaciones con Visa y MasterCard.

+PAGOS

126 millones de dispositivos de pago sin contacto buscan alcanzar de manera conjunta Visa y MasterCard para 2019.

350 millones de viajes en la red de transporte de Londres, Inglaterra, se pagaron con tarjetas electrónicas en los últimos 18 meses.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.