Falta de insumos ahorca ensambladoras en Venezuela

General Motors y Ford cuentan con materia prima para tan sólo 20 días, Chrysler espera llegar hasta mayo.
Planta de General Motors.
Planta de General Motors. (Reuters)

Caracas, Venezuela

Las ensambladoras de vehículos que operan en Venezuela se encuentran en serias dificultades ante la falta de insumos y trabajan muy por debajo de su capacidad instalada, informó hoy Osvaldo Sarmiento, vocero del sector obrero automotriz.

“Esta situación nos preocupa porque podría generar despidos masivos en la industria”, precisó Sarmiento, secretario general de la Asociación de Trabajadores Automotrices del central Estado Carabobo.

Sarmiento, en diálogo con Notimex, dijo que General Motors y Ford cuentan con materia prima para tan sólo 20 días, mientras que Chrysler espera llegar hasta mayo, “pero con una baja en la producción del 50 por ciento”.

Aseguró que entre el primer y segundo turno se ensamblaron 100 vehículos al día de los 230 carros que permite su capacidad instalada, es decir menos del 50 por ciento de lo que podría producir normalmente General Motors.

“No dispongo de la versión oficial sobre la cantidad de insumos en existencia, pero trabajadores del depósito aseguran que cuentan con insumos en los almacenes para 20 días, disponibles para el ensamblaje de dos mil 600 vehículos”.

Por otra parte, destacó que Ford está fabricando 60 unidades diarias “y aunque se requieren menos de dos mil 300 trabajadores para fabricar ese número de vehículos, el plantel en pleno fue convocado para reincorporarse a sus labores”.

“Esta situación nos preocupa porque podría derivar en despidos masivos de trabajadores, de agotarse la materia prima. Nada más contamos con material para ensamblar mil 400 automóviles y con este ritmo de producción los insumos se agotarán rápidamente”, previó.

Sarmiento refirió que Chrysler aplicó un plan especial de producción para rendir los insumos hasta mayo, y está trabajando en un sólo turno de lunes a jueves, para producir 20 carros semanales.

Aclaró que en todos los casos la causa es la misma: “la parálisis en la liquidación de las divisas en 2013 y 2014, impidió a las automotrices colocar nuevos pedidos de material de ensamblaje, y al agotarse los inventarios ocurrieron las paralizaciones forzosas”.

“Esperamos que esta vez el gobierno entregue las divisas a tiempo, de lo contrario más de seis mil trabajadores de las plantas ensambladoras del país podrían quedar en la calle”, señaló el dirigente obrero.