Pendiente intercambios entre Tamaulipas y Houston

El experto George Baker lanza la pregunta: Los directores de Recursos Humanos, ¿tienen programas de educación internacional, para que sean parte de la reforma energética?.
El ambiente petrolero en la metrópoli texana va mas allá de acudir a sus casas de estudios; es plática de todos los días en cualquier punto de la urbe.
El ambiente petrolero en la metrópoli texana va mas allá de acudir a sus casas de estudios; es plática de todos los días en cualquier punto de la urbe. (Especial)

Tampico

Universidades, empresas y entidades de gobierno tienen pendiente gestionar becas para sus estudiantes y trabajadores de Ingeniería, para realizar estancias en Houston, la universidad petrolera por excelencia en Texas, expresó George Baker.

El catedrático y editor de Energia.com, quien estuvo presente en el Symposium "Realidad Energética, Reto para Tamaulipas 2014", afirmó que todo pareciera indicar que en México se trabajará en ensayo y error, en vez de aprovechar la experiencia, por ejemplo, del caso Eagle Ford en el vecino estado norteamericano.

Usted ha comentado que en Houston no observa estudiantes mexicanos, menos de Tampico, estudiando en las universidad- des de Houston, a pesar de la vocación petrolera de ambas regiones, tanto en Texas como en Tamaulipas. ¿A qué se deberá esto?, ¿a la falta de apoyo de los gobiernos, a la falta de interés de los mismos estudiantes?

Creo que es un buen punto para analizar, una buena pregunta y un buen tópico.

Probablemente haya un problema aquí de cultura inglesa, pero también de pasividad. Pensando en su pregunta, en lo primero que pensaría es si alguien ha hablado con el secretario de Educación -Diódoro Guerra Rodríguez- o con el mismo gobernador –Egidio Torre Cantú- y decirle "todas las compañías internacionales que operan en Tamaulipas, por cada 100 o 150 empleados, quiero que a uno le den una beca para estudiar en Houston", y es parte de la aportación social.

En segundo lugar, hablando de las universidades, quiero estancias en las empresas para que trabajen en el verano, porque Houston es un entorno, es un ambiente de aprendizaje, no es ciudad para cerrar tratos o escribir contratos. Sí lo haces, pero además, como digo, hay seminarios cada semana.

Puedes ir a un seminario diariamente y aprendes cosas sobre las expectativas. Necesitas conocer a los grandes empleadores, a los patrones internacionales, y decirles: Oiga, quiero una beca y una estancia en una empresa.

Si en las estancias te dicen que la empresa es de Noruega, entonces pide una beca para Houston y que te manden a Noruega en el verano. Hay que insistir con los patrones.

Por ejemplo, Grupo R tiene contratos con compañías de plataformas. Bien puede sufragar el gasto de esas becas y estancias.

Porque esto no solo va para las empresas extranjeras, sino también para las mexicanas. Hablamos también de Grupo Diavaz, del Distrito Federal.

Entonces, hay demasiada pasividad en el sur de Tamaulipas...

Lo que yo haría en tu lugar es ir a cuestionar y avergonzar a las compañías. Buscaría a los directores de Recursos Humanos para preguntarles cuáles son sus programas con los estudiantes universitarios de Tamaulipas con respecto a su educación internacional. ¿Cuál es su programa?

"Ah, es que..." Todas las mentiras en México inician con "es que". Y luego preguntas "¿pero atenderán este asunto, verdad? Porque yo regreso en 30 días, y si no, le publicaremos una nota, de las empresas que han escogido no participar. Vamos a dar publicidad a las empresas que sí colaboran, que impulsan".

Las universidades también son océanos de pasividad, firman convenios de colaboración, y esos documentos se quedan en un escritorio, o colgados en una pared, o en un cajón.

La pauta a seguir es, primero, que deben enviarse estudiantes de Tamaulipas a Houston; segundo, enviarlos en el verano fuera de México, no me importa si su entrenamiento es magnífico en Tamaulipas, tienen que salir.

Lo ideal es que aprendan experiencias de otros países, sobre todo teniendo la de Eagle Ford tan cerca de Tamaulipas...

Hay que usar el poder de la prensa. Decirles "MILENIO, como un compromiso social de la empresa, está realizando una encuesta al empresariado, sobre sus programas de capacitación internacional. No nos interesa la capacitación en Tampico, ya sobra".

¿Cómo puede avanzar México y Tamaulipas con esta apertura que ofrece la reforma energética?

Estás usando un término que no es parte del discurso oficial; ese término es "apertura". No aparece por ningún lado en ningún documento del reglamento.

Estamos hablando de otra cosa; pero que sea apertura, pues hasta el momento las autoridades no han contemplado el uso de ese concepto.

Lo comento a nivel léxico, porque estamos realizando un proyecto interesante de un diccionario jurídico del sector energético ante la reforma actual. Cuál es la nueva terminología, los nuevos conceptos, porque hay muchos. Entonces, para ubicarnos ante la reforma, tenemos que saber cuál es el vocabulario, cuáles son los conceptos de la reforma.

Si ingresas al portal www.energia.com, puedes bajar lo que tenemos ahora. Estamos colaborando con la Universidad Autónoma de Nuevo León, con estudiantes y profesores para impulsar la creación de un diccionario del sector energético mexicano.

Por ello sé que no encontrarás la palabra "apertura" porque he investigado 100 documentos, y no aparece. Pero eso tiene un trasfondo, que no aparezca "apertura".

Quiero comentar sobre los pasos no contemplados en el marco de la reforma: un concepto que llevo manejando desde hace un año es el de Pemex 2.0; será el Pemex facultado para operar afuera de México.

Petróleos Mexicanos es una empresa petrolera doméstica, de casa; eso no es correcto. No es correcto que una empresa de la historia, trayectoria, de la fama, de los logros, estuviera solo en aguas mexicanas, que solo estuviera operando en México.

Se puede ver una omisión, una laguna en la forma de pensar al no contar Petróleos Mexicanos en su área de Exploración y Producción con una oficina en Houston. ¿Qué les pasa? Debe ser una cosa tan normal que en la carrera de un ingeniero petrolero de Pemex que pasara un tour en tres años, cinco años, varias veces en Houston, para estar en comunicación en la red de ingenieros petroleros, con geofísicos, con todo el entorno que es Houston, es una gran universidad petrolera.

No hay alumnos mexicanos inscritos en Houston. Es un pendiente fácil de corregir con abrir una oficina, enviar 10 ingenieros con la encomienda de que cada semana uno vaya a dos reuniones.

Pemex dice que primero quiere aprender y hacer las cosas bien aquí, para luego internacionalizarse.

Eso no impide que abra una oficina. ¿Cómo vamos a aprender, solo en México? Hay que ir a la universidad, como todo estudiante hace. A la universidad mundial, la universidad global es la república de Houston, la universidad de Houston.

Quiero abordar otro tema, que me preocupa más que nada, o mejor dos: el diputado (Marco Antonio Bernal) habló de que estamos tratando de construir un marco en que una empresa cualquiera pueda competir en una licitación.

Hay un gran dicho mexicano, que es "sí, pero no"; ¿a dónde voy con ese comentario? La robustez del marco energético vamos a saber qué tan robusto es en el momento que haya una adjudicación a favor de una de las grandes empresas petroleras sin la participación de Pemex.

Si tiene la participación de Pemex, todo mundo quedará con la duda. ¿Por cuál camino llegó a ser que Pemex estuviese con la mano en este proyecto? Eso sembrará dudas, y para quitarlas, un bloque debiera ser adjudicado a favor de una de las grandes, de la Shell, de la Exxon, sin importar la nacionalidad, pero que sea de primer rango, sin participación de Petróleos Mexicanos en esta ocasión, para beneficio de Pemex, del país y de la empresa.

Luego podremos pensar en asociaciones, pero como un símbolo de la robustez del marco. Se tiene que adjudicar un bloque a una empresa de primer rango, independiente de Pemex.

Viendo toda esa documentación, no he encontrado ni una puerta, ni una ventana que favorezca la participación, la injerencia de la Corte para definir qué significa un concepto. Estamos en una cultura política, en una costumbre.