• Regístrate
Estás leyendo: 'Escapan' de Surcorea 6.4 mil mdd de fondos
Comparte esta noticia
Viernes , 19.10.2018 / 06:48 Hoy

'Escapan' de Surcorea 6.4 mil mdd de fondos

Débil gobernanza en los corporativos y menguante competitividad industrial, principales preocupaciones entre los inversionistas.

Publicidad
Publicidad

El lanzamiento de un misil de Corea del Norte, no mucho tiempo después de su primera prueba de una bomba de hidrógeno, probablemente es el centro de la atención en la península coreana, pero la mayor preocupación para los inversionistas es la menguante competitividad industrial de Corea del Sur y su débil gobernanza corporativa.

Corea del Sur se convirtió en el principal objetivo de una reciente venta masiva en los mercados emergentes de Asia, generada por la ansiedad que desató la desaceleración de la economía china y la caída del petróleo. Los fondos globales retiraron 6 mil 400 millones de dólares de las acciones de Corea del Sur en los últimos tres meses, la mayor venta masiva entre las siete naciones asiáticas a las que le da seguimiento Bloomberg.

Las tensiones son altas sobre la dividida península, después de que Corea del Norte disparó un misil de largo alcance el domingo. Pero el efecto negativo de este alarde probablemente sea de poca duración, a pesar de la condena internacional.

“Los inversores extranjeros aprendieron la lección del pasado de que los crecientes riesgos geopolíticos en realidad presentan una oportunidad de compra”, dice Choi Kwang-wook, vicepresidente de Assetplus Investment.

Sin embargo, la disminución de las ganancias corporativas y los malos rendimientos para los accionistas pesan sobre el mercado, mientras que la debilidad de la moneda local —2.1 por ciento inferior en su paridad frente al dólar en lo que va del año— también disminuye el sentimiento de los inversores con posibles pérdidas por el tipo de cambio. El índice de referencia Kospi ha caído 2.2 por ciento en este 2016, ya que los inversionistas extranjeros se retiraron de las acciones coreanas por 37 días consecutivos desde principios de diciembre, la mayor racha de ventas en la historia del país.

La caída es más pequeña que en la mayoría de los otros países emergentes, ya que el mercado, que en gran medida se encuentra dentro de un rango desde 2011, tenía el apoyo de compradores institucionales nacionales, como los fondos de pensiones. Aun así, las fuertes ventas masivas extranjeras hicieron sonar las alarmas de que la economía coreana, que se impulsa con las exportaciones y creció más que la demanda china, tal vez pierde su brillo en medio de la desaceleración económica mundial.

“Claramente la economía pierde su ritmo de crecimiento, lo que significa que su atractivo para los inversionistas como mercado en desarrollo cayó un poco”, dice Bryan Song, director de investigación de Corea de Bank of America Merrill Lynch.

La economía creció apenas 2.6 por ciento el año pasado, la expansión más pequeña en tres años, y las exportaciones se redujeron 18.5 por ciento en enero, en su mayor caída desde 2009.

Los fabricantes más grandes del país advirtieron un año más difícil, ya que luchan por competir con los rivales chinos con mucho dinero y menores costos. Las utilidades netas de Samsung Electronics y Hyundai Motor cayeron 19 por ciento y 15 por ciento, respectivamente, el año pasado, lo que llevó a que sus acciones perdieran casi 20 y 15 por ciento.

“El entorno externo no es favorable para los fabricantes coreanos. Hay poco espacio para un crecimiento de ganancias este año”, dice Choi. “El yuan chino probablemente se deprecie, además de la debilidad del yen japonés, lo que hará que la vida sea más difícil”.

Frente a las fuertes salidas de los grandes fondos extranjeros, Seúl intenta mejorar el estatus del mercado para pasar de emergente a desarrollado, con el fin de atraer más capital de largo plazo. Tiene planes de introducir la llamada “cuenta global” y ampliar ligeramente las horas de operación del won para facilitarle a los inversores extranjeros operar en los mercados locales.

Pero los analistas se dividen entre los que consideran que habrá beneficios con la reclasificación pendiente del MSCI. Corea del Sur es el segundo mercado más importante del índice de mercados emergentes del MSCI, representa 15 por ciento de éste, pero su peso puede caer a solo 1.5 por ciento del índice de mercados desarrollados del MSCI si logra la reclasificación.

“No necesariamente es algo bueno para Corea. Gracias a su gran peso en el (índice) de mercados emergentes, los inversionistas buscaron a Corea”, dice Michael Na, estratega de Nomura. “Pero, si se incluye en el índice de mercados desarrollados, puede convertirse en un mercado donde los inversionistas internacionales pasen por alto para centrarse en mercados mucho más grandes”.

Na también duda que Corea merezca ese ascenso, dadas las quejas de largo tiempo de los inversores extranjeros sobre la insensibilidad de las empresas hacia el valor del accionista, el principal factor que redujo las valoraciones del mercado. Corea del Sur es uno de los mercados más subvaluados de la región, y tiene una relación de precio-ganancias previsto de 9.9 veces, mucho más bajo que la de Japón, de 14.3, 10.6 veces de China y 16.5 veces de la India, de acuerdo con Daishin Securities.

A pesar de esas bajas valoraciones, los analistas del mercado dicen que es poco probable que los inversionistas globales regresen pronto a Corea, desalentados con el panorama de deterioro económico y los malos rendimientos para los accionistas. Aunque las empresas locales se vuelven más generosas, con la presión del gobierno y los inversores extranjeros, la relación de pago de dividendos se encuentra en 19.3, el más bajo de cualquier gran economía de Asia.

A los inversores todavía les preocupa la deficiente gobernanza corporativa de los grupos chaebol (los grandes conglomerados en Corea del Sur que se encuentran en diferentes sectores y son de administración familiar) y los problemas regulatorios. Elliott Associates enfrenta sanciones por violación de las normas de divulgación después de que el fondo de cobertura estadunidense realizó el año pasado una campaña de alto perfil para bloquear la polémica fusión entre dos unidades de Samsung Group.

“Hay pocos avances en términos de gobernanza corporativa de los chaebol. Para muchos inversores extranjeros, Corea todavía es un mercado primitivo donde el activismo de los accionistas no funciona”, dice Na, y señala que continúan los injustos acuerdos entre grupos de los chaebol y la reestructuración de sucesión, que a menudo busca proteger los intereses de las familias fundadoras.

2.1%

Caída del won frente al dólar este año; el gobierno planea y ampliar las horas de operación de la moneda para inversores extranjeros

2.6%

Crecimiento de la economía de Corea del Sur en 2015, su peor desempeño en tres años; las importaciones cayeron 18.5% en enero

19%

Desplome de las utilidades netas de Samsung durante el año pasado; Hyundai registró una caída de 15% en el mismo lapso


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.