EU frena la productividad de manzaneros mexicanos

La cosecha nacional es insuficiente y se necesita la importación, pero EU la envía a precios ‘dumping’ y eso no ayuda al país, acusan los productores.
Los manzaneros aportan una derrama anual de 4 mil millones de pesos.
Los manzaneros aportan una derrama anual de 4 mil millones de pesos. (Héctor Téllez)

México

Aunque los productores de manzana se han esforzado para elevar la producción, con inversiones y mejor tecnología en las plantaciones, las prácticas desleales de Estados Unidos frenan su productividad, afirmó el representante del Sistema Producto Manzana Nacional, Ricardo Márquez Portillo.

La producción nacional es insuficiente para abastecer el mercado interno y, por tanto, la importación es necesaria, pero estamos en contra de que EU nos envíe producto a precios dumping, dijo en entrevista con MILENIO.

Informó que son alrededor de 300 mil toneladas de manzana estadunidense las que se importan al año, pero esa cifra es creciente y la sobreoferta perjudica a los productores mexicanos.

Las tres grandes regiones productoras de manzana se ubican en Chihuahua, Coahuila y Durango, y en algunas zonas de Puebla, Hidalgo y Querétaro se cosecha en medianas cantidades.

En México la producción anual de manzana es superior a 700 mil toneladas, pero no se exporta porque no se alcanza a cubrir el abasto interno, aunque sí se han enviado cantidades pequeñas a Centroamérica, explicó.

Añadió que el cultivo de manzana genera una derrama económica para el país de 4 mil millones de pesos anuales en las regiones donde ésta se produce.

“Hemos luchado y hemos pedido al gobierno que exista igualdad, es decir, que las importaciones no se realicen bajo condiciones desleales y ventajosas que afecten directamente a los manzaneros mexicanos”, comentó.

Destacó que han interpuesto demandas de dumping por vender por debajo de la producción del país de origen; “nosotros decimos que cabemos en un mercado de igualdad y que no se importe más de lo que el país consume, porque entonces sería un problema muy grave”.

También trabajan muy de la mano con el Consejo Nacional Agropecuario (CNA) para que se considere a la manzana un producto sensible, se fortalezcan los aspectos fitosanitarios y los planes de trabajo de importación y exportación, agregó.

En materia de precios, dijo que por ahora han estado estables después de sufrir prácticas desleales de comercio en 2013 y 2014 por parte de EU.

“Interpusimos una denuncia de dumping ante la Secretaría de Economía en 2014, la cual duró dos años de investigación; finalmente, aunque se comprobó el margen de alrededor de 21 por ciento de arancel, la autoridad decidió retirar las cuotas compensatorias”, señaló.

Márquez Portillo recordó que en junio del año pasado la autoridad decidió retirarlas, de ahí vino el alza en la paridad del dólar y ésta fue un factor para la inestabilidad del mercado, al considerar la oferta y la demanda.

“De 2014 a 2017 parece que hay estabilidad en el mercado y se debe a la preliminar que había publicado la Secretaría de Economía en el Diario Oficial de la Federación, misma que duró seis meses de las cuotas compensatorias”, indicó.

En tanto, el presidente del Sistema Producto Manzana de Coahuila, José Recio Valdez, coincidió en que la fruta que entra de EU viene con el problema de los precios dumping, además de que también llega de Nueva Zelanda y Chile, situación que perjudica a los manzaneros mexicanos.

“De lo que se consume en el país producimos 40 por ciento y el resto viene de otras naciones; desgraciadamente los que importan lo hacen cuando nosotros estamos en plena cosecha y es lo que nos afecta directamente”, dijo.

Explicó que la producción no ha crecido lo suficiente, ya que si no se está totalmente apegado al cultivo no es redituable; “para que el negocio de la manzana sea rentable necesitamos cosechar arriba de 45 toneladas por hectárea”.

Al ser cuestionado sobre la renegociación del Tratado de Libre Comercio, dijo: como sector “siempre hemos estado en riesgo, porque nos meten manzana que no queremos y a la hora de reclamar la SE no nos responde, ya que no considera que seamos una industria importante”.

“Pedimos que se respete una cuarentena, es decir, que terminada la cosecha se den dos meses de perdido para que empiecen a mandar manzana a México y que se le imponga un arancel justo, que nos dé oportunidad de producir más”, dijo.

Añadió que si no se respeta la cuarentena cuando Estados Unidos tiene sobreproducción “nos mandan manzanas por abajo del costo de producción, con tal de que a ellos no se les abarate en su país, y es cuando nos perjudican”.

Por otra parte, el presidente del Sistema Producto Manzana de Puebla, Pablo Cruz Hernández, comentó que la idea es crecer en el mercado estatal y nacional para competir con cualquier fruta extranjera.

Hace falta más tecnologías en zonas productoras para que el sector crezca y se desarrolle; hace falta aprovechar los recursos, sobre todo hídricos, que en muchas ocasiones se desaprovechan, además de tener protecciones contra el clima, comentó.