Menos empresas invierten en innovación y desarrollo

La proporción a escala mundial fue de 18% en el primer trimestre del año, la cifra más baja desde 2010, cuando llegó a 31%.
Los niveles de exportaciones muestran tendencia a la baja.
Los niveles de exportaciones muestran tendencia a la baja. (Athit Perawongmetha/Reuters)

Los planes de las empresas para invertir en investigación y desarrollo se encuentran en su nivel más bajo en seis años, de acuerdo con entrevistas realizadas a directores de alto nivel de 2 mil 500 empresas en 36 economías.

La investigación, que realizó Grant Thornton, sugiere que la caída se nota en especial en las grandes economías —Estados Unidos, Alemania y Japón— y en los sectores de fabricación de alta capacitación.

En EU, 11 por ciento de las empresas espera aumentar su gasto en investigación y desarrollo en los próximos 12 meses —un mínimo en tres años—; 13 por ciento de las japonesas —un mínimo en 18 meses—; y solo 6 por ciento de las compañías alemanas. Este es el nivel más bajo desde 2010, cuando la investigación empezó a realizarse trimestralmente en lugar de anualmente.

Ed Nusbaum, director ejecutivo global de Grant Thornton, dijo: “Al tener en cuenta que la investigación y desarrollo es la base de la innovación futura, es preocupante ver que los planes de las empresas mundiales son tan bajos. La última situación a la que se quiere enfrentar una firma es tener que ponerse al día en innovación”.

La investigación sugiere que la proporción de empresas a escala mundial que tienen planes de aumentar sus gastos de investigación y desarrollo fue de 18 por ciento neto en el primer trimestre de 2016, la cifra más baja desde 2010, una fuerte caída en comparación con 31 por ciento del mismo periodo de ese año.

Los resultados se presentan en un panorama de mercados financieros frágiles, volatilidad de los precios del petróleo y la incertidumbre política.

“A finales del mes pasado, el Fondo Monetario Internacional advirtió a los países desarrollados que su crecimiento a largo plazo va a depender del aumento de la inversión en investigación y desarrollo”, dijo Nusbaum.

“Esos países necesitan con urgencia enfrentar la baja productividad que frena su progreso, y una forma de lograrlo es un impulso continuo para una mayor innovación”.

Thornton dijo que la proporción de empresas que esperan aumentar las exportaciones cayó a 13 por ciento en el primer trimestre, en comparación con 21 por ciento hace un año. Las empresas de los países con mayor nivel de comercio del mundo, entre ellas Alemania, con 22 por ciento; Estados Unidos, 8; Rusia, 5; China, 4, y Japón, 1 por ciento, registraron algunos de los niveles más bajos de expectativas.

Sin embargo, las dificultades para acceder al financiamiento —una de las principales quejas de las empresas europeas durante la crisis financiera— parece que disminuyeron. El balance de las firmas en todo el mundo que citan la escasez de financiamiento como una importante restricción cayó ligeramente en el primer trimestre, a 19 por ciento.

“Lo que desconcierta aquí es que, si bien las bajas tasas de los bancos centrales en todas las economías desarrolladas significan que las empresas están dispuestas a endeudarse más fácilmente, esto no se traduce en inversión para el crecimiento futuro. Claramente, un fácil acceso al financiamiento no es suficiente para incentivar la inversión en investigación y desarrollo de las empresas”, dijo Nusbaum.

Entre enero y febrero de 2016 se entrevistaron a más de 2 mil 500 directores ejecutivos, directores generales, presidentes y otros ejecutivos de alto nivel de todos los sectores de la industria.

11%

Parte de las empresas de EU que espera elevar su inversión en desarrollo