Burocracia impide entrega de 180 fraccionamientos

El presidente de la CMIC, Tomás Galván, señaló que el problema se presenta desde la pasada administración, por lo que hay lugares en Torreón de manera irregular.

Torreón, Coahuila

Por trámites burocráticos a nivel municipal, no se han recibido más de 180 fraccionamientos por parte del municipio de Torreón.

Según Tomás Galván Camacho, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), esta situación se presenta desde la pasada administración municipal.

Aunque los constructores han cumplido con los requerimientos solicitados, señaló que los excesivos trámites perjudican la entrega al municipio, por lo que esperan que en corto plazo se entablen negociaciones con los nuevos funcionarios municipales, para agilizar la entrega de los desarrollos inmobiliarios, ubicados en distintos puntos de la ciudad.

Señaló que solicitarán al área de Urbanismo que se brinde orientación al usuario, ya que la atención y los tiempos de respuesta no fueron positivos.

"Como CMIC hemos solicitado que se dé agilidad a los trámites y que el personal de la dependencia haga su trabajo, pero más que un trato especial, pedimos que se dé un seguimiento preciso, ya que muchos de nuestros proyectos generan la actividad económica de la región", indicó.

Pocos avances en regularización

Galván Camacho recordó que hay trámites muy complejos, como la autorización de un fraccionamiento, que de dos meses el tiempo se prolonga hasta cuatro, por lo que es imposible planear y los procesos de inversión son imprecisos.

La CMIC ha mantenido pláticas al respecto con la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi), ya que no hay muchos avances en la regularización de fraccionamientos, hay desarrollos terminados que se encuentran de manera irregular, ya que legalmente no fueron entregados al municipio, por lo que continúa imprecisa la correspondencia jurídica de los servicios.

Tomás Galván Camacho, señaló que si los constructores ya cumplieron con la dotación de los servicios básicos, como alumbrado, vialidades, mantenimiento de parques y jardines, ya se debe entregar al municipio.

De acuerdo a la ley, una vez que se termina el fraccionamiento, el desarrollador tiene la obligación de darle mantenimiento, mientras que otros servicios como agua, acordonamiento, pavimentación y recolección de basura corresponden al municipio.

La situación tendrá que esperar

A pesar de que ya se planteó la problemática a la autoridad municipal, los constructores tendrán que esperar cierto tiempo, en lo que el personal retoma el trabajo en las nuevas instalaciones de la Presidencia de Torreón.

Aseguró que se ha ofrecido la capacitación del personal municipal, tanto de Urbanismo como de Obras Públicas, para brindarles el servicio que requieran.

De igual manera pidió que se considere a los constructores miembros de la CMIC, en las distintas obras que se pretenden consolidar en esta administración.