Los chinos lideran compra y fusión de empresas en el orbe

El valor mundial de las operaciones en el primer trimestre fue de 682 mil mdd, de los cuales 101 mil mdd son de compañías de China.
Colin Banfield, director de fusiones y adquisiciones de Citigroup en Asia-Pacífico.
Colin Banfield, director de fusiones y adquisiciones de Citigroup en Asia-Pacífico. (Georgio Kefalas | AP)

Londres, Hong Kong y Nueva York

Las empresas chinas obtuvieron su mayor participación trimestral de fusiones y adquisiciones de la historia con las compras que realizaron compañías de China continental de sus rivales extranjeros, que representaron casi una sexta parte de los acuerdos en el mundo.

Lideradas por una gran cantidad de compradores agresivos y con vínculos políticos —como ChemChina, Dalian Wanda y Anbang Insurance—, las empresas chinas se convirtieron en una fuerza dinámica en la creación de acuerdos en una serie de sectores. La elección de las compañías objetivo también resalta el intento de China para atender a su creciente clase de consumidores, mientras hace frente a una fuerte caída en el mercado de valores y en las perspectivas de crecimiento económico.

Del valor total de la actividad global de 682 mil millones de dólares (mdd) en los primeros tres meses de 2016, los compradores chinos participaron con 101 mil mdd o 15 por ciento, de acuerdo con los datos de Thomson Reuters. En este nivel, el valor de los convenios chinos hacia el extranjero está a punto de eclipsar el récord anual anterior de 109 mil mdd registrado en todo 2015.

Colin Banfield, director de fusiones y adquisiciones de Citigroup en Asia-Pacífico, dijo: "El panorama mundial de fusiones y adquisiciones se transformó por la ola de acuerdos chinos en el extranjero en el primer trimestre de 2016".

El rápido crecimiento sorprendió a los negociadores de Occidente. A muchos de ellos el aumento los tomó por sorpresa y en privado las quejas son que los compradores chinos se encuentran entre los más frugales cuando se trata de pagar las comisiones bancarias.

Los asesores y analistas atribuyeron parte de ese auge a las preocupaciones más generales sobre la estabilidad del yuan, la moneda china, y sugirieron que la rapidez del aumento en el número de acuerdos de alguna manera se asemeja a una fuga de capitales.

Pero, al mismo tiempo, los negociadores dicen que los compradores chinos mejoraron su credibilidad en las negociaciones. Recibieron la ayuda de gran cantidad de créditos fáciles de los bancos estatales de China, que todavía siguen ansiosos por aprobar préstamos por activos que a menudo se consideran más seguros que los que se encuentran en China, debido a la desaceleración de la economía nacional.

Los acuerdos en el trimestre incluyeron la mayor adquisición jamás hecha por parte de un grupo chino de empresa extranjera, cuando ChemChina, el fabricante de productos químicos, llegó a un acuerdo de 43 mil 800 mdd exclusivamente en dinero para comprar la empresa de agronegocios suiza Syngenta.

La fuerte realización de acuerdos de empresas chinas alivió una fuerte desaceleración en el total de actividades de fusiones y adquisiciones, que sufrieron por una fuerte caída de 57 por ciento de un trimestre a otro, después de que las transacciones de los últimos tres meses de 2015 alcanzaron un valor sin precedente de mil 600 billones de dólares. En términos anuales, la caída en el valor de los acuerdos del primer trimestre fue de 14 por ciento.

La actividad de fusiones y adquisiciones de EU bajó de manera más marcada: el valor de los acuerdos por 256 mil 600 millones de dólares representó una caída de 29 por ciento en comparación con el año anterior y se ubicó en el nivel más bajo de cualquier trimestre en casi dos años. En Europa la actividad aumentó ligeramente, con un valor de 181 mil 600 mdd.

"El gran volumen de los acuerdos chinos destaca la fuerte caída en la actividad de las fusiones y adquisiciones", dijo Alain Klein, socio de Simpson Thacher & Bartlett. "Las empresas chinas tienen una mayor participación en el volumen total, simplemente porque hubo menos acuerdos a escala mundial. Es sorprendente ver la caída de la actividad en Estados Unidos. Puede ser totalmente natural después del frenesí del año pasado, pero todavía es notable".

Roy Kabla, director de telecomunicaciones, medios y tecnología para Europa de Nomura, dijo: "Los acuerdos tal vez parezcan agresivos para los estándares occidentales. Pero muchos compradores chinos todavía disfrutan de un costo de capital relativamente atractivo en comparación con los participantes occidentales y pueden aprovechar estos activos frente al creciente de la clase de consumidores... Dalian Wanda es un ejemplo interesante de esa dinámica en los sectores de cine y deportes".

Wanda, un conglomerado de bienes raíces y ocio, compró Legendary Entertainment, la compañía de medios con sede en California, responsable de las exitosas películas The Dark Knight (El caballero oscuro) y Mundo Jurásico, por 3 mil 500 millones de dólares, al igual que el grupo cinematográfico estadunidense Carmike Cinemas por mil 100 millones de dólares en el trimestre.

"China compra lo que quiere en lugar de solo lo que necesita", dijo Stephen Williams, director de financiamiento de capital para la región Asia-Pacífico de HSBC. "Esto llevó a una tendencia mucho más amplia en las adquisiciones de firmas externas, donde las compañías privadas se unieron a las empresas estatales para fijar sus objetivos en activos en el extranjero".

Las empresas chinas también se volvieron más audaces al intervenir en negociaciones acordadas. La más notable, cuando un consorcio de inversionistas liderados por Anbang Insurance, un grupo chino de gestión de riqueza, emprendió una guerra de ofertas de 14 mil mdd contra Marriott International para adquirir la cadena de hoteles Starwood Hotels & Resorts.