Reclaman bancos 1.3 mil mdd al “rey de los buenos ratos”

India suspende el pasaporte de Vijay Mallya.
Se desconoce el paradero del empresario.
Se desconoce el paradero del empresario. (Shutterstock)

Nueva Delhi

El gobierno de India le suspendió el pasaporte del barón de las bebidas Vijay Mallya, después de que el magnate de altos vuelos no se presentó en repetidas ocasiones a un interrogatorio sobre un presunto caso de corrupción que se relaciona con su extinta aerolínea.

Mallya se encuentra inmerso en una amarga batalla con los bancos locales por deudas sin pagar por un valor de mil 300 millones de dólares, después de que quebró Kingfisher Airlines hace cuatro años. El mes pasado salió de India con dirección a Reino Unido justo cuando los acreedores apelaban ante los tribunales para evitar que viajara al extranjero.

Conocido como el “rey de los buenos ratos”, Mallya es famoso por organizar fiestas glamorosas con las estrellas de Bollywood y era un héroe para los jóvenes de India, quienes admiraban su vida de lujos sin remordimientos. Pero ahora Mallya es una figura denigrada a quien se le considera un símbolo de los dueños de empresas altamente endeudadas, que viven con lujos a pesar de que sus empresas no pagan sus deudas de miles de millones de dólares que tienen con los bancos de propiedad estatal.

El Directorio de Ejecución de India, organismo que investiga los delitos financieros, convocó a Mallya en tres ocasiones para interrogarlo en relación con los préstamos pendientes de Kingfisher Airlines. Mallya no asistió a ninguno de los citatorios.

Como miembro de la Cámara alta del Parlamento de I ndia, Mallya viajaba con pasaporte diplomático. Nueva Delhi dijo ayer que se suspendió su pasaporte por cuatro semanas y que se revocará oficialmente, a menos de que ofrezca una razón convincente en una semana para que se le pueda reinstaurar.

Un portavoz de Mallya dijo que el empresario, cuyo paradero no se conoce públicamente, no tiene comentarios.

La suspensión de su documento de viaje es el intento más reciente del gobierno de India para presionar a Mallya en medio del creciente descontento público por las deudas no pagadas de Kingfisher Airlines.

Mallya trató de llegar a un acuerdo con los bancos para arreglar el caso, pero la semana pasada los bancos se negaron a la oferta del pago por la mitad de la deuda pendiente.

Kingfisher Airlines era popular entre los consumidores pero nunca logró ser rentable. Se cree que Mallya inyectó dinero de United Spirits, su empresa de bebidas, en la línea aérea antes de su colapso. Con el tiempo vendió su lucrativo negocio de licores a Diageo.

También presionó a Nueva Delhi para liberalizar las normas de inversión extranjera para que esto le permitiera vender una participación de Kingfisher a una aerolínea extranjera y con esto obtener nuevo capital, pero el gobierno cambió la política después del quiebre de la línea aérea.

4

Años desde la quiebra de la línea aérea de Vijay Mallya, Kingfisher Airlines, una empresa popular, pero que nunca logró ser rentable

3

Citatorios del Directorio de Ejecución de India que Mallya ignoró; buscan interrogarlo sobre préstamos pendientes a Kingfisher Airlines