• Regístrate
Estás leyendo: Etiqueta electrónica en equipaje, apuesta para evitar largas esperas
Comparte esta noticia
Lunes , 22.10.2018 / 01:23 Hoy

Etiqueta electrónica en equipaje, apuesta para evitar largas esperas

El viajero solo pasa su 'smartphone' sobre el sello digital y se actualiza el código de barras con los detalles del vuelo.

Publicidad
Publicidad

Los días de hacer fila para dejar tus maletas en el aeropuerto pronto pueden llegar a su fin, ya que las aerolíneas intensifican sus intentos por automatizar el proceso de registro.

Si bien desde hace años existe el sistema de autorregistro, las aerolíneas ahora invierten en más opciones de hágalo usted mismo que pueden permitir a los viajeros llegar al aeropuerto con sus maletas ya etiquetadas y listas para dejar, sin necesidad de ayuda del personal.

Las aerolíneas, entre las que se encuentra British Airways, están en pruebas de etiquetas electrónico permanentes de equipaje que eliminarían la necesidad de nuevos sellos de papel cada vez que viaja un pasajero.

Una vez que el viajero se registra en línea puede pasar su smartphone sobre la etiqueta electrónica, con lo que se actualizará el código de barras que contiene los detalles del vuelo. Esta etiqueta se puede escanear rápidamente en el punto de entrega de equipaje de autoservicio antes de que el pasajero pase por la seguridad.

British Airways, la aerolínea propiedad de International Airlines Group, tiene planes de lanzar etiquetas digitales para equipaje el próximo año, después de realizar más pruebas.

"Muchas líneas aéreas experimentan con las etiquetas electrónicas para equipaje. Nos gustaría ver que la tecnología se vuelva tan omnipresente y barata, entre 4 y 5 dólares, para que muchas personas puedan comprar tantas como quieran", dice Paul Behan, director de experiencia de pasajeros de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), el principal organismo comercial de las aerolíneas del mundo.

Behan dice que uno de los beneficios de una etiqueta electrónica es que se puede actualizar de forma remota si hay algún cambio en la ruta, lo que garantiza que el sello tenga los nuevos detalles de vuelo.

Air-France y Turkish Airlines también realizan pruebas de las etiquetas electrónicas para equipaje, de las que fue pionera la línea aérea Qantas Airways en 2010. Pero, junto con tecnologías como los puntos de entrega de equipaje de autoservicio y el wifi, ha sido lento ponerse al día, ya que las aerolíneas se centran en las inversiones de capital más urgentes.

"Con un rendimiento de capital tan difícil, ¿vas a gastar dinero en esto en lugar de comprar equis cantidad de aviones? Dice Jonathan Keane, de Oliver Wyman, la consultora de administración.

Pero con el aumento de las utilidades —este año la industria proyecta que va a generar los mejores márgenes desde mediados de la década de los 60— las aerolíneas buscan formas de mejorar la experiencia del pasajero, y a la vez reducir todavía más los costos.

El aeropuerto de Gatwick, en Londres, ya dio a conocer sus planes para crear la zona de entrega de equipaje de autoservicio más grande del mundo como parte de una inversión de mil millones de libras para remodelar la Terminal Norte.

EasyJet, la aerolínea de bajo costo, tiene 12 puntos de entrega de equipaje de autoservicio en Gatwick y planea tener cerca de 60 para finales de 2016, cuando termine la remodelación, de acuerdo con Sophie Dekkers, directora de EasyJet en Reino Unido.

De acuerdo con el informe de equipaje de este año que realiza el especialista en tecnología de la información de transporte aéreo (SITA), solo 9 por ciento de las aerolíneas ofrece servicios de entrega de equipaje totalmente de autoservicio, aunque predice que aumentará a 70 por ciento para finales de 2017.

Varias aerolíneas, entre ellas Swiss International, Lufthansa, Air France, Iberia y Alaska Airlines, ya permiten que sus pasajeros impriman sus etiquetas para equipaje en casa para algunas rutas seleccionadas.

Pero las preocupaciones aumentan sobre la franja verde que se tiene que incluir en las etiquetas que se emiten dentro de la Unión Europea, para que sea más fácil identificar las maletas que vienen de fuera del bloque.

La IATA empezará las pruebas dentro de la Unión Europea a finales de septiembre, con las que busca abordar algunas de esas preocupaciones. A los viajeros se les pedirá imprimir la etiqueta a color para que la franja verde sea clara, pero el grupo de comercio espera trabajar con la Unión Europea para eliminar o sustituir la franja verde con otro mecanismo, a fin de identificar las maletas movilizadas dentro de la Unión Europea.

Las barreras regulatorias también afectan el despliegue de los puntos de entrega de equipaje de autoservicio. En Reino Unido el requerimiento Triple A del gobierno significa que se necesita una revisión de la identidad para garantizar que los dueños registran las maletas. Behan dice que la IATA trabaja con el Departamento de Transporte de Reino Unido para revisar si se puede cambiar la regla. "Una de las opciones que buscamos es la identificación biométrica", dice.

El proceso de entrega de equipaje automatizado también puede reducir los costos de personal de las aerolíneas, ya que una persona puede atender varios quioscos de entrega de equipaje de autoservicio, como pasa en los supermercados que operan las cajas de autoservicio. Las aerolíneas también pueden obtener un ingreso extra mediante mejoras en el cumplimiento de los cargos por el exceso de equipaje.

Sin embargo, Keane cree que las aerolíneas todavía tendrán que contar con personal y administrarlo para los días irregulares de operación, por ejemplo, cuando ocurre un problema inesperado, como el corte de electricidad en el aeropuerto de Heathrow este mes.

"Sin duda contribuye a reducir los costos, ¿pero eso significa que puedes tener una terminal sin personal? No lo creo", dice.





Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.