• Regístrate
Estás leyendo: Empresas de EU bloquean servicios a grupos de odio
Comparte esta noticia
Miércoles , 12.12.2018 / 04:53 Hoy

Empresas de EU bloquean servicios a grupos de odio

El rechazo de las firmas a supremacistas también abre el debate sobre la libertad de expresión ante la violencia en Virginia.

Publicidad
Publicidad

Empresas estadunidenses bloquean a grupos de odio servicios clave como pagos, ciberseguridad y redes sociales tras la violencia en Charlottesville, a pesar de cuestionamientos sobre las consecuencias para la libertad de expresión.

Los líderes de pagos y tarjetas de crédito, MasterCard, American Express, Discover Financial Services y Visa, se unieron a las firmas de Silicon Valley Twitter y Cloudflare en el más reciente intento de bloquear el acceso a fondos e internet a neonazis.

Varias compañías de pagos agregaron que la prohibición al uso de sus servicios no se debía a que los clientes expresaban puntos de vista ofensivos, sino a que violaron los términos de servicio o incitaban a la violencia.

Discover señaló que “a la luz de los acontecimientos recientes” pondrá fin los acuerdos comerciales con grupos de odio por la violencia que incitaban sus puntos de vista.

MasterCard anunció que cerraba “el uso de nuestras tarjetas en sitios que creemos incitan a la violencia”.

American Express afirmó que revisaba los sitios web que activistas les dijeron prestaran atención y que tomará las “medidas apropiadas”.

Visa advirtió que “varios sitios que revisamos participaron en actividades ilegales o no cumplieron con la políticas de uso aceptable de los emisores. PayPal también bloqueó la transferencia de dinero a sitios web que violan sus políticas, ya que promueven “el odio, la violencia o la intolerancia racial”.

Las firmas de pagos se encontraban bajo la presión de activistas como Rashad Robinson, director ejecutivo de Color of Change, quien dijo que “ganaban cientos de miles de dólares al procesar las tarifas de estos grupos racistas y literalmente lucran con el odio y el asesinato”.

Apple retiró su apoyo a un puñado de sitios supremacistas que utilizaron sus servicio de pagos en línea para vender mercancía como camisetas y calcomanías con logotipos y lemas nazis.

La directiva de Apple Pay declaró que “no deben incorporar a esta firma en un sitio web que promueve el odio, la violencia o la intolerancia racial, la edad, el género, la identidad de género, etnia, religión o la orientación sexual”. Mientras que la App Store del iPhone también prohíbe varios tipos de “contenido indeseable”.

Tim Cook, director ejecutivo de Apple, se apresuró a condenar la violencia del fin de semana pasado en Charlottesville y tuiteó el lunes por la mañana: “Ya hemos visto antes el terror de la supremacía blanca y la violencia racista. Es una cuestión moral, un afrenta a EU. Todos debemos estar en contra”.

También en Silicon Valley, Twitter y Cloudflare se unieron al esfuerzo de la industria de tecnología para bloquear de internet el sitio neonazi The Daily Stormer.

El sitio publicó un artículo ofensivo sobre la mujer que murió en Charlottesville, Virginia, a causa de la violencia nacionalista blanca el fin de semana. La plataforma de mensajes con sede en San Francisco, al parecer, suspendió varias cuentas que se relacionan con el sitio web como @dailystormer y @dailystormers, pero no respondió a la solicitud de comentarios.

Cloudflare puso fin a sus negocios con el sitio, al cual protegía contra los ataques distribuidos de denegación de servicios que se diseñaron para sacarlo de línea.

Matthew Prince, jefe de Cloudflare, dijo que también le preocupan las consecuencias de la peligrosa decisión que tomó al abandonar el sitio. Le preocupa que esto pueda tener como resultado acciones de “justicia de vigilantes”, en las que hackers inicien ataques porque nadie protegerá ciertos sitios; se pregunta si eso hace que su empresa sea más vulnerable a la presión del gobierno para tumbar el sitio.

El final, Prince decidió eliminar la página después de que un comentarista de Daily Stormer afirmó que Cloudflare era “uno de nosotros” y no quería que pareciera que la compañía simpatiza con los lectores del sitio neonazi. “No podemos permanecer neutrales después de estas afirmaciones de apoyo secreto de Cloudflare”, dijo en una publicación en su blog.

Las tecnológicas siguieron el ejemplo de Go Daddy, el registro de dominios más grande, que eliminó el sitio. Daily Stormer más tarde trató de cambiar a Google Domains, pero Google dijo que no lo albergará porque representa una “incitación a la violencia”.

Daily Stormer se transfirió a un nombre de dominio ruso, pero no se puede localizar, probablemente porque ya no tiene protección contra ataques de los hackers que tratan de sacarlo de línea.

Facebook y Reddit eliminaron varios grupos de nacionalistas blancos, mientras que Spotify, el servicio de streaming de música, borró canciones de “bandas de odio”, de acuerdo a la clasificación de Southern Poverty Law Center.

Sin embargo hay personas que creen que las tecnológicas exceden su papel al prohibir de manera efectiva los sitios de internet. Nate Cardozo, abogado senior de registro de Electronic Frontier Foundation, un grupo sin fines de lucro que defiende privacidad digital y la libertad de expresión en línea, dijo que hay una diferencia entre la decisión que toma Facebook sobre qué contenido viola las políticas en su jardín cerrado y la de los proveedores de infraestructura de “desconectar el cable”.

“Si un proveedor de internet quiere negarme la oportunidad de leer un discurso ofensivo como Daily Stormer, es un problema”, dijo. “No parece haber dudas de que Daily Stormer alojaba contenido ilegal, contenido terrible. Deberíamos poder verlo y rechazarlo”.

Información adicional de Tim Bradshaw en Los Ángeles.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.