La mejor relación de la historia

Las inversiones van, vienen y se estrechan. México diversifica y se consolida como el sexto socio para España, mientras que los españoles ven en México una promesa de crecimiento.
Ángel Larraga es presidente de la Cámara de Comercio de España en México.
Ángel Larraga es presidente de la Cámara de Comercio de España en México. (Cortesía)

Como se ha podido percibir en los últimos años, es un hecho que la relación económica actual entre España y México es la mejor que se ha tenido en toda la historia, por lo menos en lo que a flujos representa.

Tradicionalmente y en términos de comercio e inversión, España ha mostrado un interés genuino por México, siendo su primer mercado de exportación de productos y el principal en inversión en América Latina. Esta relación se concreta con una inversión acumulada desde 1999 de más de 50,000 millones de dólares.

Además, México, que tradicionalmente se había internacionalizado solamente hacia el norte (Estados Unidos y Canadá), ha diversificado sus inversiones en los últimos años y acumula una inversión que sobrepasa los 20,000 millones de dólares en España, convirtiéndose en el sexto inversor en este país.

El nivel de consolidación de las inversiones españolas en México es todavía muy superior al de las inversiones mexicanas en España, pero las últimas grandes inversiones mexicanas en España y la tendencia que muestran, determinan una realidad en la que se tienen previsiones de una mayor y mejor consolidación no solo de las grandes empresas, sino también de Pymes mexicanas, que empiezan a ver España como un nuevo mercado objetivo.

Haciendo una comparativa de la evolución del número de empresas mexicanas que han recibido capital extranjero y capital español, se observa que el peso relativo de las empresas españolas en México ha crecido en los últimos años.

Asimismo, la llegada de empresas más pequeñas, Pymes, habla de un alto grado de madurez y consolidación de la inversión extranjera directa española en México, ya que se refleja mucho mejor el propio tejido empresarial español (predominan las Pymes) y el gran efecto de arrastre que han conllevado las grandes empresas sobre las medianas y pequeñas.

En cuanto a sectores, y observando la naturaleza de la inversión acumulada analizada anteriormente, encontramos que los principales sectores en inversión española en México son el financiero, las infraestructuras, el turismo, hotelería, el energético, el agroalimentario, el automotriz y metalmecánico, el de telecomunicaciones y TIC y el aeronáutico.

Hay sectores como el financiero, que han realizado grandes inversiones siendo pocas las empresas implicadas. Otros tradicionalmente similares son el sector de infraestructura o el energético y el de turismo. Sin embargo, a raíz de las reformas emprendidas en México en los sectores energético y de telecomunicaciones, estos mercados han supuesto un atractivo para empresas españolas de otras dimensiones y han redefinido las reglas del juego.

El sector energético, por ejemplo, es un sector liderado en México por empresas españolas en el que encontramos a grandes jugadores y a centenares de Pymes proveedoras del sector.

La Cámara Española de Comercio A.C. es una asociación civil sin ánimo de lucro reconocida oficialmente por el Estado Español y creada con el fin de fortalecer el desarrollo de las relaciones económicas y empresariales entre España y México, fomentando las inversiones y el intercambio comercial entre ambos países.

Día a día, exponemos, representamos y relacionamos a las empresas que forman parte de la Cámara, convirtiéndonos en el organismo español privado con mayor representatividad en México. 

Desde la Cámara, enfocamos sobre todo nuestros esfuerzos en la segunda etapa de internacionalización. O sea, cuando la empresa española ya ha llegado a México y necesita un mecanismo efectivo de penetración del mercado mexicano y de relación con las empresas e instituciones mexicanas. Y todas nuestras acciones van de la mano de la Oficina Comercial de la Embajada de España, con quienes compartimos objetivos.