Hubo errores al otorgar crédito a empresas: Banorte

Pese a los descalabros, “consideramos que nuestro promedio de bateo es muy bueno”: Alejandro Valenzuela, director general del Grupo Financiero Banorte.
Habrá oportunidades gigantescas para invertir, considera el director del grupo financiero.
Habrá oportunidades gigantescas para invertir, considera el director del grupo financiero. (Octavio Hoyos)

México

Mexicana de Aviación, Comercial Mexicana y —más recientemente— las desarrolladoras de vivienda, Homex, Urbi y Geo son temas complicados para Grupo Financiero Banorte, dado que su relación con ellas le representó la pérdida de importantes sumas de dinero.

En entrevista con MILENIO, Alejandro Valenzuela, director general del grupo, dio un vistazo al pasado y aceptó lo complicado que es el manejo de riesgos en el otorgamiento de crédito, y aunque siempre se busca controlarlos, dijo que es momento de ser humildes y aceptar que se cometieron errores.

Se estima que solo el caso de las tres constructoras de vivienda ha repercutido en un impacto de 4 mil millones de pesos en las reservas crediticias de la entidad regiomontana, lo que, según dijo Valenzuela rumbo a la 77 Convención Bancaria, llevó a que su cartera de crédito vencida prácticamente se duplicara.

¿Qué enseñanzas dejan a Banorte los casos “La Cómer”, Mexicana y las desarrolladoras?

El manejo de riesgos es muy complicado, los bancos buscamos gerenciar el riesgo, pero muchas veces cometemos errores; ahora hay que ser muy humildes, pensábamos que algo iba a evolucionar de cierta manera y no fue el caso. Otras veces, lamentablemente, hay fraudes y engaños, bueno, eso significa que no se dieron los cuerpos de vigilancia y otras tantas hay malas coyunturas, como en 2009, cuando la economía se contrajo más de 6 por ciento y trajo muchas consecuencias y secuelas.

¿Cómo ha llevado Banorte el manejo de riesgos?

Cuidamos mucho los riesgos. Lo veo como en el beisbol un buen bateador es el que logra lo que llaman 300, no existe un 400; es decir, el que batea todas las pelotas no existe, a un bateador de vez en cuando lo van a ponchar, pero va a hacer más jugadas de las que va a perder; un banco tiene algo parecido, es fundamental que seamos muy buenos en dar créditos, y de vez en cuando vamos a tener descalabros, el tema es que los podamos manejar para generar confianza; entonces, nuestro promedio de bateo ha sido muy bueno.

¿Y en la banca en general?

Controlar riesgos es muy complicado y más cuando el plazo del crédito es muy largo, a veces me parece que hasta puede haber cierta irresponsabilidad, si damos un crédito a 30 años, qué elementos tenemos para dar certidumbre de que llegará a buen destino; por ello se requieren instituciones fuertes y sólidas que tengan elementos que administren en la medida de los posible los riesgos, pero a veces las cosas evolucionan de manera inesperada, por eso tenemos que ser muy cautos, cuidadosos y responsables.

Las reformas abrirán nuevos espacios, ¿por dónde irá Banorte?

Específicamente la energética trae posibilidades de inversión muy importantes, hay que esperar las leyes secundarias, pero habrá oportunidades gigantescas para invertir, sobre todo en shale, electricidad y petróleo, ello permitirá generar más productividad al aprovechar la capacidad instalada que tienen Pemex y la CFE.

¿Es necesario el estudio sobre competencia de la Cofece?

Lo primero es ver la fotografía del país, cuando uno compara lo que pasó en Estados Unidos con las leyes antimonopólicas, obviamente le pegó a las grandes empresas, pero al final se generó mayor competencia, el resultado para EU fue extraordinario, si eso lo hacemos en México pensando a 10 o 15 años y el nivel de competitividad se incrementa, ganamos todos como país, porque habrá mejores productos y precios. El sector está siendo analizado, pero es muy competitivo, cierto que hay problemas en algunos segmentos y esperaremos la deliberación para actuar, pero no nos preocupa porque somos un banco esmerado en crecer y no tenemos ninguna posición dominante.

Banorte bajó su estimado de crecimiento, ¿sigue confiado en la recuperación?

México pasa por un momento extraordinario, pese al lento crecimiento, las reformas son un hito que ayudará, pero en el mediano y largo plazo, no será de la noche a la mañana; se están discutiendo las leyes secundarias, vendrá la instrumentación y luego la inversión, ello generará certidumbre y abrirá campos que estaban cerrados, lo que se traducirá en mejores precios, productos y mayor actividad económica. México tiene una perspectiva favorable en por lo menos la próxima década, ha revolucionado sus finanzas públicas, tiene una inflación controlada y hay fundamentales económicos sólidos, por ello pensamos que, aunque se ha comenzado en cámara lenta, es como en los maratones: el chiste es el paso que dure al trote que canse.