Hace falta una política de energías renovables más agresiva: AMDE

Israel Hurtado Acosta, presidente de la Academia Mexicana de Derecho Energético, expresó que faltan incentivos para aprovechar energías alternativas.

Monterrey

Actualmente, sólo uno por ciento del total de la electricidad de México es generado por energía eléctrica, lo que indica que el país se encuentra atrasado en desarrollo e implementación de energías renovables, coincidió Israel Hurtado Acosta, presidente de la Academia Mexicana de Derecho Energético (AMDE).

“Se espera que para 2025 se incremente el portafolio de energía renovable a un 35 por ciento, sin embargo esto es muy poca proyección, faltan más recursos, faltan más estímulos, faltan incentivos. Falta que no le pongan impuestos a la importación de paneles fotovoltaicos… En resumen, falta toda una política de energías renovables más agresiva”, aseguró Hurtado en entrevista con MILENIO Monterrey.

Y es que, en comparación con otros países, en donde se genera electricidad, México no ha aprovechado su posición privilegiada de contar con alta exposición al sol.

“No tienen tanta radiación solar y tienen mucho más impulso de este tipo de energía, como en países europeos… En términos generales, de energía renovable, muchos países alcanzan el 30 o 40 por ciento”, aseguró Hurtado Acosta tras participar en una mesa de trabajo de la Comisión de Energía en el Congreso del Estado.

Señaló que la proyección que se ha hecho por parte de las autoridades, de alcanzar en 10 años un 30 por ciento de utilización de energías renovables es un proyecto que buscaría alcanzar a dichos países en cuanto al tema.

Sin embargo, consideró que esa década dejará a México todavía más atrasado en la implementación de dichos recursos.

“De hecho, México llega tarde al tema de las energías renovables”, aseguró.

De igual manera, el presidente de la AMDE señaló que lo peor que puede suceder en los próximos meses y años, es que el país se sature de trabajadores y profesionales del sector energético originarios de otros países.

Y es que los actuales profesionales, consideró, no están todavía preparados para enfrentarse a los retos de la apertura energética que se está viviendo actualmente en México.

“Desafortunadamente, esto va a suceder en un principio, porque México no tiene la tecnología para explorar y extraer petróleo en aguas ultraprofundas, que es una tecnología que se compara con la aeroespacial. No tenemos la tecnología y seguramente llegarán empresas con sus propios ingenieros petroleros que tengan la capacidad y experiencia en esto”, apuntó.

“Hay que crear ingenieros, hay que fomentar el uso de tecnologías de este tipo y capacitar a la gente”, recomendó.

Pero no se trata sólo de ingenieros especializados en el sector de hidrocarburos o electricidad, sino de abogados que puedan responder ante las demandas de los privados y propietarios de terrenos que se verán envueltos en las discusiones que se avecinan.

“Los abogados de México no tenemos experiencia en contratos internacionales petroleros. Habrá que capacitarlos. Al principio que vengan y nos compartan sus conocimientos y experiencias es bueno, como con el tema de los petroleros… Pero que no se queden aquí y que no sean ellos los únicos que puedan ejercer la práctica”, comentó Hurtado Acosta.