Por escándalos, los bancos británicos mantienen un bajo perfil en Navidad

Firmas de otras industrias sí tienen hechas reservaciones para eventos.
Oficinas de Deutsche Bank.
Oficinas de Deutsche Bank. (Toru Hanai/Reuters)

Después de un año de considerables multas, regulaciones más estrictas y bonos más pequeños, los habitantes de la Square Mile (la City) vuelven a evitar las grandes fiestas de Navidad, por lo que surge la pregunta de si los legendarios días de exceso decembrinos se fueron por siempre.

“Podemos hacer de nuevo fiestas de Navidad, pero de manera discreta”, dice un banquero de alto nivel de la City

La mayoría de los grandes bancos de la City han abandonado sus enormes fiestas corporativas desde la crisis financiera, cuando muchos eventos se fueron moderando o quedaron descartados por completo. Ninguna de las instituciones contactadas por Financial Times —incluyendo Barclays, Deutsche Bank y HSBC— dijo que tuvieran planeado reiniciarlas este año.

Pero para otras compañías que no quedaron atrapadas en los escándalos recientes, incluyendo las cadenas minoristas y los grupos de medios en el índice FTSE 100, el regreso tentativo del año pasado a un modo de fiesta parece que se está fortaleciendo. Las compañías de eventos informan un buen año para las reservaciones realizadas por una serie de empresas.

Diane Waldron, gerente de mercadotecnia y eventos de Honourable Artillery Company, dijo que el salón White Star Christmas Ball estaba reservado para todo diciembre. “Hay mucha más confianza (entre los clientes) que en años anteriores”, dijo.

“La gente está empezando a gastar de nuevo”, dijo Charlie Hepburn, director administrativo de Vivid Event Group. “Las empresas se dan cuenta que la gente que trabajó para ellos durante los tiempos difíciles llegaban temprano y salían tarde (por lo que) necesitan darles las gracias”.

Se invita a los socios nuevamente y hay suficiente demanda para la temporada como para extenderse a enero, una “función de invierno”, más inclusiva, dijo Hepburn, en lugar de un fiesta de Navidad. “Ya no basta con una cena de 25 libras por cabeza en el pub”.

Teresa-Anne Dunleavy, directora ejecutiva del organizador de fiestas Concerto Group, dijo que el énfasis “parece ser en preparativos más relajados que conduzcan a una noche de diversión”. Aún así, se estaba gastando mucho dinero en eventos hechos a la medida, por ejemplo, usando marcas y colores de las compañías como decoración o contratando artistas y oradores.

Y mejoran los menús. Uno de los clientes de Concerto solicitó callos de hacha de Escocia recolectadas por buzos y dijo que no había problema por el dinero, mientras que el filete de ternera y gallinas de guinea (o pintadas) desplazan al pollo y al pavo. Otra compañía solicitó jamaica para una fiesta de cocteles de champaña para mil invitados. “En Reino Unido no es temporada, por lo que es extremadamente difícil conseguirla y es muy cara”, dijo Dunleavy.

Damian Clarkson, director administrativo de The London Kitchen, que tiene un servicio de catering para los principales salones de fiestas, como Old Billingsgate y el Roundhouse, dijo que 2014 estaba resultando ser “constante en lugar de romper récords”.

Además de una o dos grandes fiestas de mil o más personas, incluyendo una para uno de los principales minoristas de Reino Unido en un lujoso centro nocturno de Londres, había “mucho entretenimiento en las casas, más variedad de eventos con puestos de comida y fiestas temáticas… es discreto, pero es un mercado totalmente diferente al de hace unos años”.

Sin embargo, los grandes bancos de inversión aparentemente todavía se muestran cautelosos para evitar el oprobio público, realizan fiestas más discretas para grupos más pequeños, a menudo a nivel de equipo, reservando un salón privado en un restaurante o incluso fiestas en casa en lugar de reservar todo el Museo de Historia Natural.

Dunleavy dijo: “Todavía no regresamos a las extravagancias de mediados de los 90, cuando un cliente nos solicitó si podíamos llenar la fosa de la Torre de Londres”, dijo. Hepburn estuvo de acuerdo. “Nunca va a ser como era antes”.

 3
Empresas de las que fueron consultadas por Financial Times, Barclays, Deutsche Bank y HSBC, no tenían planeados eventos