El etanol abre oportunidad de reducir costos de gasolina

Fabricar combustible "boutique" o especial para el país lo encarece para EU porque se debe frenar la producción habitual, explicó el presidente de la Asociación Mexicana para la Movilidad Sustentable.

enviada/Denver, Colorado

El uso de etanol como aditivo para oxigenar la gasolina y la homologación en las especificaciones de calidad de este combustible con el de Estados Unidos representa ahorros de casi  50 centavos por litro, aunado al beneficio de contar con carburantes más limpios, afirmó Stephan Wittig, presidente de la Asociación Mexicana para la Movilidad Sustentable.

Casi 70 por ciento de las gasolinas que se consumen en México proviene de EU, por lo que al ser diferente el tipo de combustible entre cada país obliga a las refinerías a hacer un cambio para su producción, el hecho de fabricar una gasolina boutique o especial para México encarece el costo porque se debe parar la producción habitual.

En este sentido Wittig comentó que se puede evitar el paro de las refinerías estadunidenses si se produce el mismo tipo de combustible, lo que implicará menores costos y permitirá contar con combustibles de mayor calidad.

Ejemplificó que en EU la gasolina se oxigena con etanol E10, y de ocupar este biocombustible como oxigenante en México representa ahorros de entre 0.20 y 0.40 pesos por litro, lo que implicará disminución de costos por casi 25 millones 800 mil diarios o bien 9 mil 417 millones de pesos anuales.

El 26 de junio pasado la Comisión Reguladora de Energía modificó la norma oficial mexicana 016 CRE 2016 para incrementar el volumen de etanol como oxigenante de la gasolina de 5.8 a 10 por ciento, con la restricción para su uso en el Valle de México y en las zonas metropolitanas de Guadalajara y Monterrey.

Por otro lado, pese a que el etanol en la mezcla de gasolina se permite en México, no se ha ocupado a escala industrial, derivado de que el porcentaje de 5.8 por ciento es redituable y en gran parte a que la restricción en las zonas metropolitanas del país restringe las oportunidades de negocio, explicó Witting.

Potencial mexicano

En Estados Unidos la producción de etanol es una industria en crecimiento y sus inversionistas, además de los brasileños, tienen un gran interés de participar en México, pero la limitante es la opacidad en la regulación, enfatizó Ryan LeGrand, director en México de US Grain Council.

“Tras las modificaciones a la NOM mexicana se observa un mayor interés de posibles inversionistas, pero aun así no están abiertas las ciudades, el etanol es prohibido en Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara y eso representa una gran porción del mercado, de entre 35 y 40 por ciento del consumo de gasolina”, expuso en entrevista.

Los amparos contra una mayor mezcla de etanol en la gasolina, así como la restricción de su uso en las zonas metropolitanas más importantes, frenan a la industria, refirió LeGrand.

La utilización del etanol está prohibida en las zonas metropolitanas hasta que haya más estudios que demuestren que no hay problemas en la generación de ozono, “pero sí hay falta de investigación y de información actualizada”, apuntó.

“El debate sobre el uso del etanol proviene de los intereses comerciales de los fabricantes del oxigenante MTBE, que quieren mantener el etanol fuera del país”, sostuvo Ryan LeGrand; sin embargo, refirió que ocupan de forma parcial estudios de hace 20 años, no es información actualizada.

El Instituto Mexicano del Petróleo realiza un estudio sobre el uso de gasolinas en México con etanol E10 con la flota vehicular, con la gasolina que se vende en el país para hacer una comparación.

Las más recientes investigaciones en EU demuestran que el etanol es un biocombustible viable para usarlo como oxigenante; a partir de su uso se redujo dramáticamente el nivel de emisiones de los vehículos en ese país, de acuerdo con Robert McCormick, investigador del Laboratorio Nacional de Energías Renovables.

Mediante un estudio, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos encontró que las emisiones de gases de efecto invernadero relacionadas con el uso de etanol se reducen casi 43 por ciento comparado con la gasolina que tiene como oxigenante el MTBE, señaló Stephan Muller, investigador y directivo de la Universidad de Illinois en Chicago. En tanto que el uso del MTBE fue prohibido en el vecino país del norte, derivado de que se comprobó que contaminaba el agua.

Nueva industria

En México la producción de etanol, casi 200 millones de litros anuales, se dedica en su totalidad a la industria de bebidas alcohólicas, pero el potencial de utilizar el etanol E10 a escala nacional es exponencial, pues se estima que la producción puede alcanzar alrededor de
4 mil 774 millones de litros al año, añadió Wittig.

La principal materia prima para la producción de etanol en Estados Unidos es el maíz; en México ese potencial está en los cultivos de caña y sorgo, refirió.

La demanda generará inversiones en plantas productivas y cadena de abasto de materias primas a escala nacional; también será necesaria infraestructura de transporte, almacenamiento y mezclado.

Wittig mencionó que, de acuerdo con el Atlas agroalimentario 2016, del Sistema de Información Agroalimentaria y de Pesca en México, de los 26 millones de hectáreas con vocación agrícola se cultivaron 22 millones, por lo que el potencial es de 4 millones 800 mil hectáreas para el cultivo de biomasa.