El estrés laboral, tema básico en las industrias

Directivos reconocen, una vez que concluyen las terapias grupales, que es necesaria la motivación para el cumplimiento de los objetivos.
Obreros Tamaulipas
Empresas buscan mejorar el ambiente para mejorar productividad del trabajador. (Eduardo González)

Tampico

Cada vez son más las empresas que se preocupan por el bienestar de su capital humano, las cuales han pedido servicios de terapia grupal con el fin de que sean más productivos, afirmó Sandra Elena Camero Berrones.

La presidenta de Salud Integral y Desarrollo Humano comentó que la iniciativa de su firma nació de un grupo de psicólogos, médicos y una coach en nutrición y bienestar, quienes ofrecieron dar el servicio al corredor industrial de Altamira. Actualmente poseen cuatro años de experiencia.

Al concluir las sesiones, los directores de las empresas reconocen que es necesaria la motivación constante del empleado, para que esto a su vez se refleje en el cumplimiento de objetivos.

"A las empresas les brindamos asesoría con respecto a desarrollo humano, salud física, mental, social, emocional y espiritual de los empleados. Combinamos todas estas áreas con la finalidad de darles un apoyo complementario a todas las personas en el área de la salud.

"Hemos tenido la suerte de trabajar con pequeñas, medianas empresas, así como otras de los perfiles petrolero y petroquímico".

Dijo que, al principio de sus actividades dieron pláticas referentes a la salud mental, tips referentes al bienestar físico y mental.

"Posteriormente comenzamos a dar cursos más amplios; hoy en día las empresas están enfocadas en buscar el mayor bienestar social para sus empleados, en todas las áreas.

"Están desarrollando programas más completos en el área de la salud integral, que es como lo debemos de manejar; un área que debe ser preventiva 100 por ciento, debemos estar bien física, mental, emocional, virtual y socialmente para ser más productivos".

Se le comentó que la mayoría de empresas no piensan en el trabajador, solo en la producción, debido a que así lo exigen los estándares globales.

"Gracias a Dios, cada vez son más empresas que se están preocupando por su capital humano. Damos cursos o pláticas; si es la segunda, vamos, platicamos, presentamos, hacemos dinámicas.

Si es un curso, es más tiempo pero nos enfocamos a lo mismo, a enseñarles a respirar bien, las técnicas de respiración, de relajación, la mejor manera que tengan ellos herramientas para aprender a comer adecuadamente.

"También damos cursos de salud emocional y mental, que en eso nos apoyan las psicólogas, una servidora cuando es necesario, y básicamente es lo que hacemos con los empleados". Reconoció que hoy en día, todo personal sufre de estrés, pero hay que aprender a manejarlo.

"Se está desarrollando en todos los ámbitos de nuestra vida: en la relación de pareja, con los hijos, en el área social por la inseguridad que se vive, en el área laboral porque las exigencias son cada vez mayores.

"Nuestro país está pasando por una situación difícil, al igual que el mundo entero, en cuestión económica; entonces eso hace que la exigencia laboral sea mayor, y que nosotros tengamos que trabajar muchas horas, lo cual nos afecta en todos los aspectos de la vida, y tenemos que aprender a relajarnos.

"La única solución es que nos pongamos las pilas y estemos en óptimas condiciones, física, mental y emocionalmente para enfrentar los retos que vienen".

Apuntó, con respecto a los casos más severos, donde se detecta que un paciente tiene una enfermedad crónica y se determina que requieren una atención especializada, se enfocan hacia el médico, el nutriólogo, el psicólogo y a su experiencia.

"No recomendamos el psiquiatra, salvo en casos extremos, porque eso ya ocupa medicamento. Nosotros tratamos de usar medicamentos, sino que el ser humano tiene todas las herramientas internas para estar sano".

Se le inquirió cómo lidiar con el estrés en lo individual, ya que parte del mismo es por cierre de negocios y el freno impuesto a los negocios involucrados con la reforma energética.

"Llevando una vida muy sana en todos los aspectos, en nuestros pensamientos, emociones, comiendo adecuadamente porque no nos damos cuenta que lo que comemos se refleja en nuestros estados de ánimo.

"Hidratándonos adecuadamente, haciendo ejercicio, tomando técnicas de meditación o relajación; todo eso que parece tan complicado, en realidad es un estilo de vida, un hábito que nos deberían enseñar desde que somos niños.

"Si lo aplicáramos desde la temprana edad, seríamos más productivos, estaríamos más enfocados, y haríamos mejor nuestro trabajo".